/ domingo 10 de febrero de 2019

El inminente colapso

El colapso del transporte público urbano en San Luis Potosí es inminente. El negocio dejó de serlo como en otras épocas por múltiples factores, siendo el principal, el aumento en el costo del diesel y la falta de apoyo gubernamental para una tarifa más o menos acorde a las exigencias del costo-operación y para la renovación del parque vehicular que cumple su ciclo de servicio.

Siempre en el tema del transporte, lo más fácil para los actores políticos con ansias de ganar adeptos fácilmente y activistas de Internet, ha sido la crítica, el ataque y las suposiciones en base a pláticas de esquina y de café. Porque a la gente le va a caer alguien que aparente defender sus intereses, aunque no aporte soluciones porque además no tiene el interés de hacerlo.

Los más de 1,200 permisionarios de la zona metropolitana de San Luis y Soledad atraviesan una situación complicada. En tan sólo una línea, este año más de 40 autobuses deberán ser renovados por cumplir su ciclo de 10 años en servicio, sin importar que se encuentren en excelentes condiciones mecánicas y de seguridad, porque la ley así lo dice.

Tan sólo en esos camiones, deberán invertir alrededor de 60 millones de pesos porque las nuevas, son unidades amigables con el medio ambiente, de calidad Euro5 con catalizadores de alta tecnología. De entrada, hay que aportar el 20 por ciento de enganche y dependiendo el plazo es la pedrada, con abonitos mensuales de 31 a 47 mil pesos.

Aparte hay que pagar mantenimiento, seguro mensual contra terceros y los costos de operación obligatorios: chofer, combustible, llantas, multas (la SCT monitorea las rutas de los camiones vía satélite y si detecta que una unidad rebasó los 60 kilómetros por hora, va por el camión y lo lleva al corralón. El negocio le deja miles de pesos diarios a la dependencia, aunque sus actos no tengan sustento jurídico, pero no hay de otra), hasta que la situación se vuelve insostenible.

A todo esto, hay que añadirle que cada vez son menos los usuarios del transporte público. La inseguridad ocasiona que a las 10 de la noche prácticamente no haya gente en las calles y los camiones recorran la ruta con dos o tres pasajeros. Pagan 1,100 pesos de diesel e ingresan 90 pesos en ciertos dias, como los domingos, cuando un camión sale de Tierra Blanca y termina en el mercado de verduras del periférico norte con unos cinco pasajeros a bordo. Y los domingos la cosa se pone peor.

Las tarjetas de prepago son un auténtico problema para el negocio. Ahora, hasta sábados y domingos hay estudiantes abordando camiones y estos plásticos llegan a representar un 40 por ciento del total de los pasajeros diarios, es decir, son los permisionarios quienes subsidian a estudiantes y adultos mayores y se estima que la tarifa, entonces, viene quedando en promedio en unos 7 pesos y no en 9.50 como las apariencias indican.

También UBER se ha convertido en competencia para el transporte público. Hoy, cuatro personas se ponen de acuerdo y se pegan un viaje de 40 o 50 pesos, cómodos, hasta la puerta de donde van, con música, aire acondicionado, sin apretones, arrimones ni frenones. La plataforma les ha quitado un 20 por ciento de usuarios, cuando menos.

Además, la autoridad les exige cámaras de seguridad, que sirven de mucho para documentar otra realidad: los asaltos que representan 1,500 pesos en promedio por evento. Sujetos se suben en determinada zona y horario, asaltan al chofer y a los usarios, se llevan un botín de 5 mil pesos, a veces, los agarra la policía porque conoce su rostro grabado en la cámara pero un juez les fija una fianza de 3 mil pesos y los deja libre. Y vuelven a las andadas, porque la ganancia es de 2 mil pesos.

El gobierno federal invirtió al menos 100 millones de pesos para que los autobuses tuvieran rampas tipo elevador para que abordaran las personas en sillas de ruedas. A lo mucho dos personas las usan por día. Y surgió la idea de que hubiera “transporte rosa”, exclusivo para mujeres y niños. Si donde va lleno de adultos varones los asaltan, imagínese usted la oportunidad para un delincuente al tener un camión lleno de mujeres, niños y adultos mayores y ni modo que aprieten el botón de pánico, si la policía no tiene capacidad de reacción para ir en su ayuda.

Pero tampoco el usuario tiene capacidad económica para pagar una tarifa más elevada. Si el Consejo del Transporte autoriza 10, 15 o 20 pesos, ¿de dónde va a pagar la gente?, si con descuento le sufre para pagar su pasaje. No hay cómo hacer ajustes que de nada servirán porque no hay dinero para cubrirlos, los sueldos son demasiado modestos y el grueso de la población lo sufre.

Por eso no hay de otra, el gobierno tendrá que tomar decisiones importantes en el corto plazo, porque hay dos partes que así lo requieren. Un usuario que no tiene de dónde pagar más y un permisionario que no puede sostener el servicio bajo las condiciones actuales y si donde se toman las decisiones no lo ven desde esta perspectiva, entonces es el momento de empezar a abrir los ojos.

CONTRASEÑA

En la Sección 52 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se aceleró la renovación de la secretaría general, luego de que su dirigente estatal Enrique Venegas pactara con Maestros por México… El pasado 26 de enero el secretario general del SNTE Alfonso Cepeda Salas, visitó territorio potosino para reunirse con maestros y maestras de las secciones 26 y 52 y revisar junto con el Gobernador del Estado, los proyectos de construcción de la Casa de la Tierra, rehabilitación del Planetario y Centro de Convenciones del Centro Recreativo Tangamanga I…Lo cierto es que esa visita tuvo otro propósito más allá de revisar proyectos. El líder nacional anunció la inmediata salida de Enrique Venegas Silva, bajo el argumento de alta traición pues, se dijo, este personaje se habría reunido hace apenas unas semanas con la maestra Elba Esther Gordillo Morales en la Ciudad de México para ofrecerle el respaldo incondicional lo cual no podría pasar de noche para el CEN del SNTE que publicó el 1 de febrero la convocatoria para renovar el liderazgo en San Luis…Recordaron los profes la postura de Venegas frente a la prensa en el año 2014 cuando apenas asumía su encomienda al frente de la Sección 52. En ese entonces aplaudió la Reforma Educativa aún en contra de Elba Esther Gordillo Morales (entonces encarcelada por el gobierno de Enrique Peña Nieto) y más adelante hizo una declaración donde nombró a la maestra “personaje nefasto para el magisterio nacional”. Ahora las cosas han cambiado, y se puso a las órdenes como incondicional de la maestra. Venegas, en su nueva condición, no puede desaprovechar la oportunidad de ser impulsado a la dirección general del SEER por quien sería el nuevo abanderado de esa organización sindical…Las incongruencias oficiales: dicen que no van a permitir más eventos en la plancha de Fundadores porque se puede colapsar el estacionamiento subterráneo. Y hoy, decenas de toneladas en autos clásicos serán exhibidas en ese lugar y de pasada, también las autoridades que hablan por hablar…Ningún “delegado” federal que haya sido nombrado de diciembre a la fecha en San Luis, será sostenido. Se van pronto, porque antes de repartir chambas hay que trabajar en otras metas, por orden presidencial…HASTA LA PROXIMA

Twitter @lozano_ray


El colapso del transporte público urbano en San Luis Potosí es inminente. El negocio dejó de serlo como en otras épocas por múltiples factores, siendo el principal, el aumento en el costo del diesel y la falta de apoyo gubernamental para una tarifa más o menos acorde a las exigencias del costo-operación y para la renovación del parque vehicular que cumple su ciclo de servicio.

Siempre en el tema del transporte, lo más fácil para los actores políticos con ansias de ganar adeptos fácilmente y activistas de Internet, ha sido la crítica, el ataque y las suposiciones en base a pláticas de esquina y de café. Porque a la gente le va a caer alguien que aparente defender sus intereses, aunque no aporte soluciones porque además no tiene el interés de hacerlo.

Los más de 1,200 permisionarios de la zona metropolitana de San Luis y Soledad atraviesan una situación complicada. En tan sólo una línea, este año más de 40 autobuses deberán ser renovados por cumplir su ciclo de 10 años en servicio, sin importar que se encuentren en excelentes condiciones mecánicas y de seguridad, porque la ley así lo dice.

Tan sólo en esos camiones, deberán invertir alrededor de 60 millones de pesos porque las nuevas, son unidades amigables con el medio ambiente, de calidad Euro5 con catalizadores de alta tecnología. De entrada, hay que aportar el 20 por ciento de enganche y dependiendo el plazo es la pedrada, con abonitos mensuales de 31 a 47 mil pesos.

Aparte hay que pagar mantenimiento, seguro mensual contra terceros y los costos de operación obligatorios: chofer, combustible, llantas, multas (la SCT monitorea las rutas de los camiones vía satélite y si detecta que una unidad rebasó los 60 kilómetros por hora, va por el camión y lo lleva al corralón. El negocio le deja miles de pesos diarios a la dependencia, aunque sus actos no tengan sustento jurídico, pero no hay de otra), hasta que la situación se vuelve insostenible.

A todo esto, hay que añadirle que cada vez son menos los usuarios del transporte público. La inseguridad ocasiona que a las 10 de la noche prácticamente no haya gente en las calles y los camiones recorran la ruta con dos o tres pasajeros. Pagan 1,100 pesos de diesel e ingresan 90 pesos en ciertos dias, como los domingos, cuando un camión sale de Tierra Blanca y termina en el mercado de verduras del periférico norte con unos cinco pasajeros a bordo. Y los domingos la cosa se pone peor.

Las tarjetas de prepago son un auténtico problema para el negocio. Ahora, hasta sábados y domingos hay estudiantes abordando camiones y estos plásticos llegan a representar un 40 por ciento del total de los pasajeros diarios, es decir, son los permisionarios quienes subsidian a estudiantes y adultos mayores y se estima que la tarifa, entonces, viene quedando en promedio en unos 7 pesos y no en 9.50 como las apariencias indican.

