/ domingo 17 de mayo de 2020

La nueva normalidad

De que los hay, los hay decía mi madre, el problema es dar con ellos y creo que en este momento, BINGO, lo encontramos y estamos viviendo con sus ocurrencias que en ocasiones rayan en malcriadeces e insensibilidad hacia sus gobernados, por eso me cuesta trabajo entender a qué llama el Presidente ¨la nueva normalidad¨ es que ¿acaso hemos tenido un periodo normal desde su elección?.

Todo es según el color del cristal con que se mira y si algo estamos viviendo es la incongruencia, nos predica austeridad mientras su familia vive con lujos, se habla de combatir la corrupción y sus colaboradores la practican, tal vez debería remojar sus barbas en la sabiduría de Benito Juárez quien dijo: ¨Malditos aquellos que con sus palabras defienden al pueblo y con sus hechos los traicionan¨ o reflexionar lo dicho por Adolfo López Mateos ¨al darme cuenta del poder que tiene la palabra de un Presidente, me prometí no volver a improvisar¨.

La duda es si improvisa o son verdades que él ha creado y creído en su trayecto de vida dejando la congruencia entre hacer y decir, fabricando enemigos sin necesidad al ofender a sus gobernados en tiempos de una pandemia donde el gremio de la salud ha servido aún a costa de la suya, ya le habíamos escuchado arremeter contra miembros de la construcción juzgándolos de corrupción, decidiendo que cada trabajador reciba dinero directamente para construir su casa con el monto asignado sin malversar estos fondos.

Pero la gota que derramó el vaso fue su mensaje ofensivo y burlón juzgando a los médicos de mercantilistas, mientras ellos, arriesgan y dan su vida luchando por salvar vidas contra viento, marea y carencias para ahora salir como el cohetero, chiflados y ofendidos, bien por los Colegios y Asociaciones Médicas que respondieron dignamente esperando una disculpa pública que no llegará. Curioso que en lugar de unir y reconocer el esfuerzo efectuado por los mexicanos se olvide del amor y paz que predica desde la campaña.

Toda crisis es una oportunidad y un medio para unir y no dividir u ofender, como él bien dice: ¨la gente es más inteligente que nosotros¨ por eso, espero que a la gente resulte fácil entender la diferencia entre unir y dividir, congruencia y palabrerías. Como estamos en el mes de las Madres deseo que usted haya festejado de manera virtual a las suyas y no pertenezca al grupo de ¨amátridas¨ que la festejan el día 10 y la violentan tres o más veces a la semana, mujeres poco protegidas este sexenio, por eso espero que usted forme parte de quienes pronuncian palabras de bondad y miran lo bello en la gente que le rodea haciendo que la belleza de una mujer se refleje en sus ojos abriendo su corazón generando amor para reflejar la bondad de su alma.

Estos tiempos de cuarentena pasarán, no hay mal que dure cien años ni enfermo que lo resista, evitemos la violencia intrafamiliar exacerbada por el encierro sin negar que hay momentos en que todos caemos en depresión y desesperación, sentimientos momentáneos que pueden cambiar a lo positivo volviendo a valores auténticos para que nuestro sistema inmunológico no se vea afectado, aprendamos a querernos y querer a México obligándonos a atender los protocolos impuestos, así, mientras llegan las cacareadas reformas económicas que nos darán ¨normalidad¨ para sobrevivir, los empresarios toman iniciativas y nosotros rezamos para que la pandemia de salud y violencia termine y el Espíritu Santo ilumine a quienes nos dirigen, me despido agradeciendo a la Suprema Corte de Justicia por dar marcha atrás a la Ley Bonilla sentando precedentes de que sí, la gente es inteligente, mientras la normalidad llega espero sus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias

De que los hay, los hay decía mi madre, el problema es dar con ellos y creo que en este momento, BINGO, lo encontramos y estamos viviendo con sus ocurrencias que en ocasiones rayan en malcriadeces e insensibilidad hacia sus gobernados, por eso me cuesta trabajo entender a qué llama el Presidente ¨la nueva normalidad¨ es que ¿acaso hemos tenido un periodo normal desde su elección?.

