/ domingo 10 de noviembre de 2019

¿Ni qué decir?

Hay casos como los vividos últimamente en mi país en que ¡Ni qué decir¡ Qué se puede decir a unos niños masacrados, quemados, asesinados con una brutalidad increíble

Qué decir a tres familias que perdieron a sus madres de manera brutal, Qué decir a un niño de trece años que ante la brutalidad tuvo la entereza para sacar y salvar a sus seis hermanos, Qué decir a un gobierno que no solo no esta haciendo lo que le corresponde y a quien le sobran oídos sordos por lo que todas las palabras resultan necias, no sé y poco importa el porqué de los hechos, porque la otra dimensión del crimen se torna brutal ante los ojos de cualquier persona que tenga un mínimo de decencia y compasión; que esto nos puso en evidencia ante los ojos del mundo, ni duda nos queda, que este es el segundo acontecimiento conocido pública y mundialmente del resultado de ¡amor y paz¡ tampoco duda nos queda, que el país no cesa de sufrir agravios y los mexicanos, de lengua nos comemos un plato, tampoco me queda duda, que nos encontramos ante una larga cadena de horrores que nos hace no encontrar el lenguaje apropiado para describirlo, tampoco tengo duda y mientras hay quienes se regocijan y demuestran su poderío, yo me pregunto, ¿en qué punto se perdió la cordura y la compasión al prójimo?, ¿qué mente perversa puede hacer daño de manera tan brutal a niños y bebés inocentes?, ¡cuántas muertes más se van a reunir para comprender que no siempre funcionan los abrazos¡ pues esos acontecimientos fueron hechos que trascendieron más allá de fronteras y mares, sin embargo hay otros que tal vez, por no afectar intereses o personajes extranjeros no dejan de trascender entre nosotros, porque nada justifica que mueran niños en la Sierra de Chihuahua o en Hermosillo por falta de medicamentos y suministros a los hospitales del país por falta de atención del Gobierno Federal, ¿hasta cuándo los encapuchados podrán seguir haciendo desmanes y dañando negocios y monumentos como el ocurrido esta semana en la Facultad de Derecho de la UNAM? y ahora resulta que la oficina de Derechos Humanos perdió su independencia, por lo que gracias a Morena y al presidente y su séquitohoy decimos adiós a la libertad que la Comisión mexicana de Derechos Humanos tenia, ¿hasta cuándo los mexicanos dejaremos de ser quejumbroso y tomaremos acciones reales? ¿Qué fondo tenemos que tocar para reaccionar? ¿Hasta cuándo quienes aun son fans de la cuarta transformación podrán percibir que el poder solo cambio de nombre? Otros nombres encubriendo las mentiras o las verdades contadas según la realidad de quienes la viven y de quienes la narran sin vivirlas en carne propia, personajes que consienten la barbarie y quieren combatirla con amor y paz, ¿hasta cuándo reaccionarán quienes ya perdieron su oportunidad mínima a la salud, educación y tantas cosas más, porque se suspendió el Seguro popular, porque se impuso nuevo impuesto al ahorro, por tantas falsas esperanzas que ahora vueltas realidad laceran al pueblo?, ¡a quienes más lo necesitan¡. ¿A qué nivel de horror debemos llegar? ¡Cómo aliviar la rabia acumulada ¡¿Hasta cuándo seguirán aceptando humillaciones nuestros integrantes de las fuerzas armadas? ¡Cómo superar tanto sufrimiento ¡¿Cómo evitar que nuestros mexicanos sigan emigrando por falta de modus vivendi? No lo sé, lo único que se es que en este momento mi México duele, duele por tanto dolor, tanta humillación, tanto sufrimiento, duele por tanto desconocimiento y burla de quienes nos gobiernan, duele por las mujeres vejadas y anuladas de manera violenta en familia, en el trabajo y en su diario caminar.

Por eso y por lo más, esa gente buena que camina diariamente a ganarse el pan nuestro de cada día ama a Mèxico como yo amo a mi México entre una profunda tristeza esperando que llegue la justicia a quienes no tenemos voz y mientras usted digiere todos los acontecimientos incluyendo lo último en Cd Juárez, yo rezo, ya que no tengo otra opción y espero sus comentarios.

angeldesofia@yahoo.com.mx

Gracias,

Hay casos como los vividos últimamente en mi país en que ¡Ni qué decir¡ Qué se puede decir a unos niños masacrados, quemados, asesinados con una brutalidad increíble

Qué decir a tres familias que perdieron a sus madres de manera brutal, Qué decir a un niño de trece años que ante la brutalidad tuvo la entereza para sacar y salvar a sus seis hermanos, Qué decir a un gobierno que no solo no esta haciendo lo que le corresponde y a quien le sobran oídos sordos por lo que todas las palabras resultan necias, no sé y poco importa el porqué de los hechos, porque la otra dimensión del crimen se torna brutal ante los ojos de cualquier persona que tenga un mínimo de decencia y compasión; que esto nos puso en evidencia ante los ojos del mundo, ni duda nos queda, que este es el segundo acontecimiento conocido pública y mundialmente del resultado de ¡amor y paz¡ tampoco duda nos queda, que el país no cesa de sufrir agravios y los mexicanos, de lengua nos comemos un plato, tampoco me queda duda, que nos encontramos ante una larga cadena de horrores que nos hace no encontrar el lenguaje apropiado para describirlo, tampoco tengo duda y mientras hay quienes se regocijan y demuestran su poderío, yo me pregunto, ¿en qué punto se perdió la cordura y la compasión al prójimo?, ¿qué mente perversa puede hacer daño de manera tan brutal a niños y bebés inocentes?, ¡cuántas muertes más se van a reunir para comprender que no siempre funcionan los abrazos¡ pues esos acontecimientos fueron hechos que trascendieron más allá de fronteras y mares, sin embargo hay otros que tal vez, por no afectar intereses o personajes extranjeros no dejan de trascender entre nosotros, porque nada justifica que mueran niños en la Sierra de Chihuahua o en Hermosillo por falta de medicamentos y suministros a los hospitales del país por falta de atención del Gobierno Federal, ¿hasta cuándo los encapuchados podrán seguir haciendo desmanes y dañando negocios y monumentos como el ocurrido esta semana en la Facultad de Derecho de la UNAM? y ahora resulta que la oficina de Derechos Humanos perdió su independencia, por lo que gracias a Morena y al presidente y su séquitohoy decimos adiós a la libertad que la Comisión mexicana de Derechos Humanos tenia, ¿hasta cuándo los mexicanos dejaremos de ser quejumbroso y tomaremos acciones reales? ¿Qué fondo tenemos que tocar para reaccionar? ¿Hasta cuándo quienes aun son fans de la cuarta transformación podrán percibir que el poder solo cambio de nombre? Otros nombres encubriendo las mentiras o las verdades contadas según la realidad de quienes la viven y de quienes la narran sin vivirlas en carne propia, personajes que consienten la barbarie y quieren combatirla con amor y paz, ¿hasta cuándo reaccionarán quienes ya perdieron su oportunidad mínima a la salud, educación y tantas cosas más, porque se suspendió el Seguro popular, porque se impuso nuevo impuesto al ahorro, por tantas falsas esperanzas que ahora vueltas realidad laceran al pueblo?, ¡a quienes más lo necesitan¡. ¿A qué nivel de horror debemos llegar? ¡Cómo aliviar la rabia acumulada ¡¿Hasta cuándo seguirán aceptando humillaciones nuestros integrantes de las fuerzas armadas? ¡Cómo superar tanto sufrimiento ¡¿Cómo evitar que nuestros mexicanos sigan emigrando por falta de modus vivendi? No lo sé, lo único que se es que en este momento mi México duele, duele por tanto dolor, tanta humillación, tanto sufrimiento, duele por tanto desconocimiento y burla de quienes nos gobiernan, duele por las mujeres vejadas y anuladas de manera violenta en familia, en el trabajo y en su diario caminar.

Por eso y por lo más, esa gente buena que camina diariamente a ganarse el pan nuestro de cada día ama a Mèxico como yo amo a mi México entre una profunda tristeza esperando que llegue la justicia a quienes no tenemos voz y mientras usted digiere todos los acontecimientos incluyendo lo último en Cd Juárez, yo rezo, ya que no tengo otra opción y espero sus comentarios.

angeldesofia@yahoo.com.mx

Gracias,

domingo 09 de agosto de 2020

No existe

domingo 02 de agosto de 2020

No pido milagros

domingo 26 de julio de 2020

Ni uno, ni otro

domingo 19 de julio de 2020

¿Quién lo paró?

domingo 12 de julio de 2020

Fallaron los pronósticos

domingo 05 de julio de 2020

Paren el mundo, me quiero bajar

domingo 28 de junio de 2020

Volverán las eternas golondrinas

domingo 21 de junio de 2020

Qué nos pasa, sigue y seguirá pasando

domingo 14 de junio de 2020

¿Qué sigue?

domingo 07 de junio de 2020

De lengua y violencia

Cargar Más