/ domingo 19 de junio de 2022

En memoria de mi papá

El día de hoy dedico éste espacio a todos los padres, a los abuelos también porque son padres dobles y como todos los años lo dedico en especial a mi papá Ing. Don Manuel Fernando Valdéz Chacón, quien fué un padre ejemplar, a quien le debo lo que tengo y lo que soy, lo que le he aprendido y lo que sigo aprendiendo día a día con su sabiduría. Gracias papá porque siempre me diste el consejo oportuno, Gracias por tu atinado regaño. Gracias porque siempre cumpliste tus promesas.

Gracias, porque desde que tengo uso de razón, siempre estuviste cerca apoyándome en todo, desde que nací y hasta el día de hoy, aún después de muerto sigues manifestándote de alguna manera, así recuerdo como estuviste presente en las juntas de padres de familia en mi colegio, hasta en mi examen profesional en la Universidad, desde enseñarme a manejar un automóvil hasta enseñarme a perder el miedo al montar un caballo, desde enseñarme a nadar en una alberca hasta nadar sin miedo en el mar.

Gracias porque cuando llegabas de noche, después de tanto viaje, siempre me diste ese beso en mi cuna. Nunca me faltaste, siempre estuviste. Gracias por estar siempre!

Gracias por estar en mis cumpleaños desde niña. Gracias por haberme ayudado en mis tareas desde el kínder hasta asesorarme, día con día, en mi vida profesional. Gracias por tu terquedad en que aprendiera a tocar el piano y por aquel concierto que dimos juntos en el Teatro de la Paz, no lo olvido jamás. Gracias porque de ti aprendí a amar y disfrutar del campo y a prender el carbón con ocote en una carne asada.

Gracias por compartir conmigo tu pasión por el fut bol y enseñarme a amar a tus equipos “las Chivas” y “el Real Madrid”. Gracias por enseñarme a gritar juntos ese “Goool” en todos los partidos que tanto disfrutamos cada semana, tomándonos esos “caballitos” de tequila y por tantos mundiales compartidos.

Gracias por inculcarme valores, a no hacerle daño a las personas, por educarme, por tus sabias enseñanzas. Gracias por dejarme ser. Por dejar pasar muchas de mis burradas. Gracias por tu Bendición todos los días y todas las noches. Gracias por perdonar. Gracias por haber amado tanto a mi mamá. Gracias por tantas vacaciones juntos, por esas Navidades inolvidables! Gracias por todos esos viajes que hemos realizado!

Gracias por enseñarme a ser práctica, independiente y sin complicaciones, a ser auténtica, a ser Yo. Gracias por haberme educado en la Fe, Gracias por tu fortaleza. Gracias por enseñarme a tratar de no sufrir a darle prioridad a lo importante. Gracias porque tu prioridad es no preocuparme!

Gracias por amar a mis hijas, por cuidarlas, aceptarlas y educarlas también. Gracias por el respeto a mi espacio, a mi tiempo, a mi vida. Gracias por darme la palabra adecuada, fuiste el mejor de los Amigos. Gracias por haber sido papá cibernético porqué así comprendiste todas nuestras locuras al estar al día en los avances tecnológicos.

Hoy tengo que decirte papá que te quiero mucho que Dios te Bendiga y GRACIAS ¡MUCHAS FELICIDADES, hasta el cielo!!!

Pero también existimos madres que somos padres también, a quienes llevan la dirección de los hijos sin contar con el apoyo de una pareja, de un papá les envío un abrazo con mucho cariño sabedora de que saldrán adelante motivadas por el amor de sus hijos.

Y también hay papás solteros que no cuentan con el apoyo de una esposa o una mamá para sus hijos, más aún, los felicitamos doblemente.

