/ domingo 21 de febrero de 2021

¡No me ocupa!

En el país de los feminicidios donde las estadísticas de la Secretaria de Salud muestran que cada 4 minutos se viola a una niña o mujer, no me ocupa la violencia ni los violadores, ni las desaparecidas como Karen Berenice de Matamoros, me ocupa saber que a las violadas y secuestradas se les haya tratado como basura, me ocupa que la tortura no se castigue y que los últimos suspiros de mucha gente sean suspiros con dolor.

Me ocupa y hace ruido la indiferencia de la gente y, sobre todo, la negligencia de las autoridades quien con un ¨Ya Chole¨ se lavan las manos sin dejar de cacarear la famosa no corrupción. No me ocupa que se culpe de todo a los civiles y se justifiquen las manchas del ejército con esa perorata, me ocupa que nuestro amado ejército se juzgue por los menos y se cubra a esos menos No me ocupan y menos me preocupan las quejas de los deshonestos o de la gente sin escrúpulos, tampoco me ocupan los ladrones ni me ocupa la deshonestidad vestida de falsa santidad, No me ocupa la falta de vacunas, me ocupa que ni yendo a bailar a Chalma evitamos el desorden que existe para su entrega, me ocupa la mala decisión al vacunar en lugares remotos y no sitios poblados para controlar la propagación, no me ocupa la falta de planeación ni la falta de cartilla de vacunación y seguimiento, me importa que estas decisiones sean políticas y no científicas, ya que la ciencia y la política son independientes, no me ocupa saber que en Cd de Mexico hay gente que hace cola durante horas para obtenerla, lo que me ocupa es la falta de empatía y compasión de sus autoridades hacia quienes esperan y tras la larga espera salga la autoridad diciendo: ¨no hay¨ como si nada, por lo que no me ocupa el coronavirus, me ocupa el dolor de tantas familias y la voz silenciosa de quienes se fueron luchando contra la enfermedad sin encontrar ayuda por parte de quienes dicen ¨primero los pobres y todo está controlado¨.

No me ocupa que la reforma eléctrica se haya aprobado con la caca llaca de rescatar la soberanía energética del país, me ocupan las consecuencias devastadoras de esta reforma y el aumento en el costo de luz para ricos y pobres.

No me ocupa la ignorancia de los actuales candidatos para obtener curules, me ocupa que quienes creemos en el valor del estudio, del trabajo y del esfuerzo no alcemos la voz ante tanta atrocidad y en un descuido, hasta se vote por ellos, no me ocupan las elecciones, porque la apatía de la oposición es aplastante y vergonzosa, me ocupa su indiferencia. Como veo que cada vez que me ocupa mi país observo inconsciencia en él, me ocupa que se convierta en un pueblo despierto que esté consciente, pues la consciencia y la libertad conducen necesariamente a la democracia, donde esos valores faltan se puede manipular a la gente y, la tranquilidad de los ciudadanos, ante tanta confusión, se pierde.

La libertad es poder usar tu tiempo para ser feliz, porque la vida se escapa y se va minuto a minuto, hay que darle contenido a la vida y orientación para apoyar a nuestro país, tú eres el autor del camino de tu propia vida y de México, el contenido va a ser lo que hagas en vida porque al partir, no queda ni el aliento ni el recuerdo, hay que transformar el mundo yendo livianos de equipaje para no gastar tiempo de vida inútilmente en dichos y no en hechos, la vida se gasta o se vive, es miserable gastar la vida sin disfrutar de libertad, en este nuestro país no hay imposibles, lo imposible cuesta un poco más y en México será posible si todos nos unimos por un verdadero proyecto de país, derrotados son aquellos que bajan los brazos; siempre tenemos fuerza para levantarnos y empezar la vida, debemos dar para tener, no se puede vivir en la vida con rencor , quienes viven asi crean caos, por eso, nuestras autoridades deberán empezar a cargar con sus cicatrices y la mochila que les tocó vivir para tener memoria y no repetir lo mismo, nosotros como ciudadanos aprendamos con la historia de lo que nos pasó y hemos vivido para cambiar nuestro destino dejando muinas para actuar y no hablar solamente, valoremos lo que tenemos como país para no dejarlo ir en manos de quienes no lo valoran, mientras escribimos nuestra vida y la del país con hechos, espero sus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias.

