/ domingo 23 de agosto de 2020

Ecos de la Conago

Los ecos de la LIX Reunión Plenaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) son sonoros,

Se cincela paso a paso una nueva República, con más justicia y menos corrupción y para lograrlo, fue fundamental que el presidente Andrés Manuel López Obrador escuchara las voces de las gobernadoras y los gobernadores y si bien no faltó quien se saltara el libreto, es evidente la urgencia que las entidades federativas remontan al mismo tiempo el atraso a que las llevó la contingencia sanitaria en seis meses.

La resultante de la agenda de trabajo que manejó el presidente de la CONAGO y Gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras López, la tendremos que ver en lo inmediato, cuando mucho en cuatro meses, con la vacuna contra el Covid 19 incluida y serán la base, el soporte del fin de su administración, dentro de 13 meses, más o menos.

El trabajo para Carreras López se complicó, porque así como tiene que atender al estado que gobierna, también debe de conducir los conflictos de carácter nacional que plantean sus representados, todos con fondo político y para ser francos, en el poco tiempo que lleva al frente de la CONAGO, -un mes-, le enmendó dos amenazas de descarrilamiento en la administración de López Obrador.

El primero, desactivó un motín que iba directamente por la cabeza del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Hugo López-Gatell Ramírez, bajo diversos argumentos y el segundo, ataques enmascarados contra el presidente, pero se cebaron sobre la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero.

En ambos casos, el trasfondo del asunto fue el dinero, hay gobernadores desesperados por obtener dinero hasta debajo de las piedras, necesitan reservas porque el mes que entra empieza el año electoral, algunos ya se van y pretenden dejar al precio que sea un sucesor a modo para que su séptimo año sea sin sobresaltos.

El pretexto fue la pandemia del Covid 19, todavía un día antes de la reunión, el 18 de agosto, salieron a medios de comunicación a darle solución a la emergencia sanitaria tasándola en un billón y medio de pesos, en recursos federales, por supuesto.

En contraparte, el trabajo de Carreras López, ciento por ciento institucional, una labor para las mexicanas y los mexicanos, destacó desde su primera semana al frente de la CONAGO y la prueba más fehaciente de que tiene el reconocimiento de propios y extraños, es que el presidente López Obrador, como no se ha hecho antes, materialmente trasladó al Gobierno de la República algunas horas al Centro de Convenciones de San Luis Potosí, tal vez de ahí las declaraciones mordaces del gobernador de Nuevo León, apodado “El Bronco”, en el sentido de que “San Luis es un estado pobre”.

Muy por encima de lo que no es correcto, el trabajo del presidente de la CONAGO, Juan Manuel Carreras tiene satisfechos a la mayor parte de sus pares, porque logró el compromiso del presidente López Obrador de responder a las necesidades de los estados, en especial para que puedan responder a la población ante la pandemia del Covid 19, sin escatimar dinero, con recursos ilimitados, medicinas gratis y también la vacuna en unos meses más. Mediante una convención nacional hacendaria, -que será permanente, en lo sucesivo-, se construirá un nuevo pacto federal, con soluciones integrales, para que estados y municipios cuenten con más presupuesto y participaciones federales anuales, ya no será el 20 por ciento de los impuestos que se reparten actualmente y en una modificación emergente el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) depositará este mes 13 mil millones de pesos, antes era trimestral, ahora será mensual.

La CONAGO pactó que López Obrador intervenga en el Banco Nacional de Obras y Servicios (BANOBRAS) para que los estados reestructuren sus adeudos con nuevas amortizaciones, a mayor plazo y tasas de interés blandas, esto les significa recapitalización mensual inmediata para atender la pandemia. Faltan otras concertaciones por enumerar, como la continuación de los apoyos federales a los adultos mayores, becas a los jóvenes, a personas con discapacidad durante el tiempo que dure la pandemia Covid 19 y que a pesar de las duras críticas, subió en San Luis Potosí al ritmo natural de un gigante implacable por semanas, pero también es cierto que ya están en descenso los contagios.

También, echar mano de los clausulados del Tratado Comercial que México firmó con los Estados Unidos y Canadá para atraer inversiones y empleos, en una mecánica que no es desconocida para Carreras López y que con el apoyo presidencial puede dar una buena campanada en lo que le resta de mandato.

