/ domingo 9 de diciembre de 2018

El "Incidente"

Cuando pensamos que ya habíamos visto toda clase de abusos de las autoridades de todos los niveles contra los ciudadanos, entraron a escena inspectores de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes atacando con una agresividad inusual al conductor de un vehículo particular que trasladaba a su hijo y a su esposa a un hospital.

Que lo confundieron con chofer de UBER dicen en descargo, como si un conductor de esta plataforma sí mereciera una golpiza de esa magnitud y se justificara. Afortunadamente –aunque en esto no puede haber nada afortunado- la esposa de la víctima y otros ciudadanos, grabaron todo con sus celulares, imágenes crudas y escalofriantes que sirven para darle el valor real a lo ocurrido.

Emanuel –así se llama la persona agredida- narró que llevaba a su hijo al hospital y debido a que estaba vomitando, le pidió a su esposa que se pasara al asiento trasero para atenderlo. Los caza-Uber, o sea, los inspectores celosos de su deber, lo detectaron y decidieron que era un peligroso socio de la plataforma. Lo hostigaron con su auto y como no se detuvo, le cerraron el paso y lo demás, lo sabemos: el abuso de poder en su máxima expresión. Una cara de la violencia institucional contra los ciudadanos.

Ya se veía venir. Los constantes atropellos de quienes defienden con todo la ley –es sarcasmo- se han documentado una y otra vez, pues no distinguen un chofer de UBER o automovilistas particulares, cuyos acompañantes viajan en el asiento trasero simplemente porque les da la gana. Agarran parejo y siempre cometiendo accesos.

Tienen de cómplices a otros especialistas en violar las leyes, que son los elementos de la Policía Estatal y hasta Ministerial, quienes agreden con desparpajo a quienes graban con celulares sus desmedidos actos. Todo ha quedado en la impunidad.

Instalan retenes, fabrican “cuatros”, se hacen pasar como clientes y despliegan operativos nunca antes vistos ni siquiera contra los taxistas tradicionales y “piratas”, que conducen ebrios, drogados, sin placas, con cristales polarizados y que también han protagonizado escandalosas y brutales agresiones que, terminan también impunes.

La reacción de los altos mandos de la SCT y del Gobierno del Estado fue inmediata y es que no podría ser de otra manera, ante la indignación generalizada.

El gobierno de Juan Manuel Carreras actúo sin dar margen a la impunidad y reiteró su pleno compromiso con el respeto a la ley y en contra del abuso de poder cualquiera que sea su manifestación. Por ello, los servidores públicos rápidamente fueron sometidos a proceso administrativo, independientemente de todo lo demás que venga.

El secretario de Comunicaciones y Transportes tiene buenas cartas, no se le conoce de autoritario, represor ni violador de la ley, por eso hay confianza en que los hechos servirán de aprendizaje para que nunca más se repita un acto de esta naturaleza; difícilmente podrá deslindarse en caso de que la actuación violenta de sus subordinados, se vuelva sistemática.

Los inspectores no solamente merecían ser separados de su encargo, sino procesados penalmente por el abuso de autoridad y las lesiones o al menos eso pasaría en un país donde se respete el estado de derecho.

Ojalá no sigan las “confusiones” y los ataques a choferes de Uber, porque se niegan a registrar su plataforma en la SCT y pagar impuestos.

Así como a la empresa Uber se le exige que registre y transparente su padrón de asociados, la SCT debe también hacer público el historial de sus inspectores, su capacitación, sus antecedentes, cómo fueron contratados, sus facultades legales y aunque no es posible, pero sería muy útil conocer su perfil psicológico. Tal vez surjan muchas sorpresas.

CONTRASEÑA

La gran “estrategia” del Presidente Obrador para combatir la inseguridad en el país, es suplicarle a las “madrecitas” que cuiden a sus hijos y les digan que no sean malos, que no se dediquen a la delincuencia. La verdad no debe sorprender a nadie la postura, sólo era cuestión de tiempo…La carnicería en el Partido Acción Nacional por la elección del presidente del Comité Estatal a celebrarse este día, ha alcanzado tonos graves por el grado de polarización entre los grupos de quienes aspiran al cargo. Lo único que van a lograr es alejarse cada vez más de cualquier posibilidad de éxito en el 2021…HASTA LA PROXIMA

Twitter @lozano_ray


Cuando pensamos que ya habíamos visto toda clase de abusos de las autoridades de todos los niveles contra los ciudadanos, entraron a escena inspectores de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes atacando con una agresividad inusual al conductor de un vehículo particular que trasladaba a su hijo y a su esposa a un hospital.

