/ domingo 13 de enero de 2019

La Bandera del Transporte

Para cualquier político u organización social que busque posicionarse en medios de comunicación y pretenda estar en el radar para mantener la franquicia y la presencia que le redunde en diversos beneficios, el tema del aumento a las tarifas del transporte urbano es ideal porque, evidentemente, ningún usuario en su sano juicio quisiera pagar más de lo que ya paga.

El reclamo permanente a los permisionarios es el mal servicio y este término incluye desde unidades de más de 10 años hasta el chofer grosero que no quiere moneditas o se queda con la feria, le agarra la mano a la muchacha o frena bruscamente para que los viejitos se caigan. Otros quejosos más sofisticados exigen cámaras de seguridad, botón de pánico, rampas y lugares especiales para discapacitados y unidades especiales para mujer y niños.

En ese tren se subieron varios personajes de la vida política. Los estudiantes de la Federación Universitaria Potosina que sirven para dos cosas, bueno, sirven para organizar grandes pachangas y sangrar a la máxima casa de estudios con diversas prebendas, como le han hecho sus antecesores que luego incursionan en la vida política cobrando los favores que en su momento le hicieron al sistema.

Algunos diputados, totalmente influenciados por el sentimiento, guiados por el corazón y por lo que leen en Internet, más que por información precisa, fría, ejecutiva, además de desconocer totalmente sus facultades y responsabilidades, sus alcances, sus posibilidades de influir en el tema, se dejaron llevar por la vía más fácil que fue rechazar cualquier incremento, nada más porque sí.

El ajuste a la tarifa del transporte urbano de 50 centavos para quedar en 9.50 será insuficiente para que los permisionarios puedan invertir en unidades nuevas y toda esa tecnología que están exigiendo quienes han protestado. Y menos alcanzará para comprar unidades híbridas, que serían de gran ayuda para cuidar el medio ambiente.

En León la tarifa está en 11 pesos mientras que en Zacatecas subirse a un autobús cuesta 8.50. Aguascalientes está también en negociaciones para incrementar la tarifa y se habla que podría llegar a los 10 pesos.

El Instituto Queretano del Transporte (IQT) informó sobre el ajuste a las tarifas del transporte público de la zona metropolitana: tarifa usuario general se ajusta de 8.50 a 11 pesos, preferente de 4 a 9 pesos; mientras que los transbordos usuario general se ajusta de 4 a 5.50 pesos, usuarios preferentes 0 a 4.50 pesos; para San Juan del Río las tarifas se ajustarán para usuario general de 7.50 a 10 pesos y preferente se mantiene en 4 pesos.

Así, en estados vecinos las tarifas aumentan hasta dos pesos con cincuenta centavos porque no hay de otra, si no hay incrementos el transporte público colapsa y entonces se genera un grave problema social. Si con la falta de gasolina algunas entidades están al borde de la parálisis con todo lo que ello implica, imagine lo que pasaría sin transporte público un solo día y ya ni pensar en varios.

El ajuste que se dio en la tarifa de transporte, responde a las condiciones inflacionarias que establece la misma ley que es avalada por el Congreso del Estado, por ello llama la atención que algunos diputados se quejen de lo que ellos son responsables, no en lo personal, pero sí como institución. Si desean que las cosas sean diferentes, deberán modificar el marco legal para controlar las decisiones. Desde la última vez, no les quedaron ganas.

Después de todo el aumento fue de 50 centavos, lejos de las expectativas y necesidades de los permisionarios, pero al Consejo Estatal del Transporte no le quedó de otra, tenía que defender la economía de los usuarios.

La situación de los permisionarios no es fácil. El precio del diesel, de las refacciones, pagar el abono de los camiones y un sin fin de gastos, no se pueden costear con ese aumento pero no hay de otra, es lo que hay y deberán cumplir una serie de compromisos que le exigirán los sectores como si la nueva tarifa fuera estratosférica.


CONTRASEÑA


Como parte de los compromisos adquiridos por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado ante el Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública en la concertación celebrada en febrero del 2018 para el otorgamiento de recursos FASP, la institución adquirió el compromiso de capacitar al 50 por ciento de su fuerza operativa durante todo el año pasado, para que cada uno de sus elementos tenga el Certificado Único Policial (CUP), que garantiza evaluaciones de control y confianza vigentes, por lo que el proceso inició con el segmento de fuerza operativa que se encontraba en ese supuesto, tanto de la Policía Estatal como de custodia…Ante las condiciones de desabasto de combustibles que persisten en entidades vecinas, se pondrán en marcha medidas para que se comercialice gasolina en bidones, garrafones o incluso tinacos, como se ha presentado en Villa de Reyes, Santa María del Rio y Villa de Arriaga. Esta medida esta enfocada en salvaguardar la seguridad y evitar cualquier incidente, por lo que es importante que la ciudadanía tenga en claro que esta es una medida preventiva y que el abasto en San Luis Potosí esta garantizado… Aceptar cualquier chamba con tal de no estar en la banca y tener participación en la vida pública de San Luis Potosí es entendible, cuando se trata de un personaje cuestionado siempre por su desfachatez, opacidad en sus acciones y voracidad por el presupuesto público. En fin, bendita impunidad…HASTA LA PRÓXIMA

Twitter @lozano_ray


Para cualquier político u organización social que busque posicionarse en medios de comunicación y pretenda estar en el radar para mantener la franquicia y la presencia que le redunde en diversos beneficios, el tema del aumento a las tarifas del transporte urbano es ideal porque, evidentemente, ningún usuario en su sano juicio quisiera pagar más de lo que ya paga.

