/ domingo 16 de febrero de 2020

La vida se nos va

La vida se nos va en un abrir y cerrar de ojos y hay ocasiones en que con o sin años encima no alcanzamos a comprender lo que acontece a nuestro alrededor, lo único que me queda claro es, que quien no actúa con congruencia entre el ser y el hacer no vale la pena conocer y así, ahora vemos al otro México el que habla, despotrica y actúa incongruentemente y en medio de una locura incongruente nos encontramos a un gobernante con una decisión de vender lo invendible y unos empresarios ahora convertidos en ¨aboneros¨ que ya iniciaron la venta del intangible, por miedo a …. ¿O por?Pero, como lo he dicho en varias ocasiones, este mi México, es el país de Kafka por su surrealismo y asi creo seguiremos por un largo tiempo, entre gobernantes demostrando su poderío con amenazas veladas, congelamiento de cuentas y cobrando pendientes, fifís distribuidores de boletos para la supuesta rifa, hospitales con desabasto y gente necesitada de medicinas, trabajo y sentido común,donde nada parece común y menos con sentido y sin embargo la vida pasa y se nos va en un tris, por eso el tiempo es relativo aunque haya sexenios o años que simulan pasar de puntitas y en realidad pisan fuerte ya que quienes los cargamos nos parece no entenderlos y mucho menos desearlos y sin embargo, probablemente un día, los olvidemos o recordemos en la lejanía y como olvidar es un proceso muy bien aprendido para los mexicanos y el sentido común se quedó en el camino de los años pasados nos es más fácil recordar el día que perdimos o dejamos caer el celular, que el día que perdemos la dignidad como ciudadanos, tal vez porque el celular es nuestro compañero de vida en la actualidad y la dignidad la hemos perdido día con día y en silencio, para muestra nuestros militares y policías que pueden ser vapuleados o abucheados sin que nadie los dignifique y por tonto que parezca, ahora que hablamos de cosas tontas dígame usted si con el pasar del tiempo no es verdad que hasta estas han cambiado y si usted pasa de cuarenta y más, probablemente recuerde que si tuvo algún compañero pelirrojo cada vez que se lo topaba, el saludo era: ¨pelirrojo mala suerte¨ y esos eran nuestros juegos y ofensas de niños y jóvenes, no como los actuales llamadas juegos salvajes virales donde los chicos pueden causar la muerte a otros por las ¿travesuras? que hacen; asi que en este momento del mundo perder el celular nos resulta más estresante que perder la cartera, porque la cabeza, me temo que la estamos perdiendo con tanta mañanera, ahora que si de tontas cosas hablamos a quien no le ha pasado checar la hora y a los dos minutos volver a checarla porque no recordamos la hora que vimos y como a medida que pasa la vida las tonterías se hacen realidad y la realidad tontería ahora nos cuesta trabajo separar la realidad de la verdad y de la ficción, nos cuesta reconocer la mentira de la verdad porque como todo se puede cambiar, reglas, leyes, Constitución, ya no sabemos que es la verdad verdadera y no esa que se acomoda según la necesidad del gobernante en turno y como seguimos hablando de cosas tontas, me pregunto si los estudiantes que asaltaron el campo universitario y protagonizaron una nada feliz zacapela, son verdaderos estudiantes o simplemente ¨porros¨ con sueldo, pero esto es como cuando escuchas música en tu carro y te sientes transportado al escenario y mientras, el vecino del carro que va a tu lado piensa que estás loco, así como locos nos vemos bañados de surrealismo al pensar que son verdaderos estudiantes los alborotadores, ahora que esto es como la actual comunicación basada en emoticones, muñequitos y señas que en ocasiones ni idea tenemos de que nos dicen o pasa, pues así como cuando vas al refrigerador a sacar algo y se te olvida y después de recorrer dos veces el camino lo recuerdas, en mi país ya no recordamos cuál es el camino ni a dónde vamos, lo grave es que en este momento ni caminando de ida o vuelta o de vuelta e ida podemos descifrar el camino y si usted, amigo lector lo encuentra, por favor envíemelo a angeldesofia@yahoo.com.mx Agradeciendo su lectura y sobre todo sus comentarios