Que lo confundieron con chofer de UBER dicen en descargo, como si un conductor de esta plataforma sí mereciera una golpiza de esa magnitud y se justificara. Afortunadamente –aunque en esto no puede haber nada afortunado- la esposa de la víctima y otros ciudadanos, grabaron todo con sus celulares, imágenes crudas y escalofriantes que sirven para darle el valor real a lo ocurrido.

Emanuel –así se llama la persona agredida- narró que llevaba a su hijo al hospital y debido a que estaba vomitando, le pidió a su esposa que se pasara al asiento trasero para atenderlo. Los caza-Uber, o sea, los inspectores celosos de su deber, lo detectaron y decidieron que era un peligroso socio de la plataforma. Lo hostigaron con su auto y como no se detuvo, le cerraron el paso y lo demás, lo sabemos: el abuso de poder en su máxima expresión. Una cara de la violencia institucional contra los ciudadanos.

Ya se veía venir. Los constantes atropellos de quienes defienden con todo la ley –es sarcasmo- se han documentado una y otra vez, pues no distinguen un chofer de UBER o automovilistas particulares, cuyos acompañantes viajan en el asiento trasero simplemente porque les da la gana. Agarran parejo y siempre cometiendo accesos.

Tienen de cómplices a otros especialistas en violar las leyes, que son los elementos de la Policía Estatal y hasta Ministerial, quienes agreden con desparpajo a quienes graban con celulares sus desmedidos actos. Todo ha quedado en la impunidad.

Instalan retenes, fabrican “cuatros”, se hacen pasar como clientes y despliegan operativos nunca antes vistos ni siquiera contra los taxistas tradicionales y “piratas”, que conducen ebrios, drogados, sin placas, con cristales polarizados y que también han protagonizado escandalosas y brutales agresiones que, terminan también impunes.

La reacción de los altos mandos de la SCT y del Gobierno del Estado fue inmediata y es que no podría ser de otra manera, ante la indignación generalizada.

El gobierno de Juan Manuel Carreras actúo sin dar margen a la impunidad y reiteró su pleno compromiso con el respeto a la ley y en contra del abuso de poder cualquiera que sea su manifestación. Por ello, los servidores públicos rápidamente fueron sometidos a proceso administrativo, independientemente de todo lo demás que venga.

El secretario de Comunicaciones y Transportes tiene buenas cartas, no se le conoce de autoritario, represor ni violador de la ley, por eso hay confianza en que los hechos servirán de aprendizaje para que nunca más se repita un acto de esta naturaleza; difícilmente podrá deslindarse en caso de que la actuación violenta de sus subordinados, se vuelva sistemática.

Los inspectores no solamente merecían ser separados de su encargo, sino procesados penalmente por el abuso de autoridad y las lesiones o al menos eso pasaría en un país donde se respete el estado de derecho.

Ojalá no sigan las “confusiones” y los ataques a choferes de Uber, porque se niegan a registrar su plataforma en la SCT y pagar impuestos.

Así como a la empresa Uber se le exige que registre y transparente su padrón de asociados, la SCT debe también hacer público el historial de sus inspectores, su capacitación, sus antecedentes, cómo fueron contratados, sus facultades legales y aunque no es posible, pero sería muy útil conocer su perfil psicológico. Tal vez surjan muchas sorpresas.

CONTRASEÑA

La gran “estrategia” del Presidente Obrador para combatir la inseguridad en el país, es suplicarle a las “madrecitas” que cuiden a sus hijos y les digan que no sean malos, que no se dediquen a la delincuencia. La verdad no debe sorprender a nadie la postura, sólo era cuestión de tiempo…La carnicería en el Partido Acción Nacional por la elección del presidente del Comité Estatal a celebrarse este día, ha alcanzado tonos graves por el grado de polarización entre los grupos de quienes aspiran al cargo. Lo único que van a lograr es alejarse cada vez más de cualquier posibilidad de éxito en el 2021…HASTA LA PROXIMA

Twitter @lozano_ray


domingo 21 de abril de 2019

Amenazas a la democracia

domingo 14 de abril de 2019

Los Informes Financieros

domingo 07 de abril de 2019

OPLES en peligro de extinción

domingo 31 de marzo de 2019

Las visitas de AMLO

domingo 24 de marzo de 2019

El dolor de cabeza

domingo 17 de marzo de 2019

Muriendo en la brecha

domingo 03 de marzo de 2019

Cosas Bien Hechas

domingo 24 de febrero de 2019

Tiempo de Reconocimientos

domingo 17 de febrero de 2019

La desestabilización ficticia

domingo 10 de febrero de 2019

El inminente colapso

Cargar Más