/ domingo 30 de diciembre de 2018

Hablemos de Cine

  • EL REGRESO DE MARY POPPINS, de Rob Marshall
  • Ficha técnica
  • Director: Rob Marshall
  • Guión: David Magee
  • Basado en “Mary Poppins” de P. L. Travers
  • Fotografía: Dion Beebe
  • Música: Marc Shaiman y Scott Wittman
  • Edición: Wyatt Smith
  • Género: Musical, animación
  • País: Estados Unidos, 2018.

Intérpretes: Emily Blunt (Mary Poppins), Lin Manuel Miranda (Jack), Ben Whishaw (Michael Banks), Emily Mortimer (Jane Banks), JulieWalters (Ellen), MerylStreep (TopsyPoppins), ColinFirth (W. W. Wilkins), Dick Van Dyke (Mr. DawesJr), AngelaLansbury (Balloon Lady).

Si usted es un seguidor de las películas musicales, está de plácemes, el estreno de EL REGRESO DE MARY POPPINS es una gran oportunidad para recrear la nostalgia de aquellos cinéfilos mayores, y, para las nuevas generaciones, es una buena ocasión para conocer un tema notable dentro de su género, pero, hagamos un poco de historia.

En el año de 1964, hace 54 años, la imagen de Mary Poppins se vio en las pantallas por vez primera, con la presencia de la excelente actriz Julie Andrews, quien le dio vida a una institutriz dotada de la magia y el encanto para llevar alegría a los demás conquistando al cinéfilo de aquellos años y a la crítica cinematográfica.

La película fue filmada por Robert Stevenson y fue galardonada con los premios más importantes de diversos festivales de Cine, pasando a formar parte como una de las mejores cintas dentro del género musical.

Seguramente, cuando germinó la idea de hacer un remake de la cinta, tomaron en cuenta todas estos factores y circunstancias, ya que se enfrentaban a la réplica de un clásico, así como a la figura señorial de una actriz de la talla de Julia Andrews que no iba a ser fácil reemplazar pese al tiempo transcurrido.

El resultado es este filme que pretende continuar con el legado del personaje, haciendo algunos cambios en la historia y en el tiempo, pero respetando básicamente la esencia de la fábula.

La historia de EL REGRESO DE MARY POPPINS nos ubica años después, cuando los niños Michael y Jane Banks son adultos enfrentados a problemas económicos muy graves. Estamos en la época de la Gran Depresión en los años treinta y las desventuras son el pan de cada día para la gente de todas partes, y los Banks no son la excepción.

Una nueva desdicha pone a Michael al borde de la desesperación y, cuando parece que no hay nada que hacer y todo está perdido, se presenta lo inesperado, Mary Poppins, si, aquella niñera de sus años infantiles que tanto los ayudó en su educación y a sus propios padres a superar sus crisis personales.

Por increíble que parezca, la encantadora Mary está nuevamente con ellos, y con los hijos de Michael, y viene acompañada de Jack, el farolero, dispuesta a hacer lo que sea para que la familia Banks recobre la alegría de vivir y la confianza en sí misma.

Eso dará pie a una serie de eventos, con una mezcla de animación y de números musicales, que irán envolviendo la trama hasta que los nefastos sucesos se vayan diluyendo y la misión de Mary y Jack, de traer la felicidad a los demás, quede cumplida.

La película está dirigida por el realizador norteamericano Rob Marshall, que tiene en su filmografía algunos musicales importantes como “Chicago”, “Annie”, “Nine”, así como haber dirigido la cuarta entrega de “Piratas de Caribe”, “Memorias de una Geisha” y “En el bosque”.

El filme tiene muchos altibajos, parecería que los creadores, en su afán de respetar y mantener la línea de la trama original, desarrollaron un guión que no acierta al hacer algunas modificaciones y mucho menos al mezclar nuevos personajes y sucesos, perdiendo en su conjunto, la fuerza y el encanto de la obra original.

Pero un acierto del filme es la presencia de Emily Blunt, como la nana inspiradora de las causas difíciles, Emily está perfecta en un papel que se roba la atención de todos, y es que bajo sus hombros gira la trama y la responsabilidad del filme y ella cumple y arroba al espectador con su belleza, encanto y simpatía.

Como un dato importante, cabe señalar la presencia de Dick Van Dyke, actor que participó en la primera versión y que hoy, décadas después, hace historia actuando en esta nueva entrega, donde si bien participa en un rol pequeño y diferente a su papel anterior, su presencia es muy significativa y le da una connotación muy especial al filme. El veterano actor tiene en la actualidad más de 90 años, pero es dueño de una vitalidad increíble.

El filme cuenta también con la presencia de grandes actores de la talla de Meryl Streep y Colin Firth aunque sus pequeños papeles resultan intrascendentes y hasta innecesarios ya que no le agregan intriga o tensión a la trama.

Podríamos decir que EL REGRESO DE MARY POPPINS con toda su magia y algunos destellos acertados, no logra el propósito de alcanzar la creatividad esperada y se queda en el intento, pero si usted es fan de los musicales, ni se preocupe, le va a encantar.

Estimado lector, esta es la última entrega del año que termina y es una buena oportunidad para agradecerles su interés en esta columna semanal donde hemos hablado de cine con ustedes por más de 20 años. Feliz año 2019 y ojalá “Hablemos de Cine” otros 20 años más.

Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com

  • EL REGRESO DE MARY POPPINS, de Rob Marshall
  • Ficha técnica
  • Director: Rob Marshall
  • Guión: David Magee
  • Basado en “Mary Poppins” de P. L. Travers
  • Fotografía: Dion Beebe
  • Música: Marc Shaiman y Scott Wittman
  • Edición: Wyatt Smith
  • Género: Musical, animación
  • País: Estados Unidos, 2018.