El reclamo permanente a los permisionarios es el mal servicio y este término incluye desde unidades de más de 10 años hasta el chofer grosero que no quiere moneditas o se queda con la feria, le agarra la mano a la muchacha o frena bruscamente para que los viejitos se caigan. Otros quejosos más sofisticados exigen cámaras de seguridad, botón de pánico, rampas y lugares especiales para discapacitados y unidades especiales para mujer y niños.

En ese tren se subieron varios personajes de la vida política. Los estudiantes de la Federación Universitaria Potosina que sirven para dos cosas, bueno, sirven para organizar grandes pachangas y sangrar a la máxima casa de estudios con diversas prebendas, como le han hecho sus antecesores que luego incursionan en la vida política cobrando los favores que en su momento le hicieron al sistema.

Algunos diputados, totalmente influenciados por el sentimiento, guiados por el corazón y por lo que leen en Internet, más que por información precisa, fría, ejecutiva, además de desconocer totalmente sus facultades y responsabilidades, sus alcances, sus posibilidades de influir en el tema, se dejaron llevar por la vía más fácil que fue rechazar cualquier incremento, nada más porque sí.

El ajuste a la tarifa del transporte urbano de 50 centavos para quedar en 9.50 será insuficiente para que los permisionarios puedan invertir en unidades nuevas y toda esa tecnología que están exigiendo quienes han protestado. Y menos alcanzará para comprar unidades híbridas, que serían de gran ayuda para cuidar el medio ambiente.

En León la tarifa está en 11 pesos mientras que en Zacatecas subirse a un autobús cuesta 8.50. Aguascalientes está también en negociaciones para incrementar la tarifa y se habla que podría llegar a los 10 pesos.

El Instituto Queretano del Transporte (IQT) informó sobre el ajuste a las tarifas del transporte público de la zona metropolitana: tarifa usuario general se ajusta de 8.50 a 11 pesos, preferente de 4 a 9 pesos; mientras que los transbordos usuario general se ajusta de 4 a 5.50 pesos, usuarios preferentes 0 a 4.50 pesos; para San Juan del Río las tarifas se ajustarán para usuario general de 7.50 a 10 pesos y preferente se mantiene en 4 pesos.

Así, en estados vecinos las tarifas aumentan hasta dos pesos con cincuenta centavos porque no hay de otra, si no hay incrementos el transporte público colapsa y entonces se genera un grave problema social. Si con la falta de gasolina algunas entidades están al borde de la parálisis con todo lo que ello implica, imagine lo que pasaría sin transporte público un solo día y ya ni pensar en varios.

El ajuste que se dio en la tarifa de transporte, responde a las condiciones inflacionarias que establece la misma ley que es avalada por el Congreso del Estado, por ello llama la atención que algunos diputados se quejen de lo que ellos son responsables, no en lo personal, pero sí como institución. Si desean que las cosas sean diferentes, deberán modificar el marco legal para controlar las decisiones. Desde la última vez, no les quedaron ganas.

Después de todo el aumento fue de 50 centavos, lejos de las expectativas y necesidades de los permisionarios, pero al Consejo Estatal del Transporte no le quedó de otra, tenía que defender la economía de los usuarios.

La situación de los permisionarios no es fácil. El precio del diesel, de las refacciones, pagar el abono de los camiones y un sin fin de gastos, no se pueden costear con ese aumento pero no hay de otra, es lo que hay y deberán cumplir una serie de compromisos que le exigirán los sectores como si la nueva tarifa fuera estratosférica.


CONTRASEÑA


Como parte de los compromisos adquiridos por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado ante el Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública en la concertación celebrada en febrero del 2018 para el otorgamiento de recursos FASP, la institución adquirió el compromiso de capacitar al 50 por ciento de su fuerza operativa durante todo el año pasado, para que cada uno de sus elementos tenga el Certificado Único Policial (CUP), que garantiza evaluaciones de control y confianza vigentes, por lo que el proceso inició con el segmento de fuerza operativa que se encontraba en ese supuesto, tanto de la Policía Estatal como de custodia…Ante las condiciones de desabasto de combustibles que persisten en entidades vecinas, se pondrán en marcha medidas para que se comercialice gasolina en bidones, garrafones o incluso tinacos, como se ha presentado en Villa de Reyes, Santa María del Rio y Villa de Arriaga. Esta medida esta enfocada en salvaguardar la seguridad y evitar cualquier incidente, por lo que es importante que la ciudadanía tenga en claro que esta es una medida preventiva y que el abasto en San Luis Potosí esta garantizado… Aceptar cualquier chamba con tal de no estar en la banca y tener participación en la vida pública de San Luis Potosí es entendible, cuando se trata de un personaje cuestionado siempre por su desfachatez, opacidad en sus acciones y voracidad por el presupuesto público. En fin, bendita impunidad…HASTA LA PRÓXIMA

Twitter @lozano_ray


domingo 18 de agosto de 2019

El Filón de Oro

domingo 11 de agosto de 2019

Los baluartes contra pobreza

domingo 21 de julio de 2019

San Luis vuela alto

domingo 14 de julio de 2019

Policías de Primera

domingo 30 de junio de 2019

La sucesión Morenista

domingo 23 de junio de 2019

La realidad de Ciudad Satélite

domingo 16 de junio de 2019

Los problemas resueltos del ISSSTE

domingo 09 de junio de 2019

La Proyección Empresarial

domingo 02 de junio de 2019

Un mes clave

domingo 26 de mayo de 2019

Las alianzas de AMLO

Cargar Más