/ viernes 23 de julio de 2021

La bondad de Dios


Salmo 27:13 y 14

Uno de los atributos de Dios que encontramos en la Biblia, es que Dios es bondadoso. El significado de la palabra “Bondad” es “la cualidad de un ser bueno”, y si hay alguien que se distingue por realizar el bien y promover todo lo bueno para nosotros, es Dios; él busca ayudarnos, sostenernos, guiarnos, porque él así es, esa es su naturaleza, su manera de ser para con todos. En Mateo 5:45 dice: “Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos”. Deseo que en esta ocasión reflexionemos, aunque sea por unos momentos, acerca de la bondad de Dios, que estoy seguro que será de bendición a nuestras vidas.

El Salmo 27: 13 y 14, dice: “Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes. Aguarda a Jehová; esfuérzate, y aliéntese tu corazón; si, espera a Jehová”. Lo primero que es necesario entender en cuanto a la bondad de Dios, es creer y confiar en que podemos contar con su bondad, no debemos dudar, no debemos claudicar entre dos pensamientos, no debemos entretener la idea de que tal vez, posiblemente o es probable que tenga su bondad; al contrario, debemos estar firmes, seguros que vamos a tener su bondad; de lo contrario lo que habrá de suceder, es que vamos a desmayar y a perder el ánimo, el valor, las fuerzas para seguir adelante. Conforme pasan los años, me he dado cuenta que los problemas no se terminan, y cuando hay una dificultad en casa, en el trabajo, problemas económicos, de salud, anímicos, emocionales, de todo tipo, de acuerdo al versículo, lo que impide que desmayemos, es el creer que en todo lo que nos toca enfrentar, podemos contar con que veremos la bondad de Jehová.

El salmista sigue diciendo algo que es interesante, en el versículo 14 dice: “Aguarda a Jehová, esfuérzate, y aliéntese tu corazón; sí, espera a Jehová”. No tan solo no vamos a desmayar, sino que también nuestro corazón se esforzará y se alentará, es decir, el beneficio será, no solamente el no desmayar, si no que se recobrará el ánimo, el valor, las fuerzas para continuar. Personalmente, estoy enfrentando varias situaciones familiares y laborales que definitivamente, no me queda otra que aferrarme a esta promesa, más allá de mis pensamientos y de mis emociones, creer que veré la bondad de Dios, que me va a ayudar, que me va a sostener, que me va a dar la salida, que no me dejará solo; y pensar de esa manera, no sólo impide que yo desmaye, sino que también trae esa fortaleza y ese aliento que mi corazón tanto necesita. Oh, que vivamos confiando que, en toda necesidad, veremos la bondad de Dios.

Iglesia Bíblica Bautista de San Luis Potosí

Calle Nube # 560, colonia Garita de Jalisco

Teléfono: 444-8415387

Horarios: Domingo: 10:00 A.M. Y 12: 00 P.M. Miércoles 7:00 P.M.


Salmo 27:13 y 14

Uno de los atributos de Dios que encontramos en la Biblia, es que Dios es bondadoso. El significado de la palabra “Bondad” es “la cualidad de un ser bueno”, y si hay alguien que se distingue por realizar el bien y promover todo lo bueno para nosotros, es Dios; él busca ayudarnos, sostenernos, guiarnos, porque él así es, esa es su naturaleza, su manera de ser para con todos. En Mateo 5:45 dice: “Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos”. Deseo que en esta ocasión reflexionemos, aunque sea por unos momentos, acerca de la bondad de Dios, que estoy seguro que será de bendición a nuestras vidas.

El Salmo 27: 13 y 14, dice: “Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes. Aguarda a Jehová; esfuérzate, y aliéntese tu corazón; si, espera a Jehová”. Lo primero que es necesario entender en cuanto a la bondad de Dios, es creer y confiar en que podemos contar con su bondad, no debemos dudar, no debemos claudicar entre dos pensamientos, no debemos entretener la idea de que tal vez, posiblemente o es probable que tenga su bondad; al contrario, debemos estar firmes, seguros que vamos a tener su bondad; de lo contrario lo que habrá de suceder, es que vamos a desmayar y a perder el ánimo, el valor, las fuerzas para seguir adelante. Conforme pasan los años, me he dado cuenta que los problemas no se terminan, y cuando hay una dificultad en casa, en el trabajo, problemas económicos, de salud, anímicos, emocionales, de todo tipo, de acuerdo al versículo, lo que impide que desmayemos, es el creer que en todo lo que nos toca enfrentar, podemos contar con que veremos la bondad de Jehová.

El salmista sigue diciendo algo que es interesante, en el versículo 14 dice: “Aguarda a Jehová, esfuérzate, y aliéntese tu corazón; sí, espera a Jehová”. No tan solo no vamos a desmayar, sino que también nuestro corazón se esforzará y se alentará, es decir, el beneficio será, no solamente el no desmayar, si no que se recobrará el ánimo, el valor, las fuerzas para continuar. Personalmente, estoy enfrentando varias situaciones familiares y laborales que definitivamente, no me queda otra que aferrarme a esta promesa, más allá de mis pensamientos y de mis emociones, creer que veré la bondad de Dios, que me va a ayudar, que me va a sostener, que me va a dar la salida, que no me dejará solo; y pensar de esa manera, no sólo impide que yo desmaye, sino que también trae esa fortaleza y ese aliento que mi corazón tanto necesita. Oh, que vivamos confiando que, en toda necesidad, veremos la bondad de Dios.

Iglesia Bíblica Bautista de San Luis Potosí

Calle Nube # 560, colonia Garita de Jalisco

Teléfono: 444-8415387

Horarios: Domingo: 10:00 A.M. Y 12: 00 P.M. Miércoles 7:00 P.M.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 03 de septiembre de 2021

¡Cristo es la Respuesta!

Iglesia Bautista

viernes 27 de agosto de 2021

Amplio en Perdonar

Iglesia Bautista

viernes 20 de agosto de 2021

Cristo es la respuesta

Iglesia Bautista

viernes 06 de agosto de 2021

Opinión

Iglesia Bautista

viernes 23 de julio de 2021

La bondad de Dios

Iglesia Bautista

Cargar Más