Intérpretes: Emily Blunt (Mary Poppins), Lin Manuel Miranda (Jack), Ben Whishaw (Michael Banks), Emily Mortimer (Jane Banks), JulieWalters (Ellen), MerylStreep (TopsyPoppins), ColinFirth (W. W. Wilkins), Dick Van Dyke (Mr. DawesJr), AngelaLansbury (Balloon Lady).

Si usted es un seguidor de las películas musicales, está de plácemes, el estreno de EL REGRESO DE MARY POPPINS es una gran oportunidad para recrear la nostalgia de aquellos cinéfilos mayores, y, para las nuevas generaciones, es una buena ocasión para conocer un tema notable dentro de su género, pero, hagamos un poco de historia.

En el año de 1964, hace 54 años, la imagen de Mary Poppins se vio en las pantallas por vez primera, con la presencia de la excelente actriz Julie Andrews, quien le dio vida a una institutriz dotada de la magia y el encanto para llevar alegría a los demás conquistando al cinéfilo de aquellos años y a la crítica cinematográfica.

La película fue filmada por Robert Stevenson y fue galardonada con los premios más importantes de diversos festivales de Cine, pasando a formar parte como una de las mejores cintas dentro del género musical.

Seguramente, cuando germinó la idea de hacer un remake de la cinta, tomaron en cuenta todas estos factores y circunstancias, ya que se enfrentaban a la réplica de un clásico, así como a la figura señorial de una actriz de la talla de Julia Andrews que no iba a ser fácil reemplazar pese al tiempo transcurrido.

El resultado es este filme que pretende continuar con el legado del personaje, haciendo algunos cambios en la historia y en el tiempo, pero respetando básicamente la esencia de la fábula.

La historia de EL REGRESO DE MARY POPPINS nos ubica años después, cuando los niños Michael y Jane Banks son adultos enfrentados a problemas económicos muy graves. Estamos en la época de la Gran Depresión en los años treinta y las desventuras son el pan de cada día para la gente de todas partes, y los Banks no son la excepción.

Una nueva desdicha pone a Michael al borde de la desesperación y, cuando parece que no hay nada que hacer y todo está perdido, se presenta lo inesperado, Mary Poppins, si, aquella niñera de sus años infantiles que tanto los ayudó en su educación y a sus propios padres a superar sus crisis personales.

Por increíble que parezca, la encantadora Mary está nuevamente con ellos, y con los hijos de Michael, y viene acompañada de Jack, el farolero, dispuesta a hacer lo que sea para que la familia Banks recobre la alegría de vivir y la confianza en sí misma.

Eso dará pie a una serie de eventos, con una mezcla de animación y de números musicales, que irán envolviendo la trama hasta que los nefastos sucesos se vayan diluyendo y la misión de Mary y Jack, de traer la felicidad a los demás, quede cumplida.

La película está dirigida por el realizador norteamericano Rob Marshall, que tiene en su filmografía algunos musicales importantes como “Chicago”, “Annie”, “Nine”, así como haber dirigido la cuarta entrega de “Piratas de Caribe”, “Memorias de una Geisha” y “En el bosque”.

El filme tiene muchos altibajos, parecería que los creadores, en su afán de respetar y mantener la línea de la trama original, desarrollaron un guión que no acierta al hacer algunas modificaciones y mucho menos al mezclar nuevos personajes y sucesos, perdiendo en su conjunto, la fuerza y el encanto de la obra original.

Pero un acierto del filme es la presencia de Emily Blunt, como la nana inspiradora de las causas difíciles, Emily está perfecta en un papel que se roba la atención de todos, y es que bajo sus hombros gira la trama y la responsabilidad del filme y ella cumple y arroba al espectador con su belleza, encanto y simpatía.

Como un dato importante, cabe señalar la presencia de Dick Van Dyke, actor que participó en la primera versión y que hoy, décadas después, hace historia actuando en esta nueva entrega, donde si bien participa en un rol pequeño y diferente a su papel anterior, su presencia es muy significativa y le da una connotación muy especial al filme. El veterano actor tiene en la actualidad más de 90 años, pero es dueño de una vitalidad increíble.

El filme cuenta también con la presencia de grandes actores de la talla de Meryl Streep y Colin Firth aunque sus pequeños papeles resultan intrascendentes y hasta innecesarios ya que no le agregan intriga o tensión a la trama.

Podríamos decir que EL REGRESO DE MARY POPPINS con toda su magia y algunos destellos acertados, no logra el propósito de alcanzar la creatividad esperada y se queda en el intento, pero si usted es fan de los musicales, ni se preocupe, le va a encantar.

Estimado lector, esta es la última entrega del año que termina y es una buena oportunidad para agradecerles su interés en esta columna semanal donde hemos hablado de cine con ustedes por más de 20 años. Feliz año 2019 y ojalá “Hablemos de Cine” otros 20 años más.

Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com

domingo 21 de abril de 2019

Hablemos de Cine

domingo 14 de abril de 2019

Hablemos de Cine

domingo 07 de abril de 2019

Hablemos de Cine

domingo 31 de marzo de 2019

Hablemos de Cine

domingo 24 de marzo de 2019

Hablemos de Cine

domingo 17 de marzo de 2019

Hablemos de Cine

domingo 10 de marzo de 2019

Hablemos de Cine

domingo 03 de marzo de 2019

Hablemos de Cine

domingo 24 de febrero de 2019

Hablemos de Cine

domingo 17 de febrero de 2019

Hablemos de Cine

Cargar Más