/ miércoles 24 de noviembre de 2021

Eureka

La cuarta ola de Covid-19, corresponsabilidades

Los medios internacionales informan y precisan sobre la cuarta ola de contagios del Covid-19. Usted y yo, todas y todos estamos muy cansados de la situación vivida desde marzo del 2020.

Cuando alguien cercano no usa el cubrebocas, siempre le pregunto, ¿acaso piensas que yo estoy cómoda? Tenemos la obligación de asumir las responsabilidades, sobre todo cuando somos mayores de edad. En Europa ya se han dado varios argumentos para responder a la pregunta del porqué nuevamente se presentan los contagios y muertes por Covid. Uno de los más importantes es que un porcentaje significativo de la población ha decidido no vacunarse, a pesar de la oportunidad de ello; otro es relajar las medidas de protección para evitar contagios. Relajarse ha significado no emplear el cubrebocas de manera permanente; no tener distancia con las personas, mínimo de dos metros; relajarse es realizar actividades con muchas personas. Europa ya vive las consecuencias de la cuarta ola, por lo tanto, existe tiempo para prepararnos, para organizarnos, para no sufrir la muerte de personas queridas, para no perder empleos, etc. Ser responsables y demostrar que podemos ser organizados ante un futuro cercano, está en nosotros si las consecuencias son muy negativas o lo superamos con los menores daños. Por supuesto, hay responsabilidad de las políticas públicas implementadas en el ámbito nacional e internacional. Sin embargo, en el hoy, el mayor trabajo está en los ciudadanos. Es necesario cultivar la prudencia, la paciencia, la responsabilidad de nuestros actos; todas y todos estamos cansados, pero ello no justifica los actos, debemos ubicarnos en un contexto de gran civismo. En otro orden de ideas, déjeme comentarle, la semana pasada tuvimos el Congreso de la Asociación Mexicana de Investigadores de Comunicación (AMIC), hubo conferencias magistrales, ponencias, mesas de trabajo y lo más importante: el reconocimiento de la investigación científica de la comunicación como prioritaria ante las necesidades de la sociedad.

Se reflexionó sobre la trascendencia de realizar investigación científica básica y a partir de ella ejecutar intervenciones, con dos enfoques esenciales, los cuales son la educación y la comunicación. Lo anterior, a partir de los problemas locales, nacionales e internacionales, hay importantes proyectos en diferentes grupos sociales, ojalá en nuestro estado se ejecuten algunos de ellos.

Otra conclusión básica, aparentemente obvia y reflexionada en el congreso, es reiterar lo siguiente: quien no responde un mensaje, un correo, una llamada, un oficio, es un claro ejemplo de que no le interesa la comunicación y agrede al emisor de dicho mensaje, sobre todo si el receptor ocupa un cargo de responsabilidad, sea grande o pequeño. Claro, la comunicación lleva muchas horas de trabajo y desvelo, pero la no respuesta agrede. Se puede no coincidir, ni estar de acuerdo; pero es una obligación ética, y en ocasiones legal, responder.

Ojalá se comunique

Correo:

lizyuaslp@gmail.com

Instagram:

@lizynavarrozamora

Twitter:

@LizyNavarro

Facebook:

Lizy Navarro

La cuarta ola de Covid-19, corresponsabilidades

Los medios internacionales informan y precisan sobre la cuarta ola de contagios del Covid-19. Usted y yo, todas y todos estamos muy cansados de la situación vivida desde marzo del 2020.

Cuando alguien cercano no usa el cubrebocas, siempre le pregunto, ¿acaso piensas que yo estoy cómoda? Tenemos la obligación de asumir las responsabilidades, sobre todo cuando somos mayores de edad. En Europa ya se han dado varios argumentos para responder a la pregunta del porqué nuevamente se presentan los contagios y muertes por Covid. Uno de los más importantes es que un porcentaje significativo de la población ha decidido no vacunarse, a pesar de la oportunidad de ello; otro es relajar las medidas de protección para evitar contagios. Relajarse ha significado no emplear el cubrebocas de manera permanente; no tener distancia con las personas, mínimo de dos metros; relajarse es realizar actividades con muchas personas. Europa ya vive las consecuencias de la cuarta ola, por lo tanto, existe tiempo para prepararnos, para organizarnos, para no sufrir la muerte de personas queridas, para no perder empleos, etc. Ser responsables y demostrar que podemos ser organizados ante un futuro cercano, está en nosotros si las consecuencias son muy negativas o lo superamos con los menores daños. Por supuesto, hay responsabilidad de las políticas públicas implementadas en el ámbito nacional e internacional. Sin embargo, en el hoy, el mayor trabajo está en los ciudadanos. Es necesario cultivar la prudencia, la paciencia, la responsabilidad de nuestros actos; todas y todos estamos cansados, pero ello no justifica los actos, debemos ubicarnos en un contexto de gran civismo. En otro orden de ideas, déjeme comentarle, la semana pasada tuvimos el Congreso de la Asociación Mexicana de Investigadores de Comunicación (AMIC), hubo conferencias magistrales, ponencias, mesas de trabajo y lo más importante: el reconocimiento de la investigación científica de la comunicación como prioritaria ante las necesidades de la sociedad.

Se reflexionó sobre la trascendencia de realizar investigación científica básica y a partir de ella ejecutar intervenciones, con dos enfoques esenciales, los cuales son la educación y la comunicación. Lo anterior, a partir de los problemas locales, nacionales e internacionales, hay importantes proyectos en diferentes grupos sociales, ojalá en nuestro estado se ejecuten algunos de ellos.

Otra conclusión básica, aparentemente obvia y reflexionada en el congreso, es reiterar lo siguiente: quien no responde un mensaje, un correo, una llamada, un oficio, es un claro ejemplo de que no le interesa la comunicación y agrede al emisor de dicho mensaje, sobre todo si el receptor ocupa un cargo de responsabilidad, sea grande o pequeño. Claro, la comunicación lleva muchas horas de trabajo y desvelo, pero la no respuesta agrede. Se puede no coincidir, ni estar de acuerdo; pero es una obligación ética, y en ocasiones legal, responder.

Ojalá se comunique

Correo:

lizyuaslp@gmail.com

Instagram:

@lizynavarrozamora

Twitter:

@LizyNavarro

Facebook:

Lizy Navarro

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 01 de diciembre de 2021

¡Eureka!

Lizy Navarro

miércoles 24 de noviembre de 2021

Eureka

Lizy Navarro

miércoles 10 de noviembre de 2021

Eureka

Lizy Navarro

miércoles 03 de noviembre de 2021

Los accidentes no nacen, se hacen

Lizy Navarro

miércoles 27 de octubre de 2021

Eureka

Lizy Navarro

miércoles 13 de octubre de 2021

Eureka

Lizy Navarro

miércoles 29 de septiembre de 2021

Eureka

Lizy Navarro

Cargar Más