/ domingo 10 de octubre de 2021

Donde estás cómodo

Hablando esta semana con mi amigo Luis Latapi sobre el lenguaje, me dijo esta frase: ¡Donde estás cómodo¡, te acomoda, frase que me hizo reflexionar y la tomo, no sólo para analizar el lenguaje, sino para todas las actitudes y acciones de vida. En esta actualidad el lenguaje se modifica día con día y para los clasistas se desvirtúa, para los moderados, se adaptan algunas nuevas modalidades y para los liberales se transforma con nuevos términos y palabras. A título personal considero que, sin ser purista, debemos procurar evitar que continue deformándose y perdiendo su esencia y razón de ser, buscando el difícil camino hacia la unidad.

Sin embargo, la pregunta es, ¡donde estás cómodo al hablar¡, ahí te quedas; como diría mi madre, estás hablando como carretonero, asi que no puedo hablar asi, o quedarme ahí; probablemente por no leer se está perdiendo el lenguaje y lo que no se usa, se acaba. Ahora que, si aplicamos esta frase en el entorno diario del vivir, pregunto, ¿dónde estás cómodo? estamos donde debemos y queremos estar, somos partícipes de un don otorgado desde antes de nacer, este es: libre albedrío, lo que significa que tenemos el poder de elegir. Así que cada uno elige dónde está cómodo, lo que no necesariamente significa lo mejor.

Elegimos usar correctamente el castellano o seguirlo deformando acorde a la modernidad de la época con la teoría de que todo evoluciona, elegimos vivir usando las buenas maneras y el respeto como forma de vida, o vivir aceptando las nuevas teorías de “libertad” como cuando nos dicen yo soy así y ahora así se usa, hay quien vive cómodo entre enojos, críticas y malas maneras y hay quien elige vivir en paz y actuando correctamente, hay quien elige quejarse diariamente olvidando que en momentos donde no hay fe, nos toca buscarla comprendiendo que la vida son ciclos y vale la pena seguir creyendo que existe la libertad y somos libres, que existe la justicia y se aplica, que existen ángeles que nos acompañan a través de nuestra vida, ángeles presenciales y ángeles espirituales que velan por nosotros y nos recuerdan que en los días luminosos encontramos la forma para realizar nuestros deseos y sueños llevándonos a mejores lugares a través de la esperanza y confianza en nosotros mismos, ángeles que nos toman de la mano y ayudan a superar las dificultades, esos ángeles se presentan con nombre, algunos son femeninos, como mi amiga Chela, o mi hermano, o mi pareja, o un maestro como la Sra Sabido, o intelectuales como mi amigo Luis, o mi asesor-amigo llamado Ricardo y así, aunque lo neguemos o queramos ignorarlo esos ángeles han estado ahí en el momento preciso, todos los días nuestra vida está en cambio constante, enfrentamos sonrisas, gruñidos, lágrimas y disgustos y en esos momentos casi siempre aparece un ángel, a quien muchas veces ignoramos y en otras llegamos a aislarlo por nuestra actitud, nadie puede cambiar a nadie, ni ayudarle, ni el ángel espiritual lo podrá hacer, si no se abre la persona al apoyo y su presencia.

A lo largo de la vida caminamos por rutas desconocidas y esos caminos recorridos pueden ser mejores a través de esos ángeles, haciendo que la distancia sea mas placentera. Cuando uno de ellos se aleja, voluntaria o involuntariamente, su ausencia deja un vacío difícil de llenar, nos recuerda que, en vida, hermano en vida, debemos agradecerles su presencia pues el arcoíris da su belleza por instantes y el amor y consuelo de nuestros ángeles permanece, siempre y cuando nosotros seamos recíprocos con ellos. Por eso hoy, deseo que busques que el lugar donde te sientas cómodo sea aquel que te haga sentir bien y te permita crecer hasta ser feliz, que evites aquellos lugares que momentáneamente te hacen sentir cómodo y posteriormente te hacen sentir mal o que estés mal, pero no tanto, como para no salirte y buscar tu felicidad, te deseo que tus dones nunca terminen de salir y encuentres que eres ese ser maravilloso que mereces amar, que busques a tu ángel amigo y confíes en él y agradezcas su presencia en vida, que tus arcoíris estén permanentemente en tu vida y existir llevándote a un mejor lugar y que siempre tengas a tu ángel espiritual a tu lado y lo invoques en los momentos difíciles y de alegría, mientras tanto yo espero tu comentario en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias

Hablando esta semana con mi amigo Luis Latapi sobre el lenguaje, me dijo esta frase: ¡Donde estás cómodo¡, te acomoda, frase que me hizo reflexionar y la tomo, no sólo para analizar el lenguaje, sino para todas las actitudes y acciones de vida. En esta actualidad el lenguaje se modifica día con día y para los clasistas se desvirtúa, para los moderados, se adaptan algunas nuevas modalidades y para los liberales se transforma con nuevos términos y palabras. A título personal considero que, sin ser purista, debemos procurar evitar que continue deformándose y perdiendo su esencia y razón de ser, buscando el difícil camino hacia la unidad.