Me despido con la siguiente reflexión: Un día me verás y dirás ¡WOW! De lo que me perdí! Y yo te veré un día y diré ¡UFF! De lo que me salvé!. Les invito para que nos escriban a las siguiente dirección: anavaldez@prodigy.net.mx y en facebook anamariavaldezcastrejon/Facebook

El día de hoy dedico éste espacio a todos los padres, a los abuelos también porque son padres dobles y como todos los años lo dedico en especial a mi papá Ing. Don Manuel Fernando Valdéz Chacón, quien fué un padre ejemplar, a quien le debo lo que tengo y lo que soy, lo que le he aprendido y lo que sigo aprendiendo día a día con su sabiduría. Gracias papá porque siempre me diste el consejo oportuno, Gracias por tu atinado regaño. Gracias porque siempre cumpliste tus promesas.

Gracias, porque desde que tengo uso de razón, siempre estuviste cerca apoyándome en todo, desde que nací y hasta el día de hoy, aún después de muerto sigues manifestándote de alguna manera, así recuerdo como estuviste presente en las juntas de padres de familia en mi colegio, hasta en mi examen profesional en la Universidad, desde enseñarme a manejar un automóvil hasta enseñarme a perder el miedo al montar un caballo, desde enseñarme a nadar en una alberca hasta nadar sin miedo en el mar.

Gracias porque cuando llegabas de noche, después de tanto viaje, siempre me diste ese beso en mi cuna. Nunca me faltaste, siempre estuviste. Gracias por estar siempre!

Gracias por estar en mis cumpleaños desde niña. Gracias por haberme ayudado en mis tareas desde el kínder hasta asesorarme, día con día, en mi vida profesional. Gracias por tu terquedad en que aprendiera a tocar el piano y por aquel concierto que dimos juntos en el Teatro de la Paz, no lo olvido jamás. Gracias porque de ti aprendí a amar y disfrutar del campo y a prender el carbón con ocote en una carne asada.

Gracias por compartir conmigo tu pasión por el fut bol y enseñarme a amar a tus equipos “las Chivas” y “el Real Madrid”. Gracias por enseñarme a gritar juntos ese “Goool” en todos los partidos que tanto disfrutamos cada semana, tomándonos esos “caballitos” de tequila y por tantos mundiales compartidos.

Gracias por inculcarme valores, a no hacerle daño a las personas, por educarme, por tus sabias enseñanzas. Gracias por dejarme ser. Por dejar pasar muchas de mis burradas. Gracias por tu Bendición todos los días y todas las noches. Gracias por perdonar. Gracias por haber amado tanto a mi mamá. Gracias por tantas vacaciones juntos, por esas Navidades inolvidables! Gracias por todos esos viajes que hemos realizado!

Gracias por enseñarme a ser práctica, independiente y sin complicaciones, a ser auténtica, a ser Yo. Gracias por haberme educado en la Fe, Gracias por tu fortaleza. Gracias por enseñarme a tratar de no sufrir a darle prioridad a lo importante. Gracias porque tu prioridad es no preocuparme!

Gracias por amar a mis hijas, por cuidarlas, aceptarlas y educarlas también. Gracias por el respeto a mi espacio, a mi tiempo, a mi vida. Gracias por darme la palabra adecuada, fuiste el mejor de los Amigos. Gracias por haber sido papá cibernético porqué así comprendiste todas nuestras locuras al estar al día en los avances tecnológicos.

Hoy tengo que decirte papá que te quiero mucho que Dios te Bendiga y GRACIAS ¡MUCHAS FELICIDADES, hasta el cielo!!!

Pero también existimos madres que somos padres también, a quienes llevan la dirección de los hijos sin contar con el apoyo de una pareja, de un papá les envío un abrazo con mucho cariño sabedora de que saldrán adelante motivadas por el amor de sus hijos.

Y también hay papás solteros que no cuentan con el apoyo de una esposa o una mamá para sus hijos, más aún, los felicitamos doblemente.

Me despido con la siguiente reflexión: Un día me verás y dirás ¡WOW! De lo que me perdí! Y yo te veré un día y diré ¡UFF! De lo que me salvé!. Les invito para que nos escriban a las siguiente dirección: anavaldez@prodigy.net.mx y en facebook anamariavaldezcastrejon/Facebook