/ jueves 6 de enero de 2022

Cristo es la respuesta

Lo que debemos recordar en medio de la prueba

Algo que forma parte de la vida, es enfrentar tiempos difíciles, tiempos de adversidad; y la Biblia nos enseña las cosas que hay que recordar, las cuales, si las tomamos en cuenta, harán la diferencia en cómo reaccionamos ante las pruebas y dificultades.

En Hechos 16:16 al 34, nos cuenta acerca de Pablo y Silas en la ciudad de Filipos, cuando hacían oración, les salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación; ésta, siguiendo a Pablo y a los que iban con él, daba voces diciendo: “Estos hombres son siervos del Dios Altísimo quienes os anuncian el camino de salvación”. Esto lo hacía por muchos días, más desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: “Te mando en el nombre de Jesucristo que salgas de ella”. Y salió en aquella misma hora. Los amos de la muchacha, al ver que la esperanza de sus ganancias se había perdido, prendieron a Pablo y a Silas y los llevaron a las autoridades y después de haberlos azotado mucho, los echaron a la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad, los metió al calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo.

La primera causa que necesitamos recordar en la prueba, viene en Hechos 16:16 al comienzo, donde dice: “Aconteció que mientras íbamos a la oración”. Es importante tomar en cuenta que Pablo y Silas iban a la oración, ellos estaban buscando agradar a Dios, estaban buscando su voluntad, haciendo lo correcto; y es ahí donde se presenta la dificultad, es decir, en ocasiones la prueba vendrá, aunque andemos en el camino correcto. Yo sé que a veces la dificultad y el tiempo difícil, viene como resultado de nuestra desobediencia, de nuestra rebeldía; pero no siempre es así, y hay desilusión y decepción pensando que si uno está haciendo lo correcto, haciendo el bien, ¿por qué entonces nos va mal? Hay que entender que Dios en su soberanía lo permite para nuestro provecho; y nuestra postura debe ser, no cansarnos de hacer el bien, pues a su tiempo vamos a segar si no desmayamos (Gal, 6:9).

Continuando con la historia, en Hechos 16:25 dice: “Pero a media noche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios y los presos los oían”. Es de llamar la atención, que después de que los azotaron mucho, los metieron en el calabozo de más adentro y asegurar sus pies en el cepo, imaginemos su dolor, la angustia y la frustración, el frío que estos hombres pudieron haber sentido; mas sin embargo, ellos estaban a media noche orando y cantando himnos a Dios. Esto nos recuerda que en la prueba debemos enfrentarla de buena gana; sé que esto para nosotros resulta imposible, lo común es que ante la dificultad haya enojo, inconformidad, desánimo, rechazo; pero es ahí que precisamente debemos tomarnos de Dios, y en oración pedirle sabiduría, gracia, contentamiento, fortaleza, ánimo y hablar de Dios; una forma de hacerlo, es por medio del canto, reconociendo quién es Él y lo que ha hecho en nuestras vidas, trayendo a memoria, que Él es bueno, misericordioso, fiel, amoroso; y aunque la prueba no es agradable, todavía el orar y cantar permitirá que de buen ánimo y de buena gana pasemos la prueba. Que Dios nos permita tomar en cuenta estas cosas al pasar por dificultades este 2022.

Iglesia Bíblica Bautista de San Luis Potosí.

Calle Nube # 560, colonia Garita de Jalisco

Teléfono: 444-841-5387

Horarios. Domingo: 10:00 A.M. 12:00 P.M, y 6:00 P.M. Miércoles 7:00 P.M.

Lo que debemos recordar en medio de la prueba

Algo que forma parte de la vida, es enfrentar tiempos difíciles, tiempos de adversidad; y la Biblia nos enseña las cosas que hay que recordar, las cuales, si las tomamos en cuenta, harán la diferencia en cómo reaccionamos ante las pruebas y dificultades.

En Hechos 16:16 al 34, nos cuenta acerca de Pablo y Silas en la ciudad de Filipos, cuando hacían oración, les salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación; ésta, siguiendo a Pablo y a los que iban con él, daba voces diciendo: “Estos hombres son siervos del Dios Altísimo quienes os anuncian el camino de salvación”. Esto lo hacía por muchos días, más desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: “Te mando en el nombre de Jesucristo que salgas de ella”. Y salió en aquella misma hora. Los amos de la muchacha, al ver que la esperanza de sus ganancias se había perdido, prendieron a Pablo y a Silas y los llevaron a las autoridades y después de haberlos azotado mucho, los echaron a la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad, los metió al calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo.

La primera causa que necesitamos recordar en la prueba, viene en Hechos 16:16 al comienzo, donde dice: “Aconteció que mientras íbamos a la oración”. Es importante tomar en cuenta que Pablo y Silas iban a la oración, ellos estaban buscando agradar a Dios, estaban buscando su voluntad, haciendo lo correcto; y es ahí donde se presenta la dificultad, es decir, en ocasiones la prueba vendrá, aunque andemos en el camino correcto. Yo sé que a veces la dificultad y el tiempo difícil, viene como resultado de nuestra desobediencia, de nuestra rebeldía; pero no siempre es así, y hay desilusión y decepción pensando que si uno está haciendo lo correcto, haciendo el bien, ¿por qué entonces nos va mal? Hay que entender que Dios en su soberanía lo permite para nuestro provecho; y nuestra postura debe ser, no cansarnos de hacer el bien, pues a su tiempo vamos a segar si no desmayamos (Gal, 6:9).

Continuando con la historia, en Hechos 16:25 dice: “Pero a media noche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios y los presos los oían”. Es de llamar la atención, que después de que los azotaron mucho, los metieron en el calabozo de más adentro y asegurar sus pies en el cepo, imaginemos su dolor, la angustia y la frustración, el frío que estos hombres pudieron haber sentido; mas sin embargo, ellos estaban a media noche orando y cantando himnos a Dios. Esto nos recuerda que en la prueba debemos enfrentarla de buena gana; sé que esto para nosotros resulta imposible, lo común es que ante la dificultad haya enojo, inconformidad, desánimo, rechazo; pero es ahí que precisamente debemos tomarnos de Dios, y en oración pedirle sabiduría, gracia, contentamiento, fortaleza, ánimo y hablar de Dios; una forma de hacerlo, es por medio del canto, reconociendo quién es Él y lo que ha hecho en nuestras vidas, trayendo a memoria, que Él es bueno, misericordioso, fiel, amoroso; y aunque la prueba no es agradable, todavía el orar y cantar permitirá que de buen ánimo y de buena gana pasemos la prueba. Que Dios nos permita tomar en cuenta estas cosas al pasar por dificultades este 2022.

Iglesia Bíblica Bautista de San Luis Potosí.

Calle Nube # 560, colonia Garita de Jalisco

Teléfono: 444-841-5387

Horarios. Domingo: 10:00 A.M. 12:00 P.M, y 6:00 P.M. Miércoles 7:00 P.M.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 31 de diciembre de 2021

¡Cristo es la Respuesta!

Iglesia Bautista

viernes 24 de diciembre de 2021

¡Cristo es la respuesta!

Iglesia Bautista

lunes 20 de diciembre de 2021

¿Qué es la muerte?

Iglesia Bautista

viernes 03 de diciembre de 2021

¡Cristo es la respuesta!

Iglesia Bautista

viernes 26 de noviembre de 2021

La Gratitud

Iglesia Bautista

martes 23 de noviembre de 2021

Opinión

Iglesia Bautista

Cargar Más