/ domingo 24 de octubre de 2021

Leamos

Durante mi vida, he leído muchos libros, desde la vida de santos hasta historias de ¨demonios¨ de carne y hueso, lo sabio que la naturaleza nos da, es que olvidamos la mayoría de lo que leemos, y, si alguien me pregunta ¿cuál es el sentido de leer si olvidamos la mayor parte?, yo respondo, cuál es el sentido de vivir si olvidamos casi todo lo que hemos vivido. Resulta que, tras analizar, he aprendido que, entre las cosas que dan sentido a la vida está el vivir y leer, sin importar lo que queda registrado en nuestra memoria de esas dos experiencias, siempre quedan, como agua que corre en el rio, las ideas, emociones, sentimientos, experiencias y conocimientos adquiridos a través de éstas, y, al leer, te das cuenta que te conviertes en una mejor y renovada persona, a través de ella aprendes que cuando los tiempos son difíciles, debes caminar despacio, con pequeños pasos, haciendo lo que se tiene que hacer, caminando lentamente sin pensar mucho en el futuro y abandonando el pasado, mientras caminas lentamente y con pasos pausados notarás que tus pasos se hacen más largos y llegas más lejos, sabiendo que estamos aquí para servir en bien de los demás, la vida es una divertida aventura que nos permite aprender cada día de lo blanco y lo negro que vivimos.

Hemos pasado esta pandemia y algunos hemos logrado sobrevivir, otros, nos dejaron, pero algo aprendimos y tal vez entre las cosas aprendidas es, que en la soledad, se puede y debe leer, pues un libro es la mejor compañía, en el aprendemos que el amor es lo único que nos une, que la muerte nos lleva a un mejor lugar, que el miedo lo construimos con nuestros pensamientos y la seguridad la adquirimos al creer que existe un ser que está en nosotros acompañándonos siempre, que los sentimientos se construyen y destruyen con palabras y actitudes, es en los libros que reconocemos que la vida nos sorprende cada día, que el tiempo nos ayuda a reconocer nuestros errores y a recomponer el camino necesario para rectificarlo, los libros nos enriquecen y nos recuerdan que no somos perfectos y, que aun no siendo perfectos, no tenemos excusas para vivir haciendo daño a otros.

Los libros nos muestran el valor de un verdadero estadista y señalan defectos y virtudes de gobernantes presentes y pasados. Con un libro viajamos a través del tiempo, conocemos países, ciudades y personas que nos llevan de la mano en sus viajes personales. Los libros nos enseñan el amor de Dios, nos dan pensamientos positivos para cambiar nuestro día y viaje, leer permite prevenir enfermedades. Asi como un libro nos puede hacer mejores, también puede llevarnos a un adoctrinamiento de temas no deseados, por eso es importante que los niños sepan por parte de los mayores lo que leen o deben leer.

En estos días nos convendría releer a Voltaire para entender que la política es el camino para que los hombres sin principios puedan dirigir a los hombres sin memoria, a pesar de que con una frase no se gana un pueblo, un pueblo que no lee puede perderse, asi, podemos estar perdidos en el tiempo esperando a que amanezca y el pueblo lea, para despertar a través de la lectura, el análisis y el amor encontrado en los libros, en las vivencias y en el amor a su país y sus hermanos; mientras usted busca que leer yo espero sus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias

Durante mi vida, he leído muchos libros, desde la vida de santos hasta historias de ¨demonios¨ de carne y hueso, lo sabio que la naturaleza nos da, es que olvidamos la mayoría de lo que leemos, y, si alguien me pregunta ¿cuál es el sentido de leer si olvidamos la mayor parte?, yo respondo, cuál es el sentido de vivir si olvidamos casi todo lo que hemos vivido. Resulta que, tras analizar, he aprendido que, entre las cosas que dan sentido a la vida está el vivir y leer, sin importar lo que queda registrado en nuestra memoria de esas dos experiencias, siempre quedan, como agua que corre en el rio, las ideas, emociones, sentimientos, experiencias y conocimientos adquiridos a través de éstas, y, al leer, te das cuenta que te conviertes en una mejor y renovada persona, a través de ella aprendes que cuando los tiempos son difíciles, debes caminar despacio, con pequeños pasos, haciendo lo que se tiene que hacer, caminando lentamente sin pensar mucho en el futuro y abandonando el pasado, mientras caminas lentamente y con pasos pausados notarás que tus pasos se hacen más largos y llegas más lejos, sabiendo que estamos aquí para servir en bien de los demás, la vida es una divertida aventura que nos permite aprender cada día de lo blanco y lo negro que vivimos.

Hemos pasado esta pandemia y algunos hemos logrado sobrevivir, otros, nos dejaron, pero algo aprendimos y tal vez entre las cosas aprendidas es, que en la soledad, se puede y debe leer, pues un libro es la mejor compañía, en el aprendemos que el amor es lo único que nos une, que la muerte nos lleva a un mejor lugar, que el miedo lo construimos con nuestros pensamientos y la seguridad la adquirimos al creer que existe un ser que está en nosotros acompañándonos siempre, que los sentimientos se construyen y destruyen con palabras y actitudes, es en los libros que reconocemos que la vida nos sorprende cada día, que el tiempo nos ayuda a reconocer nuestros errores y a recomponer el camino necesario para rectificarlo, los libros nos enriquecen y nos recuerdan que no somos perfectos y, que aun no siendo perfectos, no tenemos excusas para vivir haciendo daño a otros.

Los libros nos muestran el valor de un verdadero estadista y señalan defectos y virtudes de gobernantes presentes y pasados. Con un libro viajamos a través del tiempo, conocemos países, ciudades y personas que nos llevan de la mano en sus viajes personales. Los libros nos enseñan el amor de Dios, nos dan pensamientos positivos para cambiar nuestro día y viaje, leer permite prevenir enfermedades. Asi como un libro nos puede hacer mejores, también puede llevarnos a un adoctrinamiento de temas no deseados, por eso es importante que los niños sepan por parte de los mayores lo que leen o deben leer.

En estos días nos convendría releer a Voltaire para entender que la política es el camino para que los hombres sin principios puedan dirigir a los hombres sin memoria, a pesar de que con una frase no se gana un pueblo, un pueblo que no lee puede perderse, asi, podemos estar perdidos en el tiempo esperando a que amanezca y el pueblo lea, para despertar a través de la lectura, el análisis y el amor encontrado en los libros, en las vivencias y en el amor a su país y sus hermanos; mientras usted busca que leer yo espero sus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 28 de noviembre de 2021

El poder del lenguaje

Tere Derbéz B

domingo 21 de noviembre de 2021

Voy a vivir para creer

Tere Derbéz B

domingo 14 de noviembre de 2021

Ahorita, ahorititita

Tere Derbéz B

domingo 07 de noviembre de 2021

Hablemos por hablar

Tere Derbéz B

domingo 24 de octubre de 2021

Leamos

Tere Derbéz B

domingo 17 de octubre de 2021

¿Aprendiste algo?

Tere Derbéz B

domingo 10 de octubre de 2021

Donde estás cómodo

Tere Derbéz B

domingo 03 de octubre de 2021

Opinión

Tere Derbéz B

domingo 26 de septiembre de 2021

Espacios y silencios

Tere Derbéz B

Cargar Más