/ domingo 17 de marzo de 2019

Hablemos de Cine

COMO NOVIO DE PUEBLO, de Joe Rendón


Ficha técnica

Director: Joe Rendón

Guión: Joe Rendón, Daniel Sánchez Arévalo, Alex Marín e

Isaac Salame

Fotografía: Daniel Blanco

Música: Franco Medina Mora

Género: Comedia

País: México, 2018.


Intérpretes: José María de Tavira (Diego), Martín Altomaro (Julián), Regina Blandón (Martina), Ricardo Polanco (Miguel), Daniel Tovar, Mariana Burelli (Toña), Damayanti Quintanar (Yolanda), Greta Cervantes.



Estamos ante otro remake del cine mexicano, esta vez de una película española titulada “Los primos” filmada en 2011, con el que el director Joe Rendón hace su ópera prima.

Nos referimos a la cinta COMO NOVIO DE PUEBLO cuya introducción del filme nos muestra a Diego, quedado y plantado por Yolanda, una novia que nunca llega a la ceremonia lo que provoca en el frustrado novio una sensación de amargura y depresión más que evidente para la familia y sus invitados.

Esta escena inicial llena de chispa y momentos graciosos, dentro de la fatalidad del momento, presagian una buena historia que por desgracia, nunca llega, ya que la trama se va diluyendo con el curso de los acontecimientos.

Así vemos que para Diego las cosas no mejoran, los días pasan y sigue sumergido en su frustración mientras espera ansioso a que su arrepentida novia le llame o él mismo, en un momento de debilidad y dejando de lado su dignidad, la busque.

En ese estado de cosas, se presentan los primos Julián y Miguel dispuestos a rescatar a Julián de su situación. Los primos tienen el plan de hacer un viaje a Puerto Vallarta, aquel lugar donde todos ellos crecieron y disfrutaron su infancia con algo adicional, allá vive Martina, un gran amor de Julián años atrás; Julián se resiste a viajar, pero un viejo pacto entre ellos no le deja otra alternativa que hacerlo.


En realidad, el viaje a Vallarta confronta a los tres primos, ya que cada uno de ellos deberá enfrentarse con sus propios demonios: Julián empeñado en parecer un galán mientras intenta rehabilitar a un viejo amigo del alcohol y hacer todo lo posible para que se reconcilie con su bella hija, mientras Miguel empieza a liberarse del yugo de su novia Toña que lo asfixia en su afán de protegerlo de todo y en inventarle enfermedades que no tiene.

Para Diego sus estados de melancolía parecen irse superando y ya instalado en la casa de Martina, convertida en un pequeño hostal, Diego empieza a ver la vida de otra manera, sobre todo con la presencia de Martina y su pequeño hijo que al darse cuenta de los coqueteos de Diego con su mamá, no tarda en advertirle de que si la lastima le va a partir su madre.

Comedia romántica que, como decíamos al principio, pierde su inspiración en la medida que toma caminos distintos entre los personajes, lo que provoca que se disperse la atención del espectador brincando de un tema a otro en la vida de los tres primos.

Y es que la película emplea mucho tiempo en explicar la historia de los tres personajes lo que hace que se pierda el hilo conductor de una trama que nunca cuaja bien producto de un guión que no acierta a ser coherente y darle continuidad a lo que estamos viendo

En este caso, los personajes femeninos no se quedan atrás, Martina sobresale por razones obvias, pero tanto Toña, la tóxica novia de Miguel, como Yolanda, la novia que deja plantado a Diego, aparecen pero sin darles mayor profundidad a sus personajes pese a la importancia que tienen, en especial el papel de Yolanda.

El peso de la película recae en su elenco en el que José María de Tavira como Diego, se nota con falta de brío y en ocasiones hasta aburrido en un personaje que podría dar más y que, dada la capacidad actoral de de Tavira, se pierde de manera inexplicable.

Regina Blandón como Martina es quien le da el toque sobresaliente al elenco al darle vida a un personaje altivo, íntegro y natural que ha sabido salir adelante como madre soltera, educando a su precoz hijo y dejando de manera sabia que las cosas se acomoden en su lugar.

Otro personaje importante es el propio Vallarta, quien cobra vida entre los muros de la casa de Martina así como en sus calles empedradas y ese ambiente cálido que se respira por todas partes con el mar incitando al espectador a estar ahí cuanto antes.

COMO NOVIO DE PUEBLO es un remake fallido donde la versión mexicana se pierde a falta de mejores propuestas, pero que se puede ver sin pretensiones para pasar el rato y nada más.



Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com

COMO NOVIO DE PUEBLO, de Joe Rendón


Ficha técnica

Director: Joe Rendón

Guión: Joe Rendón, Daniel Sánchez Arévalo, Alex Marín e

Isaac Salame

Fotografía: Daniel Blanco

Música: Franco Medina Mora

Género: Comedia

País: México, 2018.


