/ jueves 15 de octubre de 2020

Cristo es la respuesta

Las terribles consecuencias de jugar con el pecado

Jueces 16:20 al 31

La vida de Sansón es un claro ejemplo de lo que sucederá en una persona si decide jugar con el pecado; sé que de manera especial, esto aplica a los creyentes; pero estas consecuencias bien pueden aplicar a todos. Lo primero que deseo llamar su atención, es la frase que aparece al comienzo del versículo 21 donde dice: “Mas los filisteos le echaron mano;” Antes de esta ocasión, Dios le había dado victoria a Sansón sobre sus enemigos una y otra vez, pero por cuanto él jugó con el pecado, no tomó en serio las cosas de Dios, se casó con una mujer extranjera que no era del pueblo del Señor, más adelante, se llegó a una ramera y terminó enamorándose de Dalila una mujer malvada que en complicidad con los filisteos, logro sacarle el secreto de su fuerza; y repito, en todas estas situaciones vemos a Sansón siendo sabio en su propia opinión, pensando que una vez más se podía salir con la suya, y esta vez fue diferente, pues sus enemigos lo derrotaron.

Ahora, hoy en día, nuestros enemigos, no son los filisteos, pero es el diablo que anda buscando lastimar nuestras vidas, está buscando destruirnos por medio de nuestra propia carnalidad, nuestra soberbia y orgullo, por medio de la manera de pensar de este mundo que es en contra de Dios y su Palabra, y si nosotros jugamos con el pecado, estaremos vulnerables y seremos presa fácil del enemigo, que lo único que quiere es destruirnos.

El versículo 21 continua diciendo que a Sansón le sacaron los ojos, y claro que es una tragedia que alguien ya no pueda ver, que pierda su vista; imagínese, va a dar tumbos, se va a extraviar, se va a tropezar, va a caer. La aplicación es que si buscamos la voluntad de Dios, si buscamos agradarle y le damos la espalda al pecado, estaremos viendo las cosas como Dios quiere que las veamos; pero si por el contrario, jugamos con el pecado como lo hizo Sansón, terminaremos minimizando, justificando el pecado, aun buscaremos culpar a otros del pecado que hay en nuestras vidas; en otras palabras, espiritualmente hablando, estaremos ciegos, y eso lo único que traerá a nuestras vidas, serán problemas.

Finalmente, el versículo 21 al final dice: “Y le ataron con cadenas.” Y eso es exactamente lo que el pecado hace, nos esclaviza, nos atrapa, nos ata de tal manera que ya no hacemos nuestra voluntad, sino que el que domina y controla nuestra existencia, es el pecado; y el engaño del diablo es que por medio de no tomar en cuenta a Dios y a su Palabra, creemos que seremos libres, haremos lo que nos plazca y no habrá límites; cuando su Palabra es lo único que nos trae, verdadera libertad, porque dice: “Y conoceréis la verdad; y la verdad nos hará libres.” (Juan 8:32), y si el Hijo (Jesús) os libertaré, seréis verdaderamente libres.” (Juan 8:36). Que Dios nos dé la gracia y la sabiduría de no jugar con el pecado.

Iglesia Bíblica Bautista

Calle Nube 560, Colonia Garita de Jalisco. Tel. 841-5387 www.ibbslp.org.mx

Horario. Domingo 10:00 A.M. y 12:00 P.M. 6:00 PM; Miércoles 7:00 P.M.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Las terribles consecuencias de jugar con el pecado

Jueces 16:20 al 31

La vida de Sansón es un claro ejemplo de lo que sucederá en una persona si decide jugar con el pecado; sé que de manera especial, esto aplica a los creyentes; pero estas consecuencias bien pueden aplicar a todos. Lo primero que deseo llamar su atención, es la frase que aparece al comienzo del versículo 21 donde dice: “Mas los filisteos le echaron mano;” Antes de esta ocasión, Dios le había dado victoria a Sansón sobre sus enemigos una y otra vez, pero por cuanto él jugó con el pecado, no tomó en serio las cosas de Dios, se casó con una mujer extranjera que no era del pueblo del Señor, más adelante, se llegó a una ramera y terminó enamorándose de Dalila una mujer malvada que en complicidad con los filisteos, logro sacarle el secreto de su fuerza; y repito, en todas estas situaciones vemos a Sansón siendo sabio en su propia opinión, pensando que una vez más se podía salir con la suya, y esta vez fue diferente, pues sus enemigos lo derrotaron.

Ahora, hoy en día, nuestros enemigos, no son los filisteos, pero es el diablo que anda buscando lastimar nuestras vidas, está buscando destruirnos por medio de nuestra propia carnalidad, nuestra soberbia y orgullo, por medio de la manera de pensar de este mundo que es en contra de Dios y su Palabra, y si nosotros jugamos con el pecado, estaremos vulnerables y seremos presa fácil del enemigo, que lo único que quiere es destruirnos.

El versículo 21 continua diciendo que a Sansón le sacaron los ojos, y claro que es una tragedia que alguien ya no pueda ver, que pierda su vista; imagínese, va a dar tumbos, se va a extraviar, se va a tropezar, va a caer. La aplicación es que si buscamos la voluntad de Dios, si buscamos agradarle y le damos la espalda al pecado, estaremos viendo las cosas como Dios quiere que las veamos; pero si por el contrario, jugamos con el pecado como lo hizo Sansón, terminaremos minimizando, justificando el pecado, aun buscaremos culpar a otros del pecado que hay en nuestras vidas; en otras palabras, espiritualmente hablando, estaremos ciegos, y eso lo único que traerá a nuestras vidas, serán problemas.

Finalmente, el versículo 21 al final dice: “Y le ataron con cadenas.” Y eso es exactamente lo que el pecado hace, nos esclaviza, nos atrapa, nos ata de tal manera que ya no hacemos nuestra voluntad, sino que el que domina y controla nuestra existencia, es el pecado; y el engaño del diablo es que por medio de no tomar en cuenta a Dios y a su Palabra, creemos que seremos libres, haremos lo que nos plazca y no habrá límites; cuando su Palabra es lo único que nos trae, verdadera libertad, porque dice: “Y conoceréis la verdad; y la verdad nos hará libres.” (Juan 8:32), y si el Hijo (Jesús) os libertaré, seréis verdaderamente libres.” (Juan 8:36). Que Dios nos dé la gracia y la sabiduría de no jugar con el pecado.

Iglesia Bíblica Bautista

Calle Nube 560, Colonia Garita de Jalisco. Tel. 841-5387 www.ibbslp.org.mx

Horario. Domingo 10:00 A.M. y 12:00 P.M. 6:00 PM; Miércoles 7:00 P.M.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

ÚLTIMASCOLUMNAS