También UBER se ha convertido en competencia para el transporte público. Hoy, cuatro personas se ponen de acuerdo y se pegan un viaje de 40 o 50 pesos, cómodos, hasta la puerta de donde van, con música, aire acondicionado, sin apretones, arrimones ni frenones. La plataforma les ha quitado un 20 por ciento de usuarios, cuando menos.

Además, la autoridad les exige cámaras de seguridad, que sirven de mucho para documentar otra realidad: los asaltos que representan 1,500 pesos en promedio por evento. Sujetos se suben en determinada zona y horario, asaltan al chofer y a los usarios, se llevan un botín de 5 mil pesos, a veces, los agarra la policía porque conoce su rostro grabado en la cámara pero un juez les fija una fianza de 3 mil pesos y los deja libre. Y vuelven a las andadas, porque la ganancia es de 2 mil pesos.

El gobierno federal invirtió al menos 100 millones de pesos para que los autobuses tuvieran rampas tipo elevador para que abordaran las personas en sillas de ruedas. A lo mucho dos personas las usan por día. Y surgió la idea de que hubiera “transporte rosa”, exclusivo para mujeres y niños. Si donde va lleno de adultos varones los asaltan, imagínese usted la oportunidad para un delincuente al tener un camión lleno de mujeres, niños y adultos mayores y ni modo que aprieten el botón de pánico, si la policía no tiene capacidad de reacción para ir en su ayuda.

Pero tampoco el usuario tiene capacidad económica para pagar una tarifa más elevada. Si el Consejo del Transporte autoriza 10, 15 o 20 pesos, ¿de dónde va a pagar la gente?, si con descuento le sufre para pagar su pasaje. No hay cómo hacer ajustes que de nada servirán porque no hay dinero para cubrirlos, los sueldos son demasiado modestos y el grueso de la población lo sufre.

Por eso no hay de otra, el gobierno tendrá que tomar decisiones importantes en el corto plazo, porque hay dos partes que así lo requieren. Un usuario que no tiene de dónde pagar más y un permisionario que no puede sostener el servicio bajo las condiciones actuales y si donde se toman las decisiones no lo ven desde esta perspectiva, entonces es el momento de empezar a abrir los ojos.

CONTRASEÑA

En la Sección 52 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se aceleró la renovación de la secretaría general, luego de que su dirigente estatal Enrique Venegas pactara con Maestros por México… El pasado 26 de enero el secretario general del SNTE Alfonso Cepeda Salas, visitó territorio potosino para reunirse con maestros y maestras de las secciones 26 y 52 y revisar junto con el Gobernador del Estado, los proyectos de construcción de la Casa de la Tierra, rehabilitación del Planetario y Centro de Convenciones del Centro Recreativo Tangamanga I…Lo cierto es que esa visita tuvo otro propósito más allá de revisar proyectos. El líder nacional anunció la inmediata salida de Enrique Venegas Silva, bajo el argumento de alta traición pues, se dijo, este personaje se habría reunido hace apenas unas semanas con la maestra Elba Esther Gordillo Morales en la Ciudad de México para ofrecerle el respaldo incondicional lo cual no podría pasar de noche para el CEN del SNTE que publicó el 1 de febrero la convocatoria para renovar el liderazgo en San Luis…Recordaron los profes la postura de Venegas frente a la prensa en el año 2014 cuando apenas asumía su encomienda al frente de la Sección 52. En ese entonces aplaudió la Reforma Educativa aún en contra de Elba Esther Gordillo Morales (entonces encarcelada por el gobierno de Enrique Peña Nieto) y más adelante hizo una declaración donde nombró a la maestra “personaje nefasto para el magisterio nacional”. Ahora las cosas han cambiado, y se puso a las órdenes como incondicional de la maestra. Venegas, en su nueva condición, no puede desaprovechar la oportunidad de ser impulsado a la dirección general del SEER por quien sería el nuevo abanderado de esa organización sindical…Las incongruencias oficiales: dicen que no van a permitir más eventos en la plancha de Fundadores porque se puede colapsar el estacionamiento subterráneo. Y hoy, decenas de toneladas en autos clásicos serán exhibidas en ese lugar y de pasada, también las autoridades que hablan por hablar…Ningún “delegado” federal que haya sido nombrado de diciembre a la fecha en San Luis, será sostenido. Se van pronto, porque antes de repartir chambas hay que trabajar en otras metas, por orden presidencial…HASTA LA PROXIMA

Twitter @lozano_ray


domingo 17 de marzo de 2019

Muriendo en la brecha

domingo 03 de marzo de 2019

Cosas Bien Hechas

domingo 24 de febrero de 2019

Tiempo de Reconocimientos

domingo 17 de febrero de 2019

La desestabilización ficticia

domingo 10 de febrero de 2019

El inminente colapso

domingo 03 de febrero de 2019

Los nuevos estilos de gobernar

domingo 20 de enero de 2019

Sin Cables

domingo 13 de enero de 2019

La Bandera del Transporte

domingo 06 de enero de 2019

Un buen comienzo

domingo 23 de diciembre de 2018

El cierre de año

Cargar Más