Finalmente, hay que hacer hincapié en que la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero habló muy claro el miércoles pasado cuando dijo que a pesar de que en diversos foros se anuncia crisis económica profunda para México en los próximos meses, el Gobierno de la República no tiene una crisis financiera y esto puede ser saludable para el estado por esa mancuerna López Obrador-Carreras López.

twitter:

@lozano_ray

Twitter @lozano_ray

Los ecos de la LIX Reunión Plenaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) son sonoros,

Se cincela paso a paso una nueva República, con más justicia y menos corrupción y para lograrlo, fue fundamental que el presidente Andrés Manuel López Obrador escuchara las voces de las gobernadoras y los gobernadores y si bien no faltó quien se saltara el libreto, es evidente la urgencia que las entidades federativas remontan al mismo tiempo el atraso a que las llevó la contingencia sanitaria en seis meses.

La resultante de la agenda de trabajo que manejó el presidente de la CONAGO y Gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras López, la tendremos que ver en lo inmediato, cuando mucho en cuatro meses, con la vacuna contra el Covid 19 incluida y serán la base, el soporte del fin de su administración, dentro de 13 meses, más o menos.

El trabajo para Carreras López se complicó, porque así como tiene que atender al estado que gobierna, también debe de conducir los conflictos de carácter nacional que plantean sus representados, todos con fondo político y para ser francos, en el poco tiempo que lleva al frente de la CONAGO, -un mes-, le enmendó dos amenazas de descarrilamiento en la administración de López Obrador.

El primero, desactivó un motín que iba directamente por la cabeza del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Hugo López-Gatell Ramírez, bajo diversos argumentos y el segundo, ataques enmascarados contra el presidente, pero se cebaron sobre la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero.

En ambos casos, el trasfondo del asunto fue el dinero, hay gobernadores desesperados por obtener dinero hasta debajo de las piedras, necesitan reservas porque el mes que entra empieza el año electoral, algunos ya se van y pretenden dejar al precio que sea un sucesor a modo para que su séptimo año sea sin sobresaltos.

El pretexto fue la pandemia del Covid 19, todavía un día antes de la reunión, el 18 de agosto, salieron a medios de comunicación a darle solución a la emergencia sanitaria tasándola en un billón y medio de pesos, en recursos federales, por supuesto.

En contraparte, el trabajo de Carreras López, ciento por ciento institucional, una labor para las mexicanas y los mexicanos, destacó desde su primera semana al frente de la CONAGO y la prueba más fehaciente de que tiene el reconocimiento de propios y extraños, es que el presidente López Obrador, como no se ha hecho antes, materialmente trasladó al Gobierno de la República algunas horas al Centro de Convenciones de San Luis Potosí, tal vez de ahí las declaraciones mordaces del gobernador de Nuevo León, apodado “El Bronco”, en el sentido de que “San Luis es un estado pobre”.

Muy por encima de lo que no es correcto, el trabajo del presidente de la CONAGO, Juan Manuel Carreras tiene satisfechos a la mayor parte de sus pares, porque logró el compromiso del presidente López Obrador de responder a las necesidades de los estados, en especial para que puedan responder a la población ante la pandemia del Covid 19, sin escatimar dinero, con recursos ilimitados, medicinas gratis y también la vacuna en unos meses más. Mediante una convención nacional hacendaria, -que será permanente, en lo sucesivo-, se construirá un nuevo pacto federal, con soluciones integrales, para que estados y municipios cuenten con más presupuesto y participaciones federales anuales, ya no será el 20 por ciento de los impuestos que se reparten actualmente y en una modificación emergente el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) depositará este mes 13 mil millones de pesos, antes era trimestral, ahora será mensual.

La CONAGO pactó que López Obrador intervenga en el Banco Nacional de Obras y Servicios (BANOBRAS) para que los estados reestructuren sus adeudos con nuevas amortizaciones, a mayor plazo y tasas de interés blandas, esto les significa recapitalización mensual inmediata para atender la pandemia. Faltan otras concertaciones por enumerar, como la continuación de los apoyos federales a los adultos mayores, becas a los jóvenes, a personas con discapacidad durante el tiempo que dure la pandemia Covid 19 y que a pesar de las duras críticas, subió en San Luis Potosí al ritmo natural de un gigante implacable por semanas, pero también es cierto que ya están en descenso los contagios.

También, echar mano de los clausulados del Tratado Comercial que México firmó con los Estados Unidos y Canadá para atraer inversiones y empleos, en una mecánica que no es desconocida para Carreras López y que con el apoyo presidencial puede dar una buena campanada en lo que le resta de mandato.

Finalmente, hay que hacer hincapié en que la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero habló muy claro el miércoles pasado cuando dijo que a pesar de que en diversos foros se anuncia crisis económica profunda para México en los próximos meses, el Gobierno de la República no tiene una crisis financiera y esto puede ser saludable para el estado por esa mancuerna López Obrador-Carreras López.

twitter:

@lozano_ray

Twitter @lozano_ray

ÚLTIMASCOLUMNAS