/ jueves 19 de septiembre de 2019

¡Cristo es la Respuesta!

La Gran Comisión

Juan 6:25 al 29

En Juan 6:25 al 29, la gente le pregunta a Jesús, qