/ domingo 17 de marzo de 2019

Muriendo en la brecha

Al “Perro” lo conocí hace unos dias en Monterrey, durante el Encuentro de Periodistas del Noreste 2019 provenientes de Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí. Es un reportero de Reynosa, sobreviviente de la guerra del narcotráfico y portador de una historia aterradora que nadie, de los que nos dedicamos a este oficio, quisiéramos vivir.

En Mayo del año pasado, mientras hacía la cobertura de un “evento” –la aparición de cuerpos segmentados en el estacionamiento de un centro comercial- en una población cercana, notó que algo andaba mal. Empezaron a circular vehículos en los alrededores y su instinto le hizo alejarse de la zona.

Había recorrido apenas unos metros en su camioneta, cuando varias unidades le cerraron el paso. Con lujo de violencia lo subieron a una de ellas y acostado en el piso de la parte trasera de una camioneta, vivió las primeras cuatro horas de la que sería la peor noche de su vida. Estaba en manos del crimen organizado.

Le preguntaron una y otra vez por qué había ido a cubrir el “evento de los descuartizados”, mientras él justificaba su presencia en ese lugar con una orden de trabajo de su redacción, que comprobó con mensajes de texto. No fue suficiente para sus victimarios que lo llevaron a una brecha, con su propia camisa cubriéndole la cabeza.

Lo hincaron y uno de los 14 o 16 sujetos que lo rodeaban, le preguntó: ¿cuáles son tus últimas palabras?. “En ti confío mi alma”, fue la plegaria. Un silencio de apenas uno o dos segundos, se rompió con un “click”. El arma se había trabado, tal vez de tanto uso, y “El Perro” seguía en este mundo.

“Pinche suerte que tienes, Dios te quiere”, le dijo quien sería su asesino. Lo pusieron de pie y antes de que lograra recargarse en la parte frontal de una camioneta, recibió un culatazo que le partió la frente y lo dejaron, semi inconsciente bañado con su propia sangre. El periodista, cuando pudo caminar, buscó ayuda y no la recibió de nadie, ni de sus compañeros reporteros, ni de sus jefes en el periódico, mucho menos de las autoridades.

Desde entonces a la fecha, los días han sido largos y las noches peor, para “El Perro”. Le llaman, los persiguen, no puede dormir, no se siente tranquilo, se esconde, sigue en el periodismo porque es su pasión y su vida. “Yo me morí en esa brecha, pero aquí sigo haciendo lo que me gusta”. Y sí, puedes andar por el mundo con el corazón latiendo pero el espíritu roto.

Este sólo es un ejemplo de lo que viven los periodistas en la frontera y en estados altamente conflictivos como Tamaulipas. Otro colega de San Fernando, el tristemente conocido San Fernando, es el único que queda vivo de un grupo de ocho reporteros dedicados a la cobertura de la fuente policiaca.

Las historias que narran son de terror, pero exponen una realidad cruda que viven quienes ejercen el periodismo bajo condiciones de gran riesgo, donde la vida pende de un hilo y en cualquier momento se rompe.

Ciertamente sigue siendo el Estado el principal represor del ejercicio periodístico, sin embargo, en las zonas de guerra donde el narco todo lo controla, la vulnerabilidad de los reporteros es más que evidente.

La unidad del gremio siempre será fundamental para visibilizar las agresiones y que no sea la impunidad y la complicidad, la que cubra los actos deleznables contra quienes informamos, con seriedad, a los ciudadanos.


CONTRASEÑA


Lo que hasta el año pasado fue una feria de calidad, de proyección nacional y al alcance de todos los sectores sociales, ahora ha sido convertida en un evento clasista por los costos pero tercermundista por el tipo de espectáculos y opciones de entretenimiento que ofrece. Es decir, chafa y cara…Por supuesto que nos referimos a la Feria Nacional de la Huasteca Potosina que se realizará en Ciudad Valles, donde, según la publicidad oficial, el “ticket” –así, en inglés- y no el boleto –en español- de acceso costará 45 pesos, ah, pero haciéndole el favor a las cerveceras y refresqueras –negocio redondo-, el asistente puede comprar una cheve o un refresco con 10 pesos de descuento. Y la coordinadora de la FENAHUAP Patricia Lobatón, ya que anda en buen plan, le pide a los “discapacitados” –así los llama- y a los adultos mayores que, “si quieren”, se acerquen a sus oficinas para darles un ticket –así en inglés- gratis o un descuento. Una u otra cosa dependerá de qué tan “discapacitada” o que tan viejita esté la persona…Cuando se tiene una visión ajena a la realidad, cuando se cree que se está gobernando Mónaco, San Pedro Garza o París, las decisiones siempre serán equivocadas y lo más grave de todo es no reconocerlo…De la entrega de la cuenta pública 2018 del Gobierno del Estado al Congreso potosino, se desprende que hay un manejo muy pulcro de los recursos que se manejaron, tanto de los estatales cuya recaudación propia creció al mismo ritmo que los apoyos federales, como de los compromisos con los bancos, producto de la deuda pública que fue reestructurada varias veces mediante esquemas ventajosos… Como resultado hay una reducción de todos los pasivos, independientemente de que hay un cumplimiento muy elevado con los compromisos que se contrajeron con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) que alcanzaron el 80.9 por ciento, según dio a conocer el secretario de Finanzas Daniel Pedroza Gaytán que tiene apenas una semana de haber asumido el cargo...HASTA LA PROXIMA

Twitter @lozano_ray


Al “Perro” lo conocí hace unos dias en Monterrey, durante el Encuentro de Periodistas del Noreste 2019 provenientes de Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí. Es un reportero de Reynosa, sobreviviente de la guerra del narcotráfico y portador de una historia aterradora que nadie, de los que nos dedicamos a este oficio, quisiéramos vivir.

En Mayo del año pasado, mientras hacía la cobertura de un “evento” –la aparición de cuerpos segmentados en el estacionamiento de un centro comercial- en una población cercana, notó que algo andaba mal. Empezaron a circular vehículos en los alrededores y su instinto le hizo alejarse de la zona.

Había recorrido apenas unos metros en su camioneta, cuando varias unidades le cerraron el paso. Con lujo de violencia lo subieron a una de ellas y acostado en el piso de la parte trasera de una camioneta, vivió las primeras cuatro horas de la que sería la peor noche de su vida. Estaba en manos del crimen organizado.

Le preguntaron una y otra vez por qué había ido a cubrir el “evento de los descuartizados”, mientras él justificaba su presencia en ese lugar con una orden de trabajo de su redacción, que comprobó con mensajes de texto. No fue suficiente para sus victimarios que lo llevaron a una brecha, con su propia camisa cubriéndole la cabeza.

Lo hincaron y uno de los 14 o 16 sujetos que lo rodeaban, le preguntó: ¿cuáles son tus últimas palabras?. “En ti confío mi alma”, fue la plegaria. Un silencio de apenas uno o dos segundos, se rompió con un “click”. El arma se había trabado, tal vez de tanto uso, y “El Perro” seguía en este mundo.

“Pinche suerte que tienes, Dios te quiere”, le dijo quien sería su asesino. Lo pusieron de pie y antes de que lograra recargarse en la parte frontal de una camioneta, recibió un culatazo que le partió la frente y lo dejaron, semi inconsciente bañado con su propia sangre. El periodista, cuando pudo caminar, buscó ayuda y no la recibió de nadie, ni de sus compañeros reporteros, ni de sus jefes en el periódico, mucho menos de las autoridades.

Desde entonces a la fecha, los días han sido largos y las noches peor, para “El Perro”. Le llaman, los persiguen, no puede dormir, no se siente tranquilo, se esconde, sigue en el periodismo porque es su pasión y su vida. “Yo me morí en esa brecha, pero aquí sigo haciendo lo que me gusta”. Y sí, puedes andar por el mundo con el corazón latiendo pero el espíritu roto.

Este sólo es un ejemplo de lo que viven los periodistas en la frontera y en estados altamente conflictivos como Tamaulipas. Otro colega de San Fernando, el tristemente conocido San Fernando, es el único que queda vivo de un grupo de ocho reporteros dedicados a la cobertura de la fuente policiaca.

Las historias que narran son de terror, pero exponen una realidad cruda que viven quienes ejercen el periodismo bajo condiciones de gran riesgo, donde la vida pende de un hilo y en cualquier momento se rompe.

Ciertamente sigue siendo el Estado el principal represor del ejercicio periodístico, sin embargo, en las zonas de guerra donde el narco todo lo controla, la vulnerabilidad de los reporteros es más que evidente.

La unidad del gremio siempre será fundamental para visibilizar las agresiones y que no sea la impunidad y la complicidad, la que cubra los actos deleznables contra quienes informamos, con seriedad, a los ciudadanos.


CONTRASEÑA


Lo que hasta el año pasado fue una feria de calidad, de proyección nacional y al alcance de todos los sectores sociales, ahora ha sido convertida en un evento clasista por los costos pero tercermundista por el tipo de espectáculos y opciones de entretenimiento que ofrece. Es decir, chafa y cara…Por supuesto que nos referimos a la Feria Nacional de la Huasteca Potosina que se realizará en Ciudad Valles, donde, según la publicidad oficial, el “ticket” –así, en inglés- y no el boleto –en español- de acceso costará 45 pesos, ah, pero haciéndole el favor a las cerveceras y refresqueras –negocio redondo-, el asistente puede comprar una cheve o un refresco con 10 pesos de descuento. Y la coordinadora de la FENAHUAP Patricia Lobatón, ya que anda en buen plan, le pide a los “discapacitados” –así los llama- y a los adultos mayores que, “si quieren”, se acerquen a sus oficinas para darles un ticket –así en inglés- gratis o un descuento. Una u otra cosa dependerá de qué tan “discapacitada” o que tan viejita esté la persona…Cuando se tiene una visión ajena a la realidad, cuando se cree que se está gobernando Mónaco, San Pedro Garza o París, las decisiones siempre serán equivocadas y lo más grave de todo es no reconocerlo…De la entrega de la cuenta pública 2018 del Gobierno del Estado al Congreso potosino, se desprende que hay un manejo muy pulcro de los recursos que se manejaron, tanto de los estatales cuya recaudación propia creció al mismo ritmo que los apoyos federales, como de los compromisos con los bancos, producto de la deuda pública que fue reestructurada varias veces mediante esquemas ventajosos… Como resultado hay una reducción de todos los pasivos, independientemente de que hay un cumplimiento muy elevado con los compromisos que se contrajeron con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) que alcanzaron el 80.9 por ciento, según dio a conocer el secretario de Finanzas Daniel Pedroza Gaytán que tiene apenas una semana de haber asumido el cargo...HASTA LA PROXIMA

Twitter @lozano_ray


domingo 24 de marzo de 2019

El dolor de cabeza

domingo 17 de marzo de 2019

Muriendo en la brecha

domingo 03 de marzo de 2019

Cosas Bien Hechas

domingo 24 de febrero de 2019

Tiempo de Reconocimientos

domingo 17 de febrero de 2019

La desestabilización ficticia

domingo 10 de febrero de 2019

El inminente colapso

domingo 03 de febrero de 2019

Los nuevos estilos de gobernar

domingo 20 de enero de 2019

Sin Cables

domingo 13 de enero de 2019

La Bandera del Transporte

domingo 06 de enero de 2019

Un buen comienzo

Cargar Más