/ domingo 20 de enero de 2019

Hablemos de Cine

JEFA POR ACCIDENTE, de Peter Segal

  • Ficha técnica
  • Director: Peter Segal
  • Guión: Justin Zackham y Elaine Golsmith-Thomas
  • Fotografía: Ueli Steiler
  • Música: Michael Andrews
  • Edición: Jason Gourson
  • Género: Comedia, romance
  • País: Estados Unidos, 2017.

Intérpretes: Jennifer López (Maya), Milo Ventimiglia (Trey), Vanessa Hudgens (Zoe), Leah Rimini (Joan), Charlyne Yi (Ariana), Freddie Stroma (Ron), Alan Aisenberg (Chase), Annaleigh Ashford (Hildy), Larry Miller (Sr. Weiskopf), Arthur Coyle (gerente)

“Finge hasta que consigas lo que quieres” parecería ser la premisa de algunas de las películas de Jennifer López como sucede por ejemplo en la cinta “Sueño de amor”, donde con argucias la protagonista engaña a un congresista rico y guapo, al hacerse pasar por ser una mujer de la alta sociedad neoyorquina, ocultándole su verdadera identidad que mostrará al final una vez que ha conquistado al codiciado galán.

Algo parecido sucede en JEFA POR ACCIDENTE, dirigida por Peter Segal (Locos de ira, Ajuste de cuentas, Como si fuera la primera vez), donde Jennifer interpreta a Maya, quien ha trabajado durante 15 años en una tienda comercial y que aspira a un puesto importante en la empresa.

Cuando llega la oportunidad de lograr su ansiado nombramiento, el director de la empresa se decide por otra persona argumentando que ésta tiene un título universitario y ella carece de estudios superiores.

La sorprendida mujer se defiende e insiste en demostrar la amplia experiencia que tiene, de la cual carece el elegido, pero son inútiles sus argumentos y regresa a casa desconsolada y es ahí donde se empieza a fraguar el engaño, aunque ella no lo sabe.

Resulta que Maya tiene un grupo de amigas y una de ellas tiene un hijo muy hábil en los procesos digitales que le permite alterar varios datos en su currículum y cuando ella se presenta a una entrevista de trabajo en una empresa muy importante, su hoja de trabajo impresiona al dueño y no duda en contratarla ante el asombro de la propia Maya.

Aquí, surge otro factor que le da un nuevo giro a la trama, Zoe, la hija del dueño y con un alto cargo en la empresa, se opone a la contratación de Maya, surgiendo entre ellas una rivalidad que la osada mujer debe sortear además de demostrar lo valiosa que puede ser aún sin tener estudios de mayor nivel; por lo pronto, todo es felicidad y sus amigas están muy contentas con su triunfo, el sueño de hadas se ha hecho realidad.

JEFA POR ACCIDENTE es de esas historias que presentan casos de éxitos de manera muy positiva, de gente que alcanza sus sueños luchando contra toda adversidad y eso puede estar bien, pero todo es tan predecible como una fórmula ya conocida que sabemos de antemano su resultado.

Y es que este tipo de cine es eso, una fórmula ya probada donde se mezclan varios factores que darán como resultado una historia graciosa y entretenida pero inverosímil, sin sorpresas, donde habrá algunos gags chistosos pero nada más, ¿dónde está la clave?, en la presencia de una estrella de moda o de cierta fama en cuyo carisma recae el peso de la historia.

En este caso, Jennifer López cumple a la perfección con el papel de una mujer que busca superarse, que con su tenacidad le muestra a las demás mujeres que sí se puede seguir creciendo y vencer cualquier adversidad que se da en el entorno laboral donde, además de las diferencias académicas, se deben confrontar asuntos de raza, de color de piel, de nacionalidades y, sobre todo, de género, donde las mujeres se ven limitadas en su búsqueda de mejores puestos.

Inclusive, la historia va un poco más allá, sucede que con la meta alcanzada por Maya, su novio, que de alguna manera manejaba el control de la relación, se muestra de pronto afectado, lo que sugiere que el hombre no sabe lidiar con el triunfo de su pareja poniendo en entredicho su propia autoestima, algo para reflexionar para todos aquellos machines que nada más quieren a su mujer en casa, evitándoles sus posibilidades de desarrollo y de éxito personal.

Por supuesto, la rivalidad entre Maya y Zoe se supera transformando las envidias en una bonita amistad que alcanza niveles de aceptación y valoración entre ellas; por cierto, esta confrontación inicial evoluciona de una manera suave, tersa y tranquila, desperdiciando la efectividad que pudo haberle dado al desarrollo de la trama.

En fin, estos breves acotamientos, no son más que el afán de verle algunos ángulos buenos a esta historia que no da más, cuyo único propósito es entretener un rato al espectador, el cual, una vez que sale de la sala, se olvida de ella simplemente por intrascendente. Estimado lector y cinéfilo, usted decide.

Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com

JEFA POR ACCIDENTE, de Peter Segal

  • Ficha técnica
  • Director: Peter Segal
  • Guión: Justin Zackham y Elaine Golsmith-Thomas
  • Fotografía: Ueli Steiler
  • Música: Michael Andrews
  • Edición: Jason Gourson
  • Género: Comedia, romance
  • País: Estados Unidos, 2017.

