/ jueves 2 de julio de 2020

¡Cristo es la Respuesta!

El juzgar a los demás Mateo 7: 1 al 5

Algo con lo que creo muchos batallamos, es con juzgar a los demás. Recientemente le pedí perdón a Dios por la dureza de mis comentarios acerca de los demás, especialmente de un par de hermanos de la iglesia, donde me expresé acerca de sus personas, en una manera donde reconozco, hice exactamente lo que este pasaje nos advierte que no hagamos.

La Biblia dice en Mateo 7:1 al 5 lo siguiente: “No juzguéis, para que no seáis juzgados; porque con el juicio con que juzgáis seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. ¿Y por qué miráis la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga que está en el ojo tuyo? ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.” Lo primero que el pasaje menciona, es no juzgar, para que no nos juzguen; y es que no hay que olvidar que lo que se siembra se cosecha, aun en Mateo 7:12 dice: “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.” Es decir, tratemos a los demás como nos gustaría que otros nos trataran a nosotros, esto es conocido como la regla de oro, y es elemental en nuestra relación con los demás. Esto es lo primero que el pasaje enseña.

En Mateo 7:2, menciona que la medida que hagamos esto, será la medida en que recibiremos, y es que si llega el punto que emitimos juicio, este sea con benevolencia, con misericordia, considerándonos a nosotros mismos, que lo que digamos, sea con sumo cuidado, teniendo en mente precisamente que como actuamos, eso mismo recibiremos. El pasaje sigue diciendo: “¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no hechas de ver la viga que está en tu propio ojo? Aquí el Señor Jesús advierte, y es una de las cosas que Dios me ha enseñado, que hay suficientes cosa en mi vida que tengo que arreglar, como para ponerme de juez de los demás; el contraste es muy evidente, en cierto modo exagerado para que no quede duda de lo que se nos está tratando de decir. La paja del ojo ajeno y la viga en el propio.

Siguiendo en el versículo 4 y 5, menciona algo que resulta muy interesante, pues aún se nos dice de no ser hipócritas, y primero sacar la viga de nuestro propio ojo y así poder ver bien y sacar la paja del hermano. Es imposible mantenernos completamente al margen de lo que sucede en la vida de los que nos rodean, pero en definitiva, la motivación que debe haber en nosotros, debe ser un genuino interés por ayudar, no debe ser juicio, no debe ser la crítica, no debe ser el sentirnos mejor que los demás, y si llega el punto de decir o hacer algo, no solo debe ser aplicando la ley de la siembra y la cosecha, aparte de saber que hay mucho en nuestras vidas que corregir, y con el honesto deseo de ayudar y ser bendición a la vida de otros.

Estoy convencido que si tomamos en cuenta estas tres cosas, no estaremos juzgando a los demás, además de que estaremos siendo de provecho a la vida de otros.

Creo que es una de las cosas en donde más luchamos, incluyendo los cristianos, en estar juzgándonos unos a otros dando lugar a que la carne, el mundo y el diablo lastimen y toman ventaja de eso.

Oh, que el Señor nos de la gracia de poner en práctica estos principios, y como mencioné, no solo evitar el estarnos juzgando, pero sí ser de bendición a la vida de los que nos rodean.

  • Iglesia Bíblica Bautista
  • Calle Nube 560, Colonia Garita de Jalisco. Tel. 841-5387 www.ibbslp.org.mx
  • Horario. Domingo 10:00 A.M. , 12:00 P.M. ; 4:00 Y 6:00PM; Miércoles 7:00 P.M. Jueves 7:00 P.M.


El juzgar a los demás Mateo 7: 1 al 5

Algo con lo que creo muchos batallamos, es con juzgar a los demás. Recientemente le pedí perdón a Dios por la dureza de mis comentarios acerca de los demás, especialmente de un par de hermanos de la iglesia, donde me expresé acerca de sus personas, en una manera donde reconozco, hice exactamente lo que este pasaje nos advierte que no hagamos.

La Biblia dice en Mateo 7:1 al 5 lo siguiente: “No juzguéis, para que no seáis juzgados; porque con el juicio con que juzgáis seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. ¿Y por qué miráis la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga que está en el ojo tuyo? ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.” Lo primero que el pasaje menciona, es no juzgar, para que no nos juzguen; y es que no hay que olvidar que lo que se siembra se cosecha, aun en Mateo 7:12 dice: “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.” Es decir, tratemos a los demás como nos gustaría que otros nos trataran a nosotros, esto es conocido como la regla de oro, y es elemental en nuestra relación con los demás. Esto es lo primero que el pasaje enseña.

En Mateo 7:2, menciona que la medida que hagamos esto, será la medida en que recibiremos, y es que si llega el punto que emitimos juicio, este sea con benevolencia, con misericordia, considerándonos a nosotros mismos, que lo que digamos, sea con sumo cuidado, teniendo en mente precisamente que como actuamos, eso mismo recibiremos. El pasaje sigue diciendo: “¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no hechas de ver la viga que está en tu propio ojo? Aquí el Señor Jesús advierte, y es una de las cosas que Dios me ha enseñado, que hay suficientes cosa en mi vida que tengo que arreglar, como para ponerme de juez de los demás; el contraste es muy evidente, en cierto modo exagerado para que no quede duda de lo que se nos está tratando de decir. La paja del ojo ajeno y la viga en el propio.

Siguiendo en el versículo 4 y 5, menciona algo que resulta muy interesante, pues aún se nos dice de no ser hipócritas, y primero sacar la viga de nuestro propio ojo y así poder ver bien y sacar la paja del hermano. Es imposible mantenernos completamente al margen de lo que sucede en la vida de los que nos rodean, pero en definitiva, la motivación que debe haber en nosotros, debe ser un genuino interés por ayudar, no debe ser juicio, no debe ser la crítica, no debe ser el sentirnos mejor que los demás, y si llega el punto de decir o hacer algo, no solo debe ser aplicando la ley de la siembra y la cosecha, aparte de saber que hay mucho en nuestras vidas que corregir, y con el honesto deseo de ayudar y ser bendición a la vida de otros.

Estoy convencido que si tomamos en cuenta estas tres cosas, no estaremos juzgando a los demás, además de que estaremos siendo de provecho a la vida de otros.

Creo que es una de las cosas en donde más luchamos, incluyendo los cristianos, en estar juzgándonos unos a otros dando lugar a que la carne, el mundo y el diablo lastimen y toman ventaja de eso.

Oh, que el Señor nos de la gracia de poner en práctica estos principios, y como mencioné, no solo evitar el estarnos juzgando, pero sí ser de bendición a la vida de los que nos rodean.

  • Iglesia Bíblica Bautista
  • Calle Nube 560, Colonia Garita de Jalisco. Tel. 841-5387 www.ibbslp.org.mx
  • Horario. Domingo 10:00 A.M. , 12:00 P.M. ; 4:00 Y 6:00PM; Miércoles 7:00 P.M. Jueves 7:00 P.M.


jueves 30 de julio de 2020

¡Cristo es la Respuesta!

jueves 23 de julio de 2020

Cristo es la respuesta

jueves 16 de julio de 2020

La misericordia de Dios

viernes 10 de julio de 2020

¡Cristo es la respuesta!

jueves 02 de julio de 2020

¡Cristo es la Respuesta!

jueves 25 de junio de 2020

Cristo es la respuesta

jueves 18 de junio de 2020

¡Cristo es la Respuesta!

viernes 12 de junio de 2020

Cristo es la respuesta

jueves 11 de junio de 2020

Cristo es la respuesta

jueves 04 de junio de 2020

¡Cristo es la Respuesta!

Cargar Más