En el país de los feminicidios donde las estadísticas de la Secretaria de Salud muestran que cada 4 minutos se viola a una niña o mujer, no me ocupa la violencia ni los violadores, ni las desaparecidas como Karen Berenice de Matamoros, me ocupa saber que a las violadas y secuestradas se les haya tratado como basura, me ocupa que la tortura no se castigue y que los últimos suspiros de mucha gente sean suspiros con dolor.

Me ocupa y hace ruido la indiferencia de la gente y, sobre todo, la negligencia de las autoridades quien con un ¨Ya Chole¨ se lavan las manos sin dejar de cacarear la famosa no corrupción. No me ocupa que se culpe de todo a los civiles y se justifiquen las manchas del ejército con esa perorata, me ocupa que nuestro amado ejército se juzgue por los menos y se cubra a esos menos No me ocupan y menos me preocupan las quejas de los deshonestos o de la gente sin escrúpulos, tampoco me ocupan los ladrones ni me ocupa la deshonestidad vestida de falsa santidad, No me ocupa la falta de vacunas, me ocupa que ni yendo a bailar a Chalma evitamos el desorden que existe para su entrega, me ocupa la mala decisión al vacunar en lugares remotos y no sitios poblados para controlar la propagación, no me ocupa la falta de planeación ni la falta de cartilla de vacunación y seguimiento, me importa que estas decisiones sean políticas y no científicas, ya que la ciencia y la política son independientes, no me ocupa saber que en Cd de Mexico hay gente que hace cola durante horas para obtenerla, lo que me ocupa es la falta de empatía y compasión de sus autoridades hacia quienes esperan y tras la larga espera salga la autoridad diciendo: ¨no hay¨ como si nada, por lo que no me ocupa el coronavirus, me ocupa el dolor de tantas familias y la voz silenciosa de quienes se fueron luchando contra la enfermedad sin encontrar ayuda por parte de quienes dicen ¨primero los pobres y todo está controlado¨.

No me ocupa que la reforma eléctrica se haya aprobado con la caca llaca de rescatar la soberanía energética del país, me ocupan las consecuencias devastadoras de esta reforma y el aumento en el costo de luz para ricos y pobres.

No me ocupa la ignorancia de los actuales candidatos para obtener curules, me ocupa que quienes creemos en el valor del estudio, del trabajo y del esfuerzo no alcemos la voz ante tanta atrocidad y en un descuido, hasta se vote por ellos, no me ocupan las elecciones, porque la apatía de la oposición es aplastante y vergonzosa, me ocupa su indiferencia. Como veo que cada vez que me ocupa mi país observo inconsciencia en él, me ocupa que se convierta en un pueblo despierto que esté consciente, pues la consciencia y la libertad conducen necesariamente a la democracia, donde esos valores faltan se puede manipular a la gente y, la tranquilidad de los ciudadanos, ante tanta confusión, se pierde.

La libertad es poder usar tu tiempo para ser feliz, porque la vida se escapa y se va minuto a minuto, hay que darle contenido a la vida y orientación para apoyar a nuestro país, tú eres el autor del camino de tu propia vida y de México, el contenido va a ser lo que hagas en vida porque al partir, no queda ni el aliento ni el recuerdo, hay que transformar el mundo yendo livianos de equipaje para no gastar tiempo de vida inútilmente en dichos y no en hechos, la vida se gasta o se vive, es miserable gastar la vida sin disfrutar de libertad, en este nuestro país no hay imposibles, lo imposible cuesta un poco más y en México será posible si todos nos unimos por un verdadero proyecto de país, derrotados son aquellos que bajan los brazos; siempre tenemos fuerza para levantarnos y empezar la vida, debemos dar para tener, no se puede vivir en la vida con rencor , quienes viven asi crean caos, por eso, nuestras autoridades deberán empezar a cargar con sus cicatrices y la mochila que les tocó vivir para tener memoria y no repetir lo mismo, nosotros como ciudadanos aprendamos con la historia de lo que nos pasó y hemos vivido para cambiar nuestro destino dejando muinas para actuar y no hablar solamente, valoremos lo que tenemos como país para no dejarlo ir en manos de quienes no lo valoran, mientras escribimos nuestra vida y la del país con hechos, espero sus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 28 de febrero de 2021

Concordia, siempre

Tere Derbéz B

domingo 21 de febrero de 2021

¡No me ocupa!

Tere Derbéz B

domingo 14 de febrero de 2021

Dos cosas infinitas

Tere Derbéz B

domingo 10 de enero de 2021

Carpe Diem

Tere Derbéz B

Cargar Más