Intérpretes: Jennifer López (Maya), Milo Ventimiglia (Trey), Vanessa Hudgens (Zoe), Leah Rimini (Joan), Charlyne Yi (Ariana), Freddie Stroma (Ron), Alan Aisenberg (Chase), Annaleigh Ashford (Hildy), Larry Miller (Sr. Weiskopf), Arthur Coyle (gerente)

“Finge hasta que consigas lo que quieres” parecería ser la premisa de algunas de las películas de Jennifer López como sucede por ejemplo en la cinta “Sueño de amor”, donde con argucias la protagonista engaña a un congresista rico y guapo, al hacerse pasar por ser una mujer de la alta sociedad neoyorquina, ocultándole su verdadera identidad que mostrará al final una vez que ha conquistado al codiciado galán.

Algo parecido sucede en JEFA POR ACCIDENTE, dirigida por Peter Segal (Locos de ira, Ajuste de cuentas, Como si fuera la primera vez), donde Jennifer interpreta a Maya, quien ha trabajado durante 15 años en una tienda comercial y que aspira a un puesto importante en la empresa.

Cuando llega la oportunidad de lograr su ansiado nombramiento, el director de la empresa se decide por otra persona argumentando que ésta tiene un título universitario y ella carece de estudios superiores.

La sorprendida mujer se defiende e insiste en demostrar la amplia experiencia que tiene, de la cual carece el elegido, pero son inútiles sus argumentos y regresa a casa desconsolada y es ahí donde se empieza a fraguar el engaño, aunque ella no lo sabe.

Resulta que Maya tiene un grupo de amigas y una de ellas tiene un hijo muy hábil en los procesos digitales que le permite alterar varios datos en su currículum y cuando ella se presenta a una entrevista de trabajo en una empresa muy importante, su hoja de trabajo impresiona al dueño y no duda en contratarla ante el asombro de la propia Maya.

Aquí, surge otro factor que le da un nuevo giro a la trama, Zoe, la hija del dueño y con un alto cargo en la empresa, se opone a la contratación de Maya, surgiendo entre ellas una rivalidad que la osada mujer debe sortear además de demostrar lo valiosa que puede ser aún sin tener estudios de mayor nivel; por lo pronto, todo es felicidad y sus amigas están muy contentas con su triunfo, el sueño de hadas se ha hecho realidad.

JEFA POR ACCIDENTE es de esas historias que presentan casos de éxitos de manera muy positiva, de gente que alcanza sus sueños luchando contra toda adversidad y eso puede estar bien, pero todo es tan predecible como una fórmula ya conocida que sabemos de antemano su resultado.

Y es que este tipo de cine es eso, una fórmula ya probada donde se mezclan varios factores que darán como resultado una historia graciosa y entretenida pero inverosímil, sin sorpresas, donde habrá algunos gags chistosos pero nada más, ¿dónde está la clave?, en la presencia de una estrella de moda o de cierta fama en cuyo carisma recae el peso de la historia.

En este caso, Jennifer López cumple a la perfección con el papel de una mujer que busca superarse, que con su tenacidad le muestra a las demás mujeres que sí se puede seguir creciendo y vencer cualquier adversidad que se da en el entorno laboral donde, además de las diferencias académicas, se deben confrontar asuntos de raza, de color de piel, de nacionalidades y, sobre todo, de género, donde las mujeres se ven limitadas en su búsqueda de mejores puestos.

Inclusive, la historia va un poco más allá, sucede que con la meta alcanzada por Maya, su novio, que de alguna manera manejaba el control de la relación, se muestra de pronto afectado, lo que sugiere que el hombre no sabe lidiar con el triunfo de su pareja poniendo en entredicho su propia autoestima, algo para reflexionar para todos aquellos machines que nada más quieren a su mujer en casa, evitándoles sus posibilidades de desarrollo y de éxito personal.

Por supuesto, la rivalidad entre Maya y Zoe se supera transformando las envidias en una bonita amistad que alcanza niveles de aceptación y valoración entre ellas; por cierto, esta confrontación inicial evoluciona de una manera suave, tersa y tranquila, desperdiciando la efectividad que pudo haberle dado al desarrollo de la trama.

En fin, estos breves acotamientos, no son más que el afán de verle algunos ángulos buenos a esta historia que no da más, cuyo único propósito es entretener un rato al espectador, el cual, una vez que sale de la sala, se olvida de ella simplemente por intrascendente. Estimado lector y cinéfilo, usted decide.

Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com

domingo 18 de agosto de 2019

Hablemos de Cine

domingo 11 de agosto de 2019

Hablemos de Cine

domingo 04 de agosto de 2019

Hablemos de Cine

domingo 28 de julio de 2019

Hablemos de Cine

domingo 21 de julio de 2019

Hablemos de cine

domingo 14 de julio de 2019

Hablemos de Cine

domingo 07 de julio de 2019

Hablemos de Cine

viernes 05 de julio de 2019

Entorno Empresarial

domingo 30 de junio de 2019

Hablemos de Cine

domingo 23 de junio de 2019

Hablemos de Cine

Cargar Más