Sin embargo, la pregunta es, ¡donde estás cómodo al hablar¡, ahí te quedas; como diría mi madre, estás hablando como carretonero, asi que no puedo hablar asi, o quedarme ahí; probablemente por no leer se está perdiendo el lenguaje y lo que no se usa, se acaba. Ahora que, si aplicamos esta frase en el entorno diario del vivir, pregunto, ¿dónde estás cómodo? estamos donde debemos y queremos estar, somos partícipes de un don otorgado desde antes de nacer, este es: libre albedrío, lo que significa que tenemos el poder de elegir. Así que cada uno elige dónde está cómodo, lo que no necesariamente significa lo mejor.

Elegimos usar correctamente el castellano o seguirlo deformando acorde a la modernidad de la época con la teoría de que todo evoluciona, elegimos vivir usando las buenas maneras y el respeto como forma de vida, o vivir aceptando las nuevas teorías de “libertad” como cuando nos dicen yo soy así y ahora así se usa, hay quien vive cómodo entre enojos, críticas y malas maneras y hay quien elige vivir en paz y actuando correctamente, hay quien elige quejarse diariamente olvidando que en momentos donde no hay fe, nos toca buscarla comprendiendo que la vida son ciclos y vale la pena seguir creyendo que existe la libertad y somos libres, que existe la justicia y se aplica, que existen ángeles que nos acompañan a través de nuestra vida, ángeles presenciales y ángeles espirituales que velan por nosotros y nos recuerdan que en los días luminosos encontramos la forma para realizar nuestros deseos y sueños llevándonos a mejores lugares a través de la esperanza y confianza en nosotros mismos, ángeles que nos toman de la mano y ayudan a superar las dificultades, esos ángeles se presentan con nombre, algunos son femeninos, como mi amiga Chela, o mi hermano, o mi pareja, o un maestro como la Sra Sabido, o intelectuales como mi amigo Luis, o mi asesor-amigo llamado Ricardo y así, aunque lo neguemos o queramos ignorarlo esos ángeles han estado ahí en el momento preciso, todos los días nuestra vida está en cambio constante, enfrentamos sonrisas, gruñidos, lágrimas y disgustos y en esos momentos casi siempre aparece un ángel, a quien muchas veces ignoramos y en otras llegamos a aislarlo por nuestra actitud, nadie puede cambiar a nadie, ni ayudarle, ni el ángel espiritual lo podrá hacer, si no se abre la persona al apoyo y su presencia.

A lo largo de la vida caminamos por rutas desconocidas y esos caminos recorridos pueden ser mejores a través de esos ángeles, haciendo que la distancia sea mas placentera. Cuando uno de ellos se aleja, voluntaria o involuntariamente, su ausencia deja un vacío difícil de llenar, nos recuerda que, en vida, hermano en vida, debemos agradecerles su presencia pues el arcoíris da su belleza por instantes y el amor y consuelo de nuestros ángeles permanece, siempre y cuando nosotros seamos recíprocos con ellos. Por eso hoy, deseo que busques que el lugar donde te sientas cómodo sea aquel que te haga sentir bien y te permita crecer hasta ser feliz, que evites aquellos lugares que momentáneamente te hacen sentir cómodo y posteriormente te hacen sentir mal o que estés mal, pero no tanto, como para no salirte y buscar tu felicidad, te deseo que tus dones nunca terminen de salir y encuentres que eres ese ser maravilloso que mereces amar, que busques a tu ángel amigo y confíes en él y agradezcas su presencia en vida, que tus arcoíris estén permanentemente en tu vida y existir llevándote a un mejor lugar y que siempre tengas a tu ángel espiritual a tu lado y lo invoques en los momentos difíciles y de alegría, mientras tanto yo espero tu comentario en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 05 de diciembre de 2021

Agradecimiento

Tere Derbéz B

domingo 28 de noviembre de 2021

El poder del lenguaje

Tere Derbéz B

domingo 21 de noviembre de 2021

Voy a vivir para creer

Tere Derbéz B

domingo 14 de noviembre de 2021

Ahorita, ahorititita

Tere Derbéz B

domingo 07 de noviembre de 2021

Hablemos por hablar

Tere Derbéz B

domingo 24 de octubre de 2021

Leamos

Tere Derbéz B

domingo 17 de octubre de 2021

¿Aprendiste algo?

Tere Derbéz B

domingo 10 de octubre de 2021

Donde estás cómodo

Tere Derbéz B

domingo 03 de octubre de 2021

Opinión

Tere Derbéz B

Cargar Más