/ jueves 8 de octubre de 2020

¡Cristo es la Respuesta!

Buscando a Dios según su ordenanza

1 Crónicas 15:1 al 13

Hay una historia en la Biblia que nos habla de la importancia de buscar a Dios, pero hacerlo según su ordenanza, de acuerdo a su voluntad. En 1 de Crónicas 13, se nos dice que David se propone trasladar el arca a Jerusalén, pero algo que comenzó con gran entusiasmo y alegría, terminó en una desgracia, ya que dice en el versículo7 del capítulo 13, que llevaron el arca de la casa de Abinadab en un carro nuevo; y Uza y Ahío guiaban el carro, y David y todo Israel se regocijaban delante de Dios con todas sus fuerzas, con cánticos, arpas, salterios, tamboriles, címbalos y trompetas; pero cuando llegaron a la era de Quidón, Uza extendió su mano a el arca para sostenerla, porque los bueyes tropezaban, y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió porque había extendido su mano al arca, y murió allí delante de Dios; y David tuvo pesar, porque Jehová había quebrantado a Uza por lo que llamó al lugar “Pérez-uza” (El quebrantamiento de Uza), hasta hoy.

La primera enseñanza, es que buenas intenciones, iniciativa, disposición, sinceridad, no son suficientes para buscar a Dios, David juntamente con los líderes del pueblo, mostraron todo su deseo y disposición para trasladar el arca y lo hicieron en un carro nuevo, es decir, buscando hacerlo de la mejor manera, lo hicieron con regocijo, no era algo que llevaron a cabo de “mala gana” a regañadientes, sino, pusieron todo su entusiasmo, con un buen ánimo; dice la Biblia, con todas sus fuerzas, con cánticos, acompañados de toda clase de instrumentos, era un ambiente excelente, de mucho ánimo y gozo; y si vemos la intención de Uza, pues sin lugar a dudas, era una buena intención, pues lo único que buscaba era evitar que el arca se cayera al suelo y se dañara; más sin embargo, en una acción que nos parece humanamente hablando, severa de parte de Dios, es que en el momento que Uza toca el arca para sostenerla, el Señor le quita la vida.

Más adelante y después de tres meses, David nuevamente decide transportar el arca a Jerusalén, y es que reconoce que el quebranto vino por causa de no haber hecho las cosas según la ordenanza de parte de Dios, pues el arca debería ser transportada a pie, por los hijos de los levitas la llevarían puesta sobre sus hombros en las barras, como lo había mandado Moisés, conforme a la Palabra de Jehová.

Por eso es tan importante conocer y saber lo que la Biblia enseña, porque es cierto, Dios quiere que le busquemos, pero según su ordenanza para que haya bendición, para que Él nos prospere, pues en el versículo 26 al comienzo dice lo siguiente: “Y ayudando Dios a los levitas que llevaban el arca del pacto de Jehová…” Es decir, , que cuando el pueblo y David buscaron a Dios conforme a su ordenanza, no solo no hubo castigo, pero por el contrario, Dios les ayudó.

En lo personal, yo reconozco que como esposo, padre, hijo, en todas las áreas de mi vida, yo necesito la ayuda de Dios; pero eso no vendrá teniendo buenos deseos, buenas intenciones; siendo sincero, sino que eso sucederá cuando busquemos a Dios según su ordenanza. ¡Amén!

  • Iglesia Bíblica Bautista
  • Calle Nube 560, Colonia Garita de Jalisco. Tel. 841-5387 www.ibbslp.org.mx
  • Horario. Domingo 10:00 A.M. y 12:00 P.M. 6:00 PM; Miércoles 7:00 P.M.

Buscando a Dios según su ordenanza

1 Crónicas 15:1 al 13

Hay una historia en la Biblia que nos habla de la importancia de buscar a Dios, pero hacerlo según su ordenanza, de acuerdo a su voluntad. En 1 de Crónicas 13, se nos dice que David se propone trasladar el arca a Jerusalén, pero algo que comenzó con gran entusiasmo y alegría, terminó en una desgracia, ya que dice en el versículo7 del capítulo 13, que llevaron el arca de la casa de Abinadab en un carro nuevo; y Uza y Ahío guiaban el carro, y David y todo Israel se regocijaban delante de Dios con todas sus fuerzas, con cánticos, arpas, salterios, tamboriles, címbalos y trompetas; pero cuando llegaron a la era de Quidón, Uza extendió su mano a el arca para sostenerla, porque los bueyes tropezaban, y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió porque había extendido su mano al arca, y murió allí delante de Dios; y David tuvo pesar, porque Jehová había quebrantado a Uza por lo que llamó al lugar “Pérez-uza” (El quebrantamiento de Uza), hasta hoy.

La primera enseñanza, es que buenas intenciones, iniciativa, disposición, sinceridad, no son suficientes para buscar a Dios, David juntamente con los líderes del pueblo, mostraron todo su deseo y disposición para trasladar el arca y lo hicieron en un carro nuevo, es decir, buscando hacerlo de la mejor manera, lo hicieron con regocijo, no era algo que llevaron a cabo de “mala gana” a regañadientes, sino, pusieron todo su entusiasmo, con un buen ánimo; dice la Biblia, con todas sus fuerzas, con cánticos, acompañados de toda clase de instrumentos, era un ambiente excelente, de mucho ánimo y gozo; y si vemos la intención de Uza, pues sin lugar a dudas, era una buena intención, pues lo único que buscaba era evitar que el arca se cayera al suelo y se dañara; más sin embargo, en una acción que nos parece humanamente hablando, severa de parte de Dios, es que en el momento que Uza toca el arca para sostenerla, el Señor le quita la vida.

Más adelante y después de tres meses, David nuevamente decide transportar el arca a Jerusalén, y es que reconoce que el quebranto vino por causa de no haber hecho las cosas según la ordenanza de parte de Dios, pues el arca debería ser transportada a pie, por los hijos de los levitas la llevarían puesta sobre sus hombros en las barras, como lo había mandado Moisés, conforme a la Palabra de Jehová.

Por eso es tan importante conocer y saber lo que la Biblia enseña, porque es cierto, Dios quiere que le busquemos, pero según su ordenanza para que haya bendición, para que Él nos prospere, pues en el versículo 26 al comienzo dice lo siguiente: “Y ayudando Dios a los levitas que llevaban el arca del pacto de Jehová…” Es decir, , que cuando el pueblo y David buscaron a Dios conforme a su ordenanza, no solo no hubo castigo, pero por el contrario, Dios les ayudó.

En lo personal, yo reconozco que como esposo, padre, hijo, en todas las áreas de mi vida, yo necesito la ayuda de Dios; pero eso no vendrá teniendo buenos deseos, buenas intenciones; siendo sincero, sino que eso sucederá cuando busquemos a Dios según su ordenanza. ¡Amén!

  • Iglesia Bíblica Bautista
  • Calle Nube 560, Colonia Garita de Jalisco. Tel. 841-5387 www.ibbslp.org.mx
  • Horario. Domingo 10:00 A.M. y 12:00 P.M. 6:00 PM; Miércoles 7:00 P.M.
ÚLTIMASCOLUMNAS