Todo es según el color del cristal con que se mira y si algo estamos viviendo es la incongruencia, nos predica austeridad mientras su familia vive con lujos, se habla de combatir la corrupción y sus colaboradores la practican, tal vez debería remojar sus barbas en la sabiduría de Benito Juárez quien dijo: ¨Malditos aquellos que con sus palabras defienden al pueblo y con sus hechos los traicionan¨ o reflexionar lo dicho por Adolfo López Mateos ¨al darme cuenta del poder que tiene la palabra de un Presidente, me prometí no volver a improvisar¨.

La duda es si improvisa o son verdades que él ha creado y creído en su trayecto de vida dejando la congruencia entre hacer y decir, fabricando enemigos sin necesidad al ofender a sus gobernados en tiempos de una pandemia donde el gremio de la salud ha servido aún a costa de la suya, ya le habíamos escuchado arremeter contra miembros de la construcción juzgándolos de corrupción, decidiendo que cada trabajador reciba dinero directamente para construir su casa con el monto asignado sin malversar estos fondos.

Pero la gota que derramó el vaso fue su mensaje ofensivo y burlón juzgando a los médicos de mercantilistas, mientras ellos, arriesgan y dan su vida luchando por salvar vidas contra viento, marea y carencias para ahora salir como el cohetero, chiflados y ofendidos, bien por los Colegios y Asociaciones Médicas que respondieron dignamente esperando una disculpa pública que no llegará. Curioso que en lugar de unir y reconocer el esfuerzo efectuado por los mexicanos se olvide del amor y paz que predica desde la campaña.

Toda crisis es una oportunidad y un medio para unir y no dividir u ofender, como él bien dice: ¨la gente es más inteligente que nosotros¨ por eso, espero que a la gente resulte fácil entender la diferencia entre unir y dividir, congruencia y palabrerías. Como estamos en el mes de las Madres deseo que usted haya festejado de manera virtual a las suyas y no pertenezca al grupo de ¨amátridas¨ que la festejan el día 10 y la violentan tres o más veces a la semana, mujeres poco protegidas este sexenio, por eso espero que usted forme parte de quienes pronuncian palabras de bondad y miran lo bello en la gente que le rodea haciendo que la belleza de una mujer se refleje en sus ojos abriendo su corazón generando amor para reflejar la bondad de su alma.

Estos tiempos de cuarentena pasarán, no hay mal que dure cien años ni enfermo que lo resista, evitemos la violencia intrafamiliar exacerbada por el encierro sin negar que hay momentos en que todos caemos en depresión y desesperación, sentimientos momentáneos que pueden cambiar a lo positivo volviendo a valores auténticos para que nuestro sistema inmunológico no se vea afectado, aprendamos a querernos y querer a México obligándonos a atender los protocolos impuestos, así, mientras llegan las cacareadas reformas económicas que nos darán ¨normalidad¨ para sobrevivir, los empresarios toman iniciativas y nosotros rezamos para que la pandemia de salud y violencia termine y el Espíritu Santo ilumine a quienes nos dirigen, me despido agradeciendo a la Suprema Corte de Justicia por dar marcha atrás a la Ley Bonilla sentando precedentes de que sí, la gente es inteligente, mientras la normalidad llega espero sus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias

domingo 05 de julio de 2020

Paren el mundo, me quiero bajar

domingo 28 de junio de 2020

Volverán las eternas golondrinas

domingo 21 de junio de 2020

Qué nos pasa, sigue y seguirá pasando

domingo 14 de junio de 2020

¿Qué sigue?

domingo 07 de junio de 2020

De lengua y violencia

domingo 31 de mayo de 2020

Sigue la yunta dando y dando

domingo 24 de mayo de 2020

Aprovechemos lo bueno

domingo 17 de mayo de 2020

La nueva normalidad

domingo 10 de mayo de 2020

Querer a México

domingo 03 de mayo de 2020

Cómo se pierde la vida

Cargar Más