/ domingo 1 de noviembre de 2020

Dicen que los muertos

Dicen que los muertos ríen, lloran, cantan, dicen que los muertos viven mientras los vivos lloran, dicen que las almas de los fieles difuntos vuelven por estar presentes en nuestros recuerdos mientras la vida sigue y la continuidad del ausente también.

Dicen que los muertos crean refranes y los mexicanos los usamos aunque a mí la muerte me pela los dientes en estos tiempos de pandemia, ni muerta estoy ni ando de parranda y prefiero no vivir el gozo para no ir al pozo, evitando que mis duelos suelten el llanto, aunque aún hay quien sigue creyendo que no les asustan con el petate del muerto y al diablo el covid.

Mientras la vida me dure segura estoy que de aquí a cien años todos seremos pelones, asi que, de tonta muero este año y aunque mujer soy, sé que mujeres juntas ni difuntas y con esta pandemia ni los guajolotes mueren la víspera.

Si crees que por ser mala hierba no morirás, si te descuidas, cavarás en tu tumba con los dientes ya que al que se aleja lo olvidan y al que se muere lo entierran, por lo que más vale morir de pie, que vivir de rodillas por el covid y para los que no quieren ponerse cubrebocas es preferible que sus amigos digan aquí corrió, que aquí murió, pues no se puede negociar con la muerte, aunque actualmente muchos hacen negocio con ella, como las funerarias que viven de los muertos al cajón y los vivos al fiestón,

Lo bueno es que la muerte sabe que va a alcanzarnos, por eso nos da toda una vida de ventaja, aunque cuando te toca, te toca aunque te quites y cuando no, aunque te pongas, no te lleva, como claro está que no hay mejor suerte que un buen amor y una buena muerte, con esta pandemia cuidado con tentarla porque si has de morir mañana, probablemente te mueras de una vez y como el que por su gusto muere hasta la muerte le sabe, no hay que ser irresponsable porque que lo que mata no es la muerte, sino la mala suerte de toparte con un covid asintomático,, asi que mejor comprender que no hay por qué temer a la muerte si cuando existimos ella no existe y cuando existe es porque ya nos fuimos.

Nuestros muertos retornan cada año y dicen que las almas se esconden en el cuerpo de los vivos, la realidad es que los muertos se quedan en el corazón y espíritu de ellos, Dicen que hay momentos en que vivos y muertos están en un mismo lugar y la tradición comienza y el día de muertos es la tradición más viva de México, aunque este año con la pandemia, ellos vendrán ya que nosotros no podemos salir.

Dicen y dicen - mientras seguimos sembrando muertos por violencia- que para seguir celebrando el día de muertos este año debemos levantar nuestros altares en casa, porque los muertos vienen y se van, lo bueno es que vienen a ver a sus seres queridos y no a sus ejecutores y al morir, viviremos eternamente, aunque nos sabemos si es teoría o verdad o si hay algo en el más allá, asi que ¿tal vez? lo mejor es pensar que no morimos, que solo nos alejamos y los demás aquí quedan. La muerte es algo que me inquietó por años hasta que descubrí que para dar sentido a la inevitabilidad de encontrarme con ella debía vivir con desapego y como Machado dijo:

La muerte es algo que no debemos temer porque mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos, asi que para qué ocuparnos de algo inevitable, lo que es verdad es que las urnas o ataúdes siempre llevan dos o más corazones dentro, por eso, lo importante es vivir y vivir una vida de bien para que la despedida no sea inútil, en la muerte está la vida y el comienzo de la inmortalidad y a pesar que dicen que la curiosidad mató al gato, mi curiosidad por saber que ocurre al morir es algo que espero no resolver en corto tiempo, a pesar de aceptar la existencia del alma, ya dijo Platón que cuando se muere, la parte mortal se extingue mientras el principio - el alma - se retira feliz.

La muerte solo adquiere valor si en vida sirve para encontrar el sentido verdadero de vivir y como uno propone, Dios dispone y la muerte todo descompone en este mundo matraca de morir nadie se escapa, procuremos ser de aquellos que dice el refrán: todo hombre muere, no todo hombre vive y como vivir quiero, ya con esta me despido esperando sus comentarios en:

Mail:

angeldesofia@yahoo.com.mx

Dicen que los muertos ríen, lloran, cantan, dicen que los muertos viven mientras los vivos lloran, dicen que las almas de los fieles difuntos vuelven por estar presentes en nuestros recuerdos mientras la vida sigue y la continuidad del ausente también.

