/ domingo 22 de diciembre de 2019

Hablemos de Cine

STAR WARS: EL ASCENSO DE AKYWALKER, de J. J. Abrams

Ficha técnica: Director: J. J. Abrams, Guión: Chris Terrie y J. J. Abrams, Fotografía: John Schwartzman, Música: John Williams, Edición: Maryann Brandon, Género: ciencia ficción, aventuras, País: Estados Unidos, 2019.

Intérpretes: Carrie Fisher (Leia), Mark Hamill (Luke), Adam Driver (Kylo), Daisy Ridley (Rey), Harrison Ford (Han Solo), Billy Lee Williams (Lando), Lupita Nyong´o (Maz)

Han pasado 42 años del estreno en 1977 de la Guerra de las Galaxias y seguimos hablando de esa película emblemática para todos los cineastas que se aprecien de serlo.

El estreno de STAR WARS: EL ASCENSO DE AKYWALKER nos lleva de la mano por ese mundo maravilloso de ficción donde la imaginación no tiene límites en medio de aventuras que envuelven tragedias, conspiraciones, traiciones y maldades ocultas.

Para muchos, esta última entrega de la saga, el primer sentimiento que les invade es el de la nostalgia, son muchos años de aventuras, de personajes entrañables, de escenarios fantásticos, de diálogos y frases que se han vuelto como un legado para cualquier cinéfilo en el mundo, algunos ejemplos: “Percibo miedo en ti”, “La capacidad de hablar no te hace inteligente” o la clásica “Que la fuerza te acompañe”, frase que sale a relucir en cualquier momento.

Visto de otra manera, esta exitosa saga ha generado más de 7 mil millones de dólares de ingresos lo que les dará una idea de lo que significa para la industria del cine norteamericano y para las salas exhibidoras de todo el mundo que esperan con ansias los estrenos de nuevas entregas con todo lo que eso significa para el negocio.

Esta última entrega, que cierra la trilogía final y la saga en su conjunto, está dirigida por el cineasta, productor y guionista neoyorkino J. J. Abrams, que dirigió el episodio VII de la saga además de cintas como Misión imposible 3, Star Trek y Súper 8, entre otras, además de exitosas series para la televisión.

La realidad es que para muchos, Abrams quedó a deber en esta última entrega, los conocedores de la saga argumentan que el director hizo a un lado el potencial de la trama y que se la pasó tratando de unir muchos cabos sueltos de la trilogía, para caer en interminables escenas llenas de acción y efectos especiales en un afán por priorizar el espectáculo sobre la base misma de la historia.

Pese a estos comentarios, para la inmensa mayoría de los seguidores de la saga, el filme es fantástico y salen de la proyección complacidos de lo que han visto y sacando mil conjeturas mientras van enlazando a los personajes, objetos, sitios, tramas y sub tramas que han aparecido a lo largo de la serie.

Nosotros nos declaramos neófitos en el tema, resultaría muy difícil tener todas las referencias del caso; sin embargo, desde un punto de vista cinematográfico, las saga de “La Guerra de las galaxias” marcó un antes y un después en la historia del cine fantástico, que ha dejado una huella indeleble para todos aquellos que la han vivido y lo hará para las nuevas generaciones.

Eso lo sabe muy bien J. J. Abrams que recurre a la nostalgia de muchos cinéfilos haciendo que aparezcan algunos personajes claves de la historia de ahí que Han Solo, Luke y la princesa Leia, se vean de manera fugaz pero muy significativa.

Un caso por demás característico es la presencia de Leia, interpretada por Carrie Fisher, fallecida hace tres años por estas fechas después de sufrir un ataque cerebral a bordo de un avión. Las escenas donde aparece ella son un sentido homenaje a su memoria, son trazos que fueron tomados de episodios anteriores y que logran avivar los recuerdos y enriquecen las anécdotas.

Es la propia Leia quien pronuncia otra frase memorable cuando le dice a Rey “Nunca tengas miedo de ser quien eres”, frase que puede resumir el espíritu de la saga y que nos lleva a recordar escenas clásicas como cuando los personajes miran el horizonte bañado por soles binarios meditando por lo que ha sucedido y por lo que vendrá.

Esa frase se puede aplicar también a cada personaje, ya sea bueno o malo dentro de la historia, que resume en sus actos, el comportamiento del ser humano cuando este se enfrenta a su destino o cuando tiene que definir su accionar en una decisión que cambiará su vida o el orden de muchas cosas, entre ellas, su propia redención.

Todo eso y más, representa esta maravillosa saga, que durante 4 décadas ha permanecido en el gusto y en el ánimo de todos; si esta última entrega es buena o no, tal vez sea lo menos importante, la realidad es que será vista por miles de fanáticos quienes caerán rendidos ante la majestuosidad de un cine que cumple con creces su misión básica de divertir y entretener. Así de fácil. Felices días de navidad para todos.

Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com

STAR WARS: EL ASCENSO DE AKYWALKER, de J. J. Abrams

Ficha técnica: Director: J. J. Abrams, Guión: Chris Terrie y J. J. Abrams, Fotografía: John Schwartzman, Música: John Williams, Edición: Maryann Brandon, Género: ciencia ficción, aventuras, País: Estados Unidos, 2019.

