/ miércoles 8 de diciembre de 2021

Eureka

La comunicación y educación para las y los hijos. La responsabilidad parental

Pronto se acerca el periodo vacacional de las y los estudiantes; cierto, se han vivido situaciones difíciles y complejas a partir de la pandemia del Covid-19, de hecho las seguimos experimentando. Debemos de prepararnos al respecto, el padre y la madre somos responsables de la seguridad psicoemocional y la seguridad física de nuestras y nuestros hijos.

Lo primero es estar cerca de ellas y ellos, no sólo física, sino emocionalmente. A qué me refiero, estarán en periodo vacacional del ámbito educativo, pero no como hijos. Desde el nacimiento de un ser humano hasta los 18 años como ciudadano; mejor hasta la madurez de su cerebro al 100% a los 21 años, siempre se debe estar atento a todo lo que les sucede.

Cuando se tiene la responsabilidad parental, no hay días de descanso. Y los periodos de vacaciones escolares se pueden aprovechar de manera muy especial, apoyarles según la etapa, motivarlos y a su vez, contenerlos en aquello que no les beneficia. No podemos hablar de mejor o peor padres; lo cierto es la existencia de una total responsabilidad.

Además, a todas las y los menores de edad, además de circunstancias propias de cada edad, también están las consecuencias de las situaciones recientes a raíz de la pandemia Covid-19. Por ello, es necesario aprovechar el periodo de vacaciones académicas para esa educación familiar, potenciarla con el acompañamiento; sobre todo, en las etapas de la adolescencia y la juventud, cuando se debe apoyar lo positivo y ubicar los límites ante acciones como ingerir bebidas alcohólicas, consumir drogas, tener una sexualidad irresponsable, vivir con transtornos alimenticios, entre otras.

La y lo invito a seguir las siguientes sugerencias resultados de investigaciones científicas: a) la comunicación significa retroalimentación, no estar siempre de acuerdo o en desacuerdo; por ello platique, desde los temas más sencillos hasta los de mayor interés para ellas y ellos; b) dedique el mayor tiempo posible para jugar, para realizar actividades en conjunto, para compartir deberes, siempre atento y atenta.

Además, supervise absolutamente el mundo de su hija o hijo, el real y el de Internet, la confianza no significa desatención, es atención respetando la individualidad. La responsabilidad parental no es perfecta; pero tampoco se puede delegar en terceras personas, la infancia, la adolescencia y la juventud llevan sus grandes desafíos; jamás pensar en introducirlos en una burbuja, pero tampoco dejarlos a la deriva, es como si a un adolescente o niño se le deja en medio del mar para que aprenda a nadar solo.

La y lo invito a que aprovechemos el próximo periodo vacacional, ser padre o madre de un menor de edad en México, o de alguien con menos de 21 años es responsabilidad de los padres. Permitir las bebidas alcohólicas, permitirle las drogas, permitirle una sexualidad irresponsable, no protegerlas y no protegerlos es un gran daño. Debemos potenciarlas y potenciarlos como seres humanos; enfocarnos en su vida, en algún momento crecerán y entonces podremos cumplir muchos otros objetivos personales de nosotros, los cuales hemos dejado pendientes como padres o madres.

Ojalá se comunique al correo lizyuaslp@gmail.com; Instagram: @lizynavarrozamora; Twitter: @LizyNavarro; Facebook: Lizy Navarro.

La comunicación y educación para las y los hijos. La responsabilidad parental

Pronto se acerca el periodo vacacional de las y los estudiantes; cierto, se han vivido situaciones difíciles y complejas a partir de la pandemia del Covid-19, de hecho las seguimos experimentando. Debemos de prepararnos al respecto, el padre y la madre somos responsables de la seguridad psicoemocional y la seguridad física de nuestras y nuestros hijos.

Lo primero es estar cerca de ellas y ellos, no sólo física, sino emocionalmente. A qué me refiero, estarán en periodo vacacional del ámbito educativo, pero no como hijos. Desde el nacimiento de un ser humano hasta los 18 años como ciudadano; mejor hasta la madurez de su cerebro al 100% a los 21 años, siempre se debe estar atento a todo lo que les sucede.

Cuando se tiene la responsabilidad parental, no hay días de descanso. Y los periodos de vacaciones escolares se pueden aprovechar de manera muy especial, apoyarles según la etapa, motivarlos y a su vez, contenerlos en aquello que no les beneficia. No podemos hablar de mejor o peor padres; lo cierto es la existencia de una total responsabilidad.

Además, a todas las y los menores de edad, además de circunstancias propias de cada edad, también están las consecuencias de las situaciones recientes a raíz de la pandemia Covid-19. Por ello, es necesario aprovechar el periodo de vacaciones académicas para esa educación familiar, potenciarla con el acompañamiento; sobre todo, en las etapas de la adolescencia y la juventud, cuando se debe apoyar lo positivo y ubicar los límites ante acciones como ingerir bebidas alcohólicas, consumir drogas, tener una sexualidad irresponsable, vivir con transtornos alimenticios, entre otras.

La y lo invito a seguir las siguientes sugerencias resultados de investigaciones científicas: a) la comunicación significa retroalimentación, no estar siempre de acuerdo o en desacuerdo; por ello platique, desde los temas más sencillos hasta los de mayor interés para ellas y ellos; b) dedique el mayor tiempo posible para jugar, para realizar actividades en conjunto, para compartir deberes, siempre atento y atenta.

Además, supervise absolutamente el mundo de su hija o hijo, el real y el de Internet, la confianza no significa desatención, es atención respetando la individualidad. La responsabilidad parental no es perfecta; pero tampoco se puede delegar en terceras personas, la infancia, la adolescencia y la juventud llevan sus grandes desafíos; jamás pensar en introducirlos en una burbuja, pero tampoco dejarlos a la deriva, es como si a un adolescente o niño se le deja en medio del mar para que aprenda a nadar solo.

La y lo invito a que aprovechemos el próximo periodo vacacional, ser padre o madre de un menor de edad en México, o de alguien con menos de 21 años es responsabilidad de los padres. Permitir las bebidas alcohólicas, permitirle las drogas, permitirle una sexualidad irresponsable, no protegerlas y no protegerlos es un gran daño. Debemos potenciarlas y potenciarlos como seres humanos; enfocarnos en su vida, en algún momento crecerán y entonces podremos cumplir muchos otros objetivos personales de nosotros, los cuales hemos dejado pendientes como padres o madres.

Ojalá se comunique al correo lizyuaslp@gmail.com; Instagram: @lizynavarrozamora; Twitter: @LizyNavarro; Facebook: Lizy Navarro.

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 18 de mayo de 2022

¡Eureka!

Lizy Navarro

miércoles 04 de mayo de 2022

Eureka

Lizy Navarro

miércoles 27 de abril de 2022

¡Eureka!

Lizy Navarro

miércoles 20 de abril de 2022

Foro Estatal del Agua

Lizy Navarro

miércoles 13 de abril de 2022

Eureka

Lizy Navarro

miércoles 06 de abril de 2022

¡Eureka!

Lizy Navarro

miércoles 23 de marzo de 2022

Eureka

Lizy Navarro

miércoles 16 de marzo de 2022

¡Eureka!

Lizy Navarro

Cargar Más