Dicen que los muertos crean refranes y los mexicanos los usamos aunque a mí la muerte me pela los dientes en estos tiempos de pandemia, ni muerta estoy ni ando de parranda y prefiero no vivir el gozo para no ir al pozo, evitando que mis duelos suelten el llanto, aunque aún hay quien sigue creyendo que no les asustan con el petate del muerto y al diablo el covid.

Mientras la vida me dure segura estoy que de aquí a cien años todos seremos pelones, asi que, de tonta muero este año y aunque mujer soy, sé que mujeres juntas ni difuntas y con esta pandemia ni los guajolotes mueren la víspera.

Si crees que por ser mala hierba no morirás, si te descuidas, cavarás en tu tumba con los dientes ya que al que se aleja lo olvidan y al que se muere lo entierran, por lo que más vale morir de pie, que vivir de rodillas por el covid y para los que no quieren ponerse cubrebocas es preferible que sus amigos digan aquí corrió, que aquí murió, pues no se puede negociar con la muerte, aunque actualmente muchos hacen negocio con ella, como las funerarias que viven de los muertos al cajón y los vivos al fiestón,

Lo bueno es que la muerte sabe que va a alcanzarnos, por eso nos da toda una vida de ventaja, aunque cuando te toca, te toca aunque te quites y cuando no, aunque te pongas, no te lleva, como claro está que no hay mejor suerte que un buen amor y una buena muerte, con esta pandemia cuidado con tentarla porque si has de morir mañana, probablemente te mueras de una vez y como el que por su gusto muere hasta la muerte le sabe, no hay que ser irresponsable porque que lo que mata no es la muerte, sino la mala suerte de toparte con un covid asintomático,, asi que mejor comprender que no hay por qué temer a la muerte si cuando existimos ella no existe y cuando existe es porque ya nos fuimos.

Nuestros muertos retornan cada año y dicen que las almas se esconden en el cuerpo de los vivos, la realidad es que los muertos se quedan en el corazón y espíritu de ellos, Dicen que hay momentos en que vivos y muertos están en un mismo lugar y la tradición comienza y el día de muertos es la tradición más viva de México, aunque este año con la pandemia, ellos vendrán ya que nosotros no podemos salir.

Dicen y dicen - mientras seguimos sembrando muertos por violencia- que para seguir celebrando el día de muertos este año debemos levantar nuestros altares en casa, porque los muertos vienen y se van, lo bueno es que vienen a ver a sus seres queridos y no a sus ejecutores y al morir, viviremos eternamente, aunque nos sabemos si es teoría o verdad o si hay algo en el más allá, asi que ¿tal vez? lo mejor es pensar que no morimos, que solo nos alejamos y los demás aquí quedan. La muerte es algo que me inquietó por años hasta que descubrí que para dar sentido a la inevitabilidad de encontrarme con ella debía vivir con desapego y como Machado dijo:

La muerte es algo que no debemos temer porque mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos, asi que para qué ocuparnos de algo inevitable, lo que es verdad es que las urnas o ataúdes siempre llevan dos o más corazones dentro, por eso, lo importante es vivir y vivir una vida de bien para que la despedida no sea inútil, en la muerte está la vida y el comienzo de la inmortalidad y a pesar que dicen que la curiosidad mató al gato, mi curiosidad por saber que ocurre al morir es algo que espero no resolver en corto tiempo, a pesar de aceptar la existencia del alma, ya dijo Platón que cuando se muere, la parte mortal se extingue mientras el principio - el alma - se retira feliz.

La muerte solo adquiere valor si en vida sirve para encontrar el sentido verdadero de vivir y como uno propone, Dios dispone y la muerte todo descompone en este mundo matraca de morir nadie se escapa, procuremos ser de aquellos que dice el refrán: todo hombre muere, no todo hombre vive y como vivir quiero, ya con esta me despido esperando sus comentarios en:

Mail:

angeldesofia@yahoo.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 10 de enero de 2021

Carpe Diem

Tere Derbéz B

domingo 29 de noviembre de 2020

¡Gracias!

Tere Derbéz B

domingo 22 de noviembre de 2020

¡Qué año!

Tere Derbéz B

domingo 15 de noviembre de 2020

¿A Dios o adiós?

Tere Derbéz B

domingo 01 de noviembre de 2020

Dicen que los muertos

Tere Derbéz B

Cargar Más