/ domingo 14 de julio de 2019

El futuro depende de lo que se haga hoy

Mahatma Gandhi solía acuñar esta frase “El futuro depende de lo que se haga hoy” para dejar en claro que es en nuestro presente en donde se debe intervenir, para poder lograr aquello que se proyecta o desea.

Ciertamente se puede aplicar en varios aspectos de nuestra vida, pero situándonos a un poco más de la mitad del año, vale la pena reflexionar como sociedad.

En días recientes se conmemoró el Día Mundial de la Población ¿Cuántos humanos habitamos la Tierra? La cifra que este año brinda Naciones Unidas es de 7.700 millones de personas.

Si bien, los datos difundidos en el marco de está conmemoración son muy similares en las diversas latitudes del planeta; hay una cifra que cada vez se hace más latente y real, la que se refiere al envejecimiento de la población.

No hace mucho, hace unos 5 años, escribía en esta misma Casa editorial sobre el bono demográfico de México y en general de los países de Latinoamérica, titulando la participación “Se agota el bono” haciendo referencia a las cifras ineludibles de organismos como la CEPAL que anticipaban que la buena racha de Población Económicamente Activa en esta región se encontraba en la antesala del envejecimiento.

Si bien, en términos de salud y desarrollo científico el aumento de la tasa de mortalidad es una buena noticia; pues con los años la evidencia muestra que vivimos más tiempo; es también una realidad que se debe de asumir con proyectos de largo plazo, atemporales a un mandato gubernamental y que guíen a la generación de condiciones que en un futuro cercano serán necesarias.

En el informe de Naciones Unidas “Perspectivas de la población mundial 2019” publicado en junio de este año, se reitera la atención que como sociedad debemos poner al envejecimiento poblacional, aunado a la disminución de las tasas de natalidad. Por primera vez en la historia mundial en 2018 la población mayor a 65 años, superó el número de niños menores de 5 años.

Y en México, la tendencia poblacional es similar a la de las cifras mencionadas; sin embargo, la situación se agravia con problemas públicos de antaño que al parecer simplemente sobreviven, lo cual, precisamente ante las proyecciones poblacionales, debe corregirse.

México es la tercera economía más fuerte de América, pero su sector informal impacta fuertemente en la hacienda pública, pero sobretodo significa un fuerte número de mexicanos que no tienen seguridad social.

Según “México ¿cómo vamos?” thinkthank mexicano, estiman que no existen suficientes incentivos públicos para que quienes se encuentran en la informalidad, transiten hacia la formalidad, sus investigaciones sostienen que el costo que debe asumir un mexicano el día de hoy quiera irse a la formalidad es depagar un 47% más.

En el mismo sentido, los salarios en México se han mantenidoiguales desde el año 2000, siendo de los ingresos más bajos de los países de la OCDE. Lo cual, dificulta que las generaciones jóvenes se vayan creando un patrimonio y mucho menos, un afore.

En suma, se deben tomar acciones contundentes en nuestro presente, acciones que permitan corregir las desigualdades laborales, pensar e implementar en esquemas novedosos para el retiro y así anticipar problemas públicos sobre los que se puede actuar hoy.

@Ariadna_Rincon

Mahatma Gandhi solía acuñar esta frase “El futuro depende de lo que se haga hoy” para dejar en claro que es en nuestro presente en donde se debe intervenir, para poder lograr aquello que se proyecta o desea.

Ciertamente se puede aplicar en varios aspectos de nuestra vida, pero situándonos a un poco más de la mitad del año, vale la pena reflexionar como sociedad.

En días recientes se conmemoró el Día Mundial de la Población ¿Cuántos humanos habitamos la Tierra? La cifra que este año brinda Naciones Unidas es de 7.700 millones de personas.

Si bien, los datos difundidos en el marco de está conmemoración son muy similares en las diversas latitudes del planeta; hay una cifra que cada vez se hace más latente y real, la que se refiere al envejecimiento de la población.

No hace mucho, hace unos 5 años, escribía en esta misma Casa editorial sobre el bono demográfico de México y en general de los países de Latinoamérica, titulando la participación “Se agota el bono” haciendo referencia a las cifras ineludibles de organismos como la CEPAL que anticipaban que la buena racha de Población Económicamente Activa en esta región se encontraba en la antesala del envejecimiento.

Si bien, en términos de salud y desarrollo científico el aumento de la tasa de mortalidad es una buena noticia; pues con los años la evidencia muestra que vivimos más tiempo; es también una realidad que se debe de asumir con proyectos de largo plazo, atemporales a un mandato gubernamental y que guíen a la generación de condiciones que en un futuro cercano serán necesarias.

En el informe de Naciones Unidas “Perspectivas de la población mundial 2019” publicado en junio de este año, se reitera la atención que como sociedad debemos poner al envejecimiento poblacional, aunado a la disminución de las tasas de natalidad. Por primera vez en la historia mundial en 2018 la población mayor a 65 años, superó el número de niños menores de 5 años.

Y en México, la tendencia poblacional es similar a la de las cifras mencionadas; sin embargo, la situación se agravia con problemas públicos de antaño que al parecer simplemente sobreviven, lo cual, precisamente ante las proyecciones poblacionales, debe corregirse.

México es la tercera economía más fuerte de América, pero su sector informal impacta fuertemente en la hacienda pública, pero sobretodo significa un fuerte número de mexicanos que no tienen seguridad social.

Según “México ¿cómo vamos?” thinkthank mexicano, estiman que no existen suficientes incentivos públicos para que quienes se encuentran en la informalidad, transiten hacia la formalidad, sus investigaciones sostienen que el costo que debe asumir un mexicano el día de hoy quiera irse a la formalidad es depagar un 47% más.

En el mismo sentido, los salarios en México se han mantenidoiguales desde el año 2000, siendo de los ingresos más bajos de los países de la OCDE. Lo cual, dificulta que las generaciones jóvenes se vayan creando un patrimonio y mucho menos, un afore.

En suma, se deben tomar acciones contundentes en nuestro presente, acciones que permitan corregir las desigualdades laborales, pensar e implementar en esquemas novedosos para el retiro y así anticipar problemas públicos sobre los que se puede actuar hoy.

@Ariadna_Rincon

domingo 14 de julio de 2019

El futuro depende de lo que se haga hoy

domingo 30 de junio de 2019

Agenda Joven

domingo 16 de junio de 2019

El Rumbo de la Agenda Global

domingo 02 de junio de 2019

Agenda Joven

domingo 19 de mayo de 2019

Plan Migratorio Trump

domingo 21 de abril de 2019

Agenda Joven

domingo 07 de abril de 2019

De desarrollo a desarrollo sostenible

domingo 24 de marzo de 2019

Agenda Joven

domingo 10 de marzo de 2019

Agenda Joven

domingo 24 de febrero de 2019

Los Premios Oscar y el Soft Power

Cargar Más