Intérpretes: José María de Tavira (Diego), Martín Altomaro (Julián), Regina Blandón (Martina), Ricardo Polanco (Miguel), Daniel Tovar, Mariana Burelli (Toña), Damayanti Quintanar (Yolanda), Greta Cervantes.



Estamos ante otro remake del cine mexicano, esta vez de una película española titulada “Los primos” filmada en 2011, con el que el director Joe Rendón hace su ópera prima.

Nos referimos a la cinta COMO NOVIO DE PUEBLO cuya introducción del filme nos muestra a Diego, quedado y plantado por Yolanda, una novia que nunca llega a la ceremonia lo que provoca en el frustrado novio una sensación de amargura y depresión más que evidente para la familia y sus invitados.

Esta escena inicial llena de chispa y momentos graciosos, dentro de la fatalidad del momento, presagian una buena historia que por desgracia, nunca llega, ya que la trama se va diluyendo con el curso de los acontecimientos.

Así vemos que para Diego las cosas no mejoran, los días pasan y sigue sumergido en su frustración mientras espera ansioso a que su arrepentida novia le llame o él mismo, en un momento de debilidad y dejando de lado su dignidad, la busque.

En ese estado de cosas, se presentan los primos Julián y Miguel dispuestos a rescatar a Julián de su situación. Los primos tienen el plan de hacer un viaje a Puerto Vallarta, aquel lugar donde todos ellos crecieron y disfrutaron su infancia con algo adicional, allá vive Martina, un gran amor de Julián años atrás; Julián se resiste a viajar, pero un viejo pacto entre ellos no le deja otra alternativa que hacerlo.


En realidad, el viaje a Vallarta confronta a los tres primos, ya que cada uno de ellos deberá enfrentarse con sus propios demonios: Julián empeñado en parecer un galán mientras intenta rehabilitar a un viejo amigo del alcohol y hacer todo lo posible para que se reconcilie con su bella hija, mientras Miguel empieza a liberarse del yugo de su novia Toña que lo asfixia en su afán de protegerlo de todo y en inventarle enfermedades que no tiene.

Para Diego sus estados de melancolía parecen irse superando y ya instalado en la casa de Martina, convertida en un pequeño hostal, Diego empieza a ver la vida de otra manera, sobre todo con la presencia de Martina y su pequeño hijo que al darse cuenta de los coqueteos de Diego con su mamá, no tarda en advertirle de que si la lastima le va a partir su madre.

Comedia romántica que, como decíamos al principio, pierde su inspiración en la medida que toma caminos distintos entre los personajes, lo que provoca que se disperse la atención del espectador brincando de un tema a otro en la vida de los tres primos.

Y es que la película emplea mucho tiempo en explicar la historia de los tres personajes lo que hace que se pierda el hilo conductor de una trama que nunca cuaja bien producto de un guión que no acierta a ser coherente y darle continuidad a lo que estamos viendo

En este caso, los personajes femeninos no se quedan atrás, Martina sobresale por razones obvias, pero tanto Toña, la tóxica novia de Miguel, como Yolanda, la novia que deja plantado a Diego, aparecen pero sin darles mayor profundidad a sus personajes pese a la importancia que tienen, en especial el papel de Yolanda.

El peso de la película recae en su elenco en el que José María de Tavira como Diego, se nota con falta de brío y en ocasiones hasta aburrido en un personaje que podría dar más y que, dada la capacidad actoral de de Tavira, se pierde de manera inexplicable.

Regina Blandón como Martina es quien le da el toque sobresaliente al elenco al darle vida a un personaje altivo, íntegro y natural que ha sabido salir adelante como madre soltera, educando a su precoz hijo y dejando de manera sabia que las cosas se acomoden en su lugar.

Otro personaje importante es el propio Vallarta, quien cobra vida entre los muros de la casa de Martina así como en sus calles empedradas y ese ambiente cálido que se respira por todas partes con el mar incitando al espectador a estar ahí cuanto antes.

COMO NOVIO DE PUEBLO es un remake fallido donde la versión mexicana se pierde a falta de mejores propuestas, pero que se puede ver sin pretensiones para pasar el rato y nada más.



Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com

domingo 17 de marzo de 2019

Hablemos de Cine

domingo 10 de marzo de 2019

Hablemos de Cine

domingo 03 de marzo de 2019

Hablemos de Cine

domingo 24 de febrero de 2019

Hablemos de Cine

domingo 17 de febrero de 2019

Hablemos de Cine

domingo 10 de febrero de 2019

Hablemos de Cine

domingo 03 de febrero de 2019

Hablemos de Cine

domingo 27 de enero de 2019

Hablemos de Cine

domingo 20 de enero de 2019

Hablemos de Cine

domingo 13 de enero de 2019

Hablemos de Cine

Cargar Más