Intérpretes: Carrie Fisher (Leia), Mark Hamill (Luke), Adam Driver (Kylo), Daisy Ridley (Rey), Harrison Ford (Han Solo), Billy Lee Williams (Lando), Lupita Nyong´o (Maz)

Han pasado 42 años del estreno en 1977 de la Guerra de las Galaxias y seguimos hablando de esa película emblemática para todos los cineastas que se aprecien de serlo.

El estreno de STAR WARS: EL ASCENSO DE AKYWALKER nos lleva de la mano por ese mundo maravilloso de ficción donde la imaginación no tiene límites en medio de aventuras que envuelven tragedias, conspiraciones, traiciones y maldades ocultas.

Para muchos, esta última entrega de la saga, el primer sentimiento que les invade es el de la nostalgia, son muchos años de aventuras, de personajes entrañables, de escenarios fantásticos, de diálogos y frases que se han vuelto como un legado para cualquier cinéfilo en el mundo, algunos ejemplos: “Percibo miedo en ti”, “La capacidad de hablar no te hace inteligente” o la clásica “Que la fuerza te acompañe”, frase que sale a relucir en cualquier momento.

Visto de otra manera, esta exitosa saga ha generado más de 7 mil millones de dólares de ingresos lo que les dará una idea de lo que significa para la industria del cine norteamericano y para las salas exhibidoras de todo el mundo que esperan con ansias los estrenos de nuevas entregas con todo lo que eso significa para el negocio.

Esta última entrega, que cierra la trilogía final y la saga en su conjunto, está dirigida por el cineasta, productor y guionista neoyorkino J. J. Abrams, que dirigió el episodio VII de la saga además de cintas como Misión imposible 3, Star Trek y Súper 8, entre otras, además de exitosas series para la televisión.

La realidad es que para muchos, Abrams quedó a deber en esta última entrega, los conocedores de la saga argumentan que el director hizo a un lado el potencial de la trama y que se la pasó tratando de unir muchos cabos sueltos de la trilogía, para caer en interminables escenas llenas de acción y efectos especiales en un afán por priorizar el espectáculo sobre la base misma de la historia.

Pese a estos comentarios, para la inmensa mayoría de los seguidores de la saga, el filme es fantástico y salen de la proyección complacidos de lo que han visto y sacando mil conjeturas mientras van enlazando a los personajes, objetos, sitios, tramas y sub tramas que han aparecido a lo largo de la serie.

Nosotros nos declaramos neófitos en el tema, resultaría muy difícil tener todas las referencias del caso; sin embargo, desde un punto de vista cinematográfico, las saga de “La Guerra de las galaxias” marcó un antes y un después en la historia del cine fantástico, que ha dejado una huella indeleble para todos aquellos que la han vivido y lo hará para las nuevas generaciones.

Eso lo sabe muy bien J. J. Abrams que recurre a la nostalgia de muchos cinéfilos haciendo que aparezcan algunos personajes claves de la historia de ahí que Han Solo, Luke y la princesa Leia, se vean de manera fugaz pero muy significativa.

Un caso por demás característico es la presencia de Leia, interpretada por Carrie Fisher, fallecida hace tres años por estas fechas después de sufrir un ataque cerebral a bordo de un avión. Las escenas donde aparece ella son un sentido homenaje a su memoria, son trazos que fueron tomados de episodios anteriores y que logran avivar los recuerdos y enriquecen las anécdotas.

Es la propia Leia quien pronuncia otra frase memorable cuando le dice a Rey “Nunca tengas miedo de ser quien eres”, frase que puede resumir el espíritu de la saga y que nos lleva a recordar escenas clásicas como cuando los personajes miran el horizonte bañado por soles binarios meditando por lo que ha sucedido y por lo que vendrá.

Esa frase se puede aplicar también a cada personaje, ya sea bueno o malo dentro de la historia, que resume en sus actos, el comportamiento del ser humano cuando este se enfrenta a su destino o cuando tiene que definir su accionar en una decisión que cambiará su vida o el orden de muchas cosas, entre ellas, su propia redención.

Todo eso y más, representa esta maravillosa saga, que durante 4 décadas ha permanecido en el gusto y en el ánimo de todos; si esta última entrega es buena o no, tal vez sea lo menos importante, la realidad es que será vista por miles de fanáticos quienes caerán rendidos ante la majestuosidad de un cine que cumple con creces su misión básica de divertir y entretener. Así de fácil. Felices días de navidad para todos.

Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com

domingo 15 de marzo de 2020

Hablemos de Cine

domingo 08 de marzo de 2020

Hablemos de Cine

domingo 01 de marzo de 2020

Hablemos de Cine

domingo 23 de febrero de 2020

Hablemos de Cine

domingo 16 de febrero de 2020

Hablemos de Cine

domingo 09 de febrero de 2020

Hablemos de Cine

domingo 02 de febrero de 2020

Hablemos de Cine

domingo 26 de enero de 2020

Hablemos de Cine

domingo 19 de enero de 2020

Hablemos de Cine

domingo 12 de enero de 2020

Hablemos de Cine

Cargar Más