/ domingo 27 de enero de 2019

Hablemos de Cine

Vaya revuelo que ha logrado hacer esta cinta mexicana entre los cinéfilos del país entero. Y es que la campaña publicitaria ha sido muy efectiva para una cinta que salió de la nada para de pronto tocar el interés de todos por una temática tan recurrente en la vida de todo aquel que trabaja.

MIRREYES CONTRA GODINEZ es una comedia que confronta al propio auditorio el cual la gran mayoría sabe muy bien que su pertenencia está en el bando de los Godínez por razones más que obvias, aunque muchos dirán, con sobrada razón, que hay de Godínez a Godínez, o sea, que dentro de esta inmensa esfera social, también hay niveles. Veamos esos niveles en la trama de la cinta.

Genaro trabaja en la empresa Kuri & Sons y es el brazo derecho del Sr. Kuri dueño de la empresa. Su destacada labor le permite soñar con unas metas altas que se pueden hacer realidad cuando muere el Sr. Kuri y alguien debe hacerse cargo de la compañía.

Pero se presenta un problema, los hijos del patrón con Santiago al frente, se presentan de improviso para reclamar lo que les corresponde con un Santiago dispuesto a tomar las riendas de la empresa, pese a su total desconocimiento de la misma, ya que nunca tuvo tiempo de conocerla por estar ocupado en sus diversiones.

La batalla está por comenzar, ambos bandos lucharán por sus ideales sin dar marcha atrás a sus ambiciones y con la certeza de que pueden hacer de la empresa que dejó el Sr. Kuri, una mejor compañía, enfrascados en su pleito, no se dan cuenta que hay alguien que tiene otros planes para la empresa.

Todos estos enredos están planteados de una manera jocosa dentro de una comedia que pretende divertir confrontando a dos grupos antagónicos donde cada uno lucha por lo que cree que le corresponde y aquí es donde empiezan los asegunes.

Las intenciones del filme son buenas, crear una sátira para burlarse de todos en un momento dado, pero pronto cae en los estereotipos recurrentes para catalogar a un grupo social determinado.

La película plantea que los mirreyes son jóvenes adinerados acostumbrados a hacer lo que quieren sabiendo que tienen su futuro asegurado con la comodidad y lujos que eso conlleva.

Los Godínez, en cambio, son los fregados, aquellos empleados metidos en la rutina diaria a la que se apegarán para conservar su trabajo hasta que venga alguien y los remplace simplemente por razones naturales que tienen que ver con el paso del tiempo.

Desde luego, los mirreyes son blancos, rubios si es preciso, ingeniosos, tocados por la gracia de su apostura, mientras los Godínez son casi siempre morenos, de dudosa procedencia, rutinarios, ingratos a veces y flojos, lo que le da a todo esto un sesgo clasista que puede resultar gracioso pero que cae en lo grotesco y hasta ofensivo.

Lo anterior se manifiesta cuando uno de los personaje insinúa que una persona morena y de clase baja es sin ninguna duda “naca” o ladrón, comentario que resulta por decirlo de alguna manera irresponsable y fomenta el prejuicio que se da entre algunos miembros de clases sociales diferentes donde el racismo y el rechazo a las clases bajas sigue latente.

Pero tratando de ver todo lo anterior con ánimo de entretenimiento, diremos también que la cinta tiene momentos lúcidos como el ambiente que se vive en una oficina donde se logra capturar esa convivencia diaria con el ir y venir de sus integrantes dentro de ese pequeño universo tan único y diferente a los demás.

Así mismo, el personaje de Michelle inicia una perorata que pretende ser una denuncia contra la injusticia que reciben las mujeres en sus puestos de trabajo, pero todo eso se diluye muy rápido llevando a la trama por caminos tele novelescos con un amorío forzado y en medio de chistes de doble sentido que ambos bandos no dejan de propinarse.

Hablando de Michelle, este personaje es interpretado por la estupenda actriz Regina Blandón, aquella niña “normal” que sufría los calificativos de sus padres en la famosa serie televisiva “La familia Peluche”. Regina destaca entre el extenso elenco de la película y su presencia deja un grato sabor de boca en el espectador, que reconoce su trabajo junto con los demás, en especial, el de Daniel Tovar y Pablo Lyle como Genaro y Santi, respectivamente.

En fin, MIRREYES CONTRA GODINEZ en una entretenida cinta que pudo ir más allá de la mera diversión pero que sus creadores se quedaron en el intento cayendo muy pronto en la superficialidad de las cosas. ¡Ni modo!, será para otra ocasión.


Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com







MOVIOLA

PELICULA: MIRREYES CONTRA GODINEZ

DIRECTOR: CHAVA CARTAS

PERSONAJES: GENARO (Daniel Tovar)

SANTIAGO (Pablo Lyle)

MICHELLE (Regina Blandón)


SINOPSIS:


En la empresa Kuri & Sons, surge una confrontación entre los empleados de confianza y los hijos del dueño recién fallecido. Genaro, el hombre de confianza del Sr. Kuri, cree ser el indicado para estar al frente pero todo cambia cuando se presenta Santiago, el hijo mayor quien reclama la dirección, dándose entre ellos una lucha por el control de la empresa.



Vaya revuelo que ha logrado hacer esta cinta mexicana entre los cinéfilos del país entero. Y es que la campaña publicitaria ha sido muy efectiva para una cinta que salió de la nada para de pronto tocar el interés de todos por una temática tan recurrente en la vida de todo aquel que trabaja.