La vida se nos va en un abrir y cerrar de ojos y hay ocasiones en que con o sin años encima no alcanzamos a comprender lo que acontece a nuestro alrededor, lo único que me queda claro es, que quien no actúa con congruencia entre el ser y el hacer no vale la pena conocer y así, ahora vemos al otro México el que habla, despotrica y actúa incongruentemente y en medio de una locura incongruente nos encontramos a un gobernante con una decisión de vender lo invendible y unos empresarios ahora convertidos en ¨aboneros¨ que ya iniciaron la venta del intangible, por miedo a …. ¿O por?Pero, como lo he dicho en varias ocasiones, este mi México, es el país de Kafka por su surrealismo y asi creo seguiremos por un largo tiempo, entre gobernantes demostrando su poderío con amenazas veladas, congelamiento de cuentas y cobrando pendientes, fifís distribuidores de boletos para la supuesta rifa, hospitales con desabasto y gente necesitada de medicinas, trabajo y sentido común,donde nada parece común y menos con sentido y sin embargo la vida pasa y se nos va en un tris, por eso el tiempo es relativo aunque haya sexenios o años que simulan pasar de puntitas y en realidad pisan fuerte ya que quienes los cargamos nos parece no entenderlos y mucho menos desearlos y sin embargo, probablemente un día, los olvidemos o recordemos en la lejanía y como olvidar es un proceso muy bien aprendido para los mexicanos y el sentido común se quedó en el camino de los años pasados nos es más fácil recordar el día que perdimos o dejamos caer el celular, que el día que perdemos la dignidad como ciudadanos, tal vez porque el celular es nuestro compañero de vida en la actualidad y la dignidad la hemos perdido día con día y en silencio, para muestra nuestros militares y policías que pueden ser vapuleados o abucheados sin que nadie los dignifique y por tonto que parezca, ahora que hablamos de cosas tontas dígame usted si con el pasar del tiempo no es verdad que hasta estas han cambiado y si usted pasa de cuarenta y más, probablemente recuerde que si tuvo algún compañero pelirrojo cada vez que se lo topaba, el saludo era: ¨pelirrojo mala suerte¨ y esos eran nuestros juegos y ofensas de niños y jóvenes, no como los actuales llamadas juegos salvajes virales donde los chicos pueden causar la muerte a otros por las ¿travesuras? que hacen; asi que en este momento del mundo perder el celular nos resulta más estresante que perder la cartera, porque la cabeza, me temo que la estamos perdiendo con tanta mañanera, ahora que si de tontas cosas hablamos a quien no le ha pasado checar la hora y a los dos minutos volver a checarla porque no recordamos la hora que vimos y como a medida que pasa la vida las tonterías se hacen realidad y la realidad tontería ahora nos cuesta trabajo separar la realidad de la verdad y de la ficción, nos cuesta reconocer la mentira de la verdad porque como todo se puede cambiar, reglas, leyes, Constitución, ya no sabemos que es la verdad verdadera y no esa que se acomoda según la necesidad del gobernante en turno y como seguimos hablando de cosas tontas, me pregunto si los estudiantes que asaltaron el campo universitario y protagonizaron una nada feliz zacapela, son verdaderos estudiantes o simplemente ¨porros¨ con sueldo, pero esto es como cuando escuchas música en tu carro y te sientes transportado al escenario y mientras, el vecino del carro que va a tu lado piensa que estás loco, así como locos nos vemos bañados de surrealismo al pensar que son verdaderos estudiantes los alborotadores, ahora que esto es como la actual comunicación basada en emoticones, muñequitos y señas que en ocasiones ni idea tenemos de que nos dicen o pasa, pues así como cuando vas al refrigerador a sacar algo y se te olvida y después de recorrer dos veces el camino lo recuerdas, en mi país ya no recordamos cuál es el camino ni a dónde vamos, lo grave es que en este momento ni caminando de ida o vuelta o de vuelta e ida podemos descifrar el camino y si usted, amigo lector lo encuentra, por favor envíemelo a angeldesofia@yahoo.com.mx Agradeciendo su lectura y sobre todo sus comentarios


Local

Sin síntomas de contagio las 45 personas de La Bene

Había temor de haber sido expuestos, pero los protocolos preventivos dieron resultado

Local

Contagio con dolo, sí tiene sanción penal

Sí existe como delito el saberse enfermo e infectar a otra persona: José Mario de la Garza

Local

Guardia Nacional fortalece la proximidad social; vigila a pie y en vehículos

Recorre los diversos centros comerciales, con el fin de inhibir además actos delictivos

Local

Universitarios desconocen elección de rectoría, hoy se elige el cambio

Más de 32 mil estudiantes universitarios esperan que el cambio mejoraré la seguridad en los planteles, se comprometan con situaciones económicas y sociales que afectan a la comunidad estudiantil y y atiendan las denuncias de acoso sexual

Local

Guardia Nacional fortalece la proximidad social; vigila a pie y en vehículos

Recorre los diversos centros comerciales, con el fin de inhibir además actos delictivos

Local

Sin síntomas de contagio las 45 personas de La Bene

Había temor de haber sido expuestos, pero los protocolos preventivos dieron resultado

Local

Contagio con dolo, sí tiene sanción penal

Sí existe como delito el saberse enfermo e infectar a otra persona: José Mario de la Garza

Local

Clínicas, con penurias pero al pie del cañón

Son las que más enfermos de todo tipo reciben; su personal carece de insumos pero con ganas de trabajar

Local

Son tiempos de unidad trabajadores-empresas

En esta contingencia es momento de manifestar nuestra solidaridad: CROM