/ jueves 7 de mayo de 2020

¡Cristo es la Respuesta!

¡Una lección muy importante!

A través del tiempo Dios me ha enseñado muchas cosas y he tratado de aprender y poner en práctica las enseñanzas que el Señor me ha dado; pero una de las lecciones más importantes y valiosas que he recibido, es la que a continuación deseo compartir con todos ustedes. Déjeme decirle que como testimonio, esta enseñanza a marcado mi vida de tal manera que aun recientemente, el poner en práctica lo aprendido me ha permitido tener una relación más plena y profunda con Dios, y aunque es algo básico y sencillo, no deja de ser algo profundo que puede hacer la diferencia en la vida de cualquiera de nosotros. Ahora, voy a tratar de ser muy puntual en lo que quiero decir, para evitar cualquier distracción acerca del tema que deseo tratar.

En el pasaje de Romanos 13:12, encontramos un par de palabras que quiero llamar su atención, y son: “Desechemos” y “Vistámonos”; por un lado Dios nos pide que desechemos las obras de las tinieblas, pero también nos pide que vistamos las armas de la luz. En el versículo 13, nos específica a qué se refiere con las obras de las tinieblas, hablando de glotonerías, borracheras, lujurias, lascivias, contiendas y envidias; y concluye diciendo nuevamente que nos vistamos del Señor Jesucristo, y repite que no proveamos para los deseos de la carne.

El punto que deseo destacar, es que Dios nos pide que dejemos de hacer ciertas cosas, pero que también quiere que empecemos a hacer algunas otras. En mi propia vida y en la de otras personas, me he dado cuenta que fracasamos en decisiones que tomamos, porque no tomamos en forma completa lo que Dios nos pide que llevemos acabo; a veces sólo dejamos de hacer algunas cosas, pero no hacemos lo que el Señor nos pide que hagamos; y en otras ocasiones sí practicamos lo que Dios nos pide que pongamos en práctica, sin desechar lo que el Señor quiere que dejemos; en ambos casos, la solución está incompleta, y lo que nos espera, es el fracaso.

Tomando nuevamente el pasaje de Romanos 13, de nada me sirve desechar las obras de las tinieblas, si no estoy dispuesto a vestirme de las armas de la luz, o del Señor Jesucristo como dice en el versículo 14; De la misma manera de nada aprovecha si decido vestirme de armas de la luz o del Señor Jesús, y no me aseguro de estar desechando las obras de las tinieblas, y de no proveer para los deseos de la carne. Si deseo tener éxito, tener victoria, es indispensable las dos cosas, por un lado desechar y por otro vestirme. La Biblia enseña una y otra vez, dejar lo malo, pero también empezar a hacer lo bueno; y estoy convencido que muchos de nosotros no tenemos la victoria que Dios quiere darnos, porque simple y sencillamente nos hemos quedado a la mitad del camino, sin tomar en cuenta el remedio o la solución en forma completa.

Por cierto nadie puede vestir las armas de la luz si primero no recibe a Jesús como salvador(Juan 3:16) ahí comienza todo.

Oh! Que el Señor nos dé la sabiduría que necesitamos para poner por obra esta lección que es muy importante. ¡Amén!

Iglesia Bíblica Bautista de San Luis Potosí

Calle Nube # 560

Colonia Garita de Jalisco

San Luis Potosí, S.L.P.

¡Una lección muy importante!

A través del tiempo Dios me ha enseñado muchas cosas y he tratado de aprender y poner en práctica las enseñanzas que el Señor me ha dado; pero una de las lecciones más importantes y valiosas que he recibido, es la que a continuación deseo compartir con todos ustedes. Déjeme decirle que como testimonio, esta enseñanza a marcado mi vida de tal manera que aun recientemente, el poner en práctica lo aprendido me ha permitido tener una relación más plena y profunda con Dios, y aunque es algo básico y sencillo, no deja de ser algo profundo que puede hacer la diferencia en la vida de cualquiera de nosotros. Ahora, voy a tratar de ser muy puntual en lo que quiero decir, para evitar cualquier distracción acerca del tema que deseo tratar.

En el pasaje de Romanos 13:12, encontramos un par de palabras que quiero llamar su atención, y son: “Desechemos” y “Vistámonos”; por un lado Dios nos pide que desechemos las obras de las tinieblas, pero también nos pide que vistamos las armas de la luz. En el versículo 13, nos específica a qué se refiere con las obras de las tinieblas, hablando de glotonerías, borracheras, lujurias, lascivias, contiendas y envidias; y concluye diciendo nuevamente que nos vistamos del Señor Jesucristo, y repite que no proveamos para los deseos de la carne.

El punto que deseo destacar, es que Dios nos pide que dejemos de hacer ciertas cosas, pero que también quiere que empecemos a hacer algunas otras. En mi propia vida y en la de otras personas, me he dado cuenta que fracasamos en decisiones que tomamos, porque no tomamos en forma completa lo que Dios nos pide que llevemos acabo; a veces sólo dejamos de hacer algunas cosas, pero no hacemos lo que el Señor nos pide que hagamos; y en otras ocasiones sí practicamos lo que Dios nos pide que pongamos en práctica, sin desechar lo que el Señor quiere que dejemos; en ambos casos, la solución está incompleta, y lo que nos espera, es el fracaso.

Tomando nuevamente el pasaje de Romanos 13, de nada me sirve desechar las obras de las tinieblas, si no estoy dispuesto a vestirme de las armas de la luz, o del Señor Jesucristo como dice en el versículo 14; De la misma manera de nada aprovecha si decido vestirme de armas de la luz o del Señor Jesús, y no me aseguro de estar desechando las obras de las tinieblas, y de no proveer para los deseos de la carne. Si deseo tener éxito, tener victoria, es indispensable las dos cosas, por un lado desechar y por otro vestirme. La Biblia enseña una y otra vez, dejar lo malo, pero también empezar a hacer lo bueno; y estoy convencido que muchos de nosotros no tenemos la victoria que Dios quiere darnos, porque simple y sencillamente nos hemos quedado a la mitad del camino, sin tomar en cuenta el remedio o la solución en forma completa.

Por cierto nadie puede vestir las armas de la luz si primero no recibe a Jesús como salvador(Juan 3:16) ahí comienza todo.

Oh! Que el Señor nos dé la sabiduría que necesitamos para poner por obra esta lección que es muy importante. ¡Amén!

Iglesia Bíblica Bautista de San Luis Potosí

Calle Nube # 560

Colonia Garita de Jalisco

San Luis Potosí, S.L.P.

jueves 30 de julio de 2020

¡Cristo es la Respuesta!

jueves 23 de julio de 2020

Cristo es la respuesta

jueves 16 de julio de 2020

La misericordia de Dios

viernes 10 de julio de 2020

¡Cristo es la respuesta!

jueves 02 de julio de 2020

¡Cristo es la Respuesta!

jueves 25 de junio de 2020

Cristo es la respuesta

jueves 18 de junio de 2020

¡Cristo es la Respuesta!

viernes 12 de junio de 2020

Cristo es la respuesta

jueves 11 de junio de 2020

Cristo es la respuesta

jueves 04 de junio de 2020

¡Cristo es la Respuesta!

Cargar Más