/ domingo 27 de octubre de 2019

Hablemos de Cine

ZOMBIELAND 2: TIRO DE GRACIA, de Ruben Fleischer


Ficha técnica: Director: Ruben Fleischer, Guión: Rhett Reese, Paul Wernick y David Callaham, Fotografía: Chung Chung-Hoon, Música: David Sardy, Edición: Chris Patterson, Género: Comedia, terror postapocalíptico, País: Estados Unidos, 2019.


Intérpretes: Woody Harrelson (Tallahassee), Jesse Eisenberg (Columbus), Emma Stone (Wichita), Abigail Breslin (Little Rock), Rosario Dawson (Nevada), Zoey Deutch (Madison), Luke Wilson.


Parece mentira, pero han pasado diez años desde que vimos ZOMBIELAND y nos atrapó su estilo desenfadado, ocurrente y loco que mostraba el mundo patas arriba cuando todos, por una extraña razón, se convertían en muertos vivientes que andaban errantes y desesperados en la búsqueda de encontrar carne fresca de humanos no contaminados para nutrirse de ellos y contagiarlos.

Por supuesto, los pocos humanos no tocados por el virus, eran la clave para darle vida a esta historia loca y así, conocimos a cuatro personajes tan disímbolos entre ellos, que lucharán a brazo partido para defenderse de los molestos zombis mientras andan errantes en busca de la tierra prometida.

En ZOMBIELAND 2: TIRO DE GRACIA, ellos siguen ahí, claro, con el paso del tiempo a cuestas que ha hecho estragos en Tallahassee (un excelente trabajo de Woody Harrelson) y en Little Rock (una Abigail Breslin que ha dejado de ser niña para convertirse en una joven ávida de aventuras y pasiones que le brotan en su ser).

Esta segunda entrega, al igual que su antecesora, se mueve en tono de comedia salpicada por una constante vena de humor negro mientras seguimos escuchando la voz de Columbus dándonos consejos y aleccionándonos para enfrentarnos al enjambre de zombis que de repente se aparecen, el joven Columbus habla y habla sin parar, esa es su característica y hay que soportarlo.

Tal vez la diferencia más notoria entre ambas es que la primera entrega tenía dosis de terror que realmente asustaban, lo que no sucede ahora ya que la presencia de los zombis sirve únicamente para burlarse de ellos y seguir practicando su afición favorita del tiro al blanco para matarlos sin olvidar la regla de rematarlos.

Esta segunda entrega está llena de referencias de filmes anteriores y de homenajes a celebridades como Elvis o el propio Bill Murray que vuelve a interpretarse a sí mismo en escenas muy ocurrentes y llenas de un fino humor que pone a reír a las audiencias.

Y es que el director Fleischer y su trío de excelentes guionistas, ponen a sus personajes en lugares emblemáticos como la Casa Blanca hecha una ruina y que vemos en los inicios del filme, ahí, nuestros héroes, tienen escenas delirante mientras se pitorrean de los presidentes que la habitaron entre mordaces críticas a las instituciones y al sistema presidencial.

Otro acierto de este filme es la presencia de nuevos personajes que le dan oxígeno puro al balance de la historia, en especial, el personaje de Madison, una chica aniñada fresa y cursi que no tiene empacho en tirarse a Columbus con el argumento de tener mucho tiempo sin sexo; por supuesto, la guerra interna que se desata entre ella y nuestra conocida Wichita (una hermosa Emma Stone) es de antología, y entre ellas, estará acorralado un Columbus al que vuelven loco con sus mordaces comentarios.

Se dice que nunca las segundas partes son mejores y eso sucede con las secuelas, que siempre serán comparadas con la original, quedando la mayoría de las veces relegadas y rezagadas al olvido.

Con ZOMBILAND 2 no podríamos decir lo mismo, esta segunda parte se nota más sólida, mejor acabada que, sin perder de vista la esencia de la original, llega cargada con un humor más fino, con personajes más maduros aportando cada uno de ellos, un sentido del humor que refleja su personalidad.

Así, cuando Little Rock se fuga con un peludo músico hippie, los tres restantes se darán a la tarea de ir por ella porque la joven es parte de la familia y esta es lo primero que hay que cuidar y una vez que vuelven a estar juntos, hay que volver a comenzar en la búsqueda de una Tierra que invite a la paz del hogar tan ansiado por todos.

Metáforas aparte ZOMBILAND 2 es una invitación a relajarse y divertirse un buen rato, y, por supuesto, bien vale la pena una tarde de cine.



Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com





PRESENTACIÓN


Ernesto Robledo Cervantes es cinero de toda la vida, sus actividades con empresas privadas ajenas al cine, no le han impedido que por más de dos décadas ininterrumpidas, nos esté hablando de cine cada semana en el Sol de San Luis.

Para Ernesto, el cine es un refugio, un lugar donde la aventura y el entretenimiento son un remanso para afrontar la vida o en una escuela donde de vez en cuando, se pueden admirar verdaderas obras de arte que le da materia para seguir “Hablando de Cine”.












ZOMBIELAND 2: TIRO DE GRACIA, de Ruben Fleischer


Ficha técnica: Director: Ruben Fleischer, Guión: Rhett Reese, Paul Wernick y David Callaham, Fotografía: Chung Chung-Hoon, Música: David Sardy, Edición: Chris Patterson, Género: Comedia, terror postapocalíptico, País: Estados Unidos, 2019.


Intérpretes: Woody Harrelson (Tallahassee), Jesse Eisenberg (Columbus), Emma Stone (Wichita), Abigail Breslin (Little Rock), Rosario Dawson (Nevada), Zoey Deutch (Madison), Luke Wilson.


Parece mentira, pero han pasado diez años desde que vimos ZOMBIELAND y nos atrapó su estilo desenfadado, ocurrente y loco que mostraba el mundo patas arriba cuando todos, por una extraña razón, se convertían en muertos vivientes que andaban errantes y desesperados en la búsqueda de encontrar carne fresca de humanos no contaminados para nutrirse de ellos y contagiarlos.

Por supuesto, los pocos humanos no tocados por el virus, eran la clave para darle vida a esta historia loca y así, conocimos a cuatro personajes tan disímbolos entre ellos, que lucharán a brazo partido para defenderse de los molestos zombis mientras andan errantes en busca de la tierra prometida.

En ZOMBIELAND 2: TIRO DE GRACIA, ellos siguen ahí, claro, con el paso del tiempo a cuestas que ha hecho estragos en Tallahassee (un excelente trabajo de Woody Harrelson) y en Little Rock (una Abigail Breslin que ha dejado de ser niña para convertirse en una joven ávida de aventuras y pasiones que le brotan en su ser).

Esta segunda entrega, al igual que su antecesora, se mueve en tono de comedia salpicada por una constante vena de humor negro mientras seguimos escuchando la voz de Columbus dándonos consejos y aleccionándonos para enfrentarnos al enjambre de zombis que de repente se aparecen, el joven Columbus habla y habla sin parar, esa es su característica y hay que soportarlo.

Tal vez la diferencia más notoria entre ambas es que la primera entrega tenía dosis de terror que realmente asustaban, lo que no sucede ahora ya que la presencia de los zombis sirve únicamente para burlarse de ellos y seguir practicando su afición favorita del tiro al blanco para matarlos sin olvidar la regla de rematarlos.

Esta segunda entrega está llena de referencias de filmes anteriores y de homenajes a celebridades como Elvis o el propio Bill Murray que vuelve a interpretarse a sí mismo en escenas muy ocurrentes y llenas de un fino humor que pone a reír a las audiencias.

Y es que el director Fleischer y su trío de excelentes guionistas, ponen a sus personajes en lugares emblemáticos como la Casa Blanca hecha una ruina y que vemos en los inicios del filme, ahí, nuestros héroes, tienen escenas delirante mientras se pitorrean de los presidentes que la habitaron entre mordaces críticas a las instituciones y al sistema presidencial.

Otro acierto de este filme es la presencia de nuevos personajes que le dan oxígeno puro al balance de la historia, en especial, el personaje de Madison, una chica aniñada fresa y cursi que no tiene empacho en tirarse a Columbus con el argumento de tener mucho tiempo sin sexo; por supuesto, la guerra interna que se desata entre ella y nuestra conocida Wichita (una hermosa Emma Stone) es de antología, y entre ellas, estará acorralado un Columbus al que vuelven loco con sus mordaces comentarios.

Se dice que nunca las segundas partes son mejores y eso sucede con las secuelas, que siempre serán comparadas con la original, quedando la mayoría de las veces relegadas y rezagadas al olvido.

Con ZOMBILAND 2 no podríamos decir lo mismo, esta segunda parte se nota más sólida, mejor acabada que, sin perder de vista la esencia de la original, llega cargada con un humor más fino, con personajes más maduros aportando cada uno de ellos, un sentido del humor que refleja su personalidad.

Así, cuando Little Rock se fuga con un peludo músico hippie, los tres restantes se darán a la tarea de ir por ella porque la joven es parte de la familia y esta es lo primero que hay que cuidar y una vez que vuelven a estar juntos, hay que volver a comenzar en la búsqueda de una Tierra que invite a la paz del hogar tan ansiado por todos.

Metáforas aparte ZOMBILAND 2 es una invitación a relajarse y divertirse un buen rato, y, por supuesto, bien vale la pena una tarde de cine.



Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com





PRESENTACIÓN


Ernesto Robledo Cervantes es cinero de toda la vida, sus actividades con empresas privadas ajenas al cine, no le han impedido que por más de dos décadas ininterrumpidas, nos esté hablando de cine cada semana en el Sol de San Luis.

Para Ernesto, el cine es un refugio, un lugar donde la aventura y el entretenimiento son un remanso para afrontar la vida o en una escuela donde de vez en cuando, se pueden admirar verdaderas obras de arte que le da materia para seguir “Hablando de Cine”.












domingo 08 de diciembre de 2019

Hablemos de Cine

domingo 01 de diciembre de 2019

Hablemos de Cine

domingo 24 de noviembre de 2019

Hablemos de Cine

domingo 17 de noviembre de 2019

Hablemos de Cine

domingo 10 de noviembre de 2019

Hablemos de Cine

domingo 03 de noviembre de 2019

Hablemos de Cine

domingo 27 de octubre de 2019

Hablemos de Cine

domingo 20 de octubre de 2019

Hablemos de Cine

domingo 13 de octubre de 2019

Hablemos de Cine

domingo 06 de octubre de 2019

Hablemos de Cine

Cargar Más