MIRREYES CONTRA GODINEZ es una comedia que confronta al propio auditorio el cual la gran mayoría sabe muy bien que su pertenencia está en el bando de los Godínez por razones más que obvias, aunque muchos dirán, con sobrada razón, que hay de Godínez a Godínez, o sea, que dentro de esta inmensa esfera social, también hay niveles. Veamos esos niveles en la trama de la cinta.

Genaro trabaja en la empresa Kuri & Sons y es el brazo derecho del Sr. Kuri dueño de la empresa. Su destacada labor le permite soñar con unas metas altas que se pueden hacer realidad cuando muere el Sr. Kuri y alguien debe hacerse cargo de la compañía.

Pero se presenta un problema, los hijos del patrón con Santiago al frente, se presentan de improviso para reclamar lo que les corresponde con un Santiago dispuesto a tomar las riendas de la empresa, pese a su total desconocimiento de la misma, ya que nunca tuvo tiempo de conocerla por estar ocupado en sus diversiones.

La batalla está por comenzar, ambos bandos lucharán por sus ideales sin dar marcha atrás a sus ambiciones y con la certeza de que pueden hacer de la empresa que dejó el Sr. Kuri, una mejor compañía, enfrascados en su pleito, no se dan cuenta que hay alguien que tiene otros planes para la empresa.

Todos estos enredos están planteados de una manera jocosa dentro de una comedia que pretende divertir confrontando a dos grupos antagónicos donde cada uno lucha por lo que cree que le corresponde y aquí es donde empiezan los asegunes.

Las intenciones del filme son buenas, crear una sátira para burlarse de todos en un momento dado, pero pronto cae en los estereotipos recurrentes para catalogar a un grupo social determinado.

La película plantea que los mirreyes son jóvenes adinerados acostumbrados a hacer lo que quieren sabiendo que tienen su futuro asegurado con la comodidad y lujos que eso conlleva.

Los Godínez, en cambio, son los fregados, aquellos empleados metidos en la rutina diaria a la que se apegarán para conservar su trabajo hasta que venga alguien y los remplace simplemente por razones naturales que tienen que ver con el paso del tiempo.

Desde luego, los mirreyes son blancos, rubios si es preciso, ingeniosos, tocados por la gracia de su apostura, mientras los Godínez son casi siempre morenos, de dudosa procedencia, rutinarios, ingratos a veces y flojos, lo que le da a todo esto un sesgo clasista que puede resultar gracioso pero que cae en lo grotesco y hasta ofensivo.

Lo anterior se manifiesta cuando uno de los personaje insinúa que una persona morena y de clase baja es sin ninguna duda “naca” o ladrón, comentario que resulta por decirlo de alguna manera irresponsable y fomenta el prejuicio que se da entre algunos miembros de clases sociales diferentes donde el racismo y el rechazo a las clases bajas sigue latente.

Pero tratando de ver todo lo anterior con ánimo de entretenimiento, diremos también que la cinta tiene momentos lúcidos como el ambiente que se vive en una oficina donde se logra capturar esa convivencia diaria con el ir y venir de sus integrantes dentro de ese pequeño universo tan único y diferente a los demás.

Así mismo, el personaje de Michelle inicia una perorata que pretende ser una denuncia contra la injusticia que reciben las mujeres en sus puestos de trabajo, pero todo eso se diluye muy rápido llevando a la trama por caminos tele novelescos con un amorío forzado y en medio de chistes de doble sentido que ambos bandos no dejan de propinarse.

Hablando de Michelle, este personaje es interpretado por la estupenda actriz Regina Blandón, aquella niña “normal” que sufría los calificativos de sus padres en la famosa serie televisiva “La familia Peluche”. Regina destaca entre el extenso elenco de la película y su presencia deja un grato sabor de boca en el espectador, que reconoce su trabajo junto con los demás, en especial, el de Daniel Tovar y Pablo Lyle como Genaro y Santi, respectivamente.

En fin, MIRREYES CONTRA GODINEZ en una entretenida cinta que pudo ir más allá de la mera diversión pero que sus creadores se quedaron en el intento cayendo muy pronto en la superficialidad de las cosas. ¡Ni modo!, será para otra ocasión.


Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com







MOVIOLA

PELICULA: MIRREYES CONTRA GODINEZ

DIRECTOR: CHAVA CARTAS

PERSONAJES: GENARO (Daniel Tovar)

SANTIAGO (Pablo Lyle)

MICHELLE (Regina Blandón)


SINOPSIS:


En la empresa Kuri & Sons, surge una confrontación entre los empleados de confianza y los hijos del dueño recién fallecido. Genaro, el hombre de confianza del Sr. Kuri, cree ser el indicado para estar al frente pero todo cambia cuando se presenta Santiago, el hijo mayor quien reclama la dirección, dándose entre ellos una lucha por el control de la empresa.



domingo 16 de junio de 2019

Hablemos de Cine

domingo 09 de junio de 2019

Hablemos de Cine

domingo 02 de junio de 2019

Hablemos de Cine

domingo 26 de mayo de 2019

Hablemos de Cine

domingo 19 de mayo de 2019

Hablemos de Cine

domingo 12 de mayo de 2019

Hablemos de Cine

domingo 28 de abril de 2019

Hablemos de cine

domingo 21 de abril de 2019

Hablemos de Cine

domingo 14 de abril de 2019

Hablemos de Cine

domingo 07 de abril de 2019

Hablemos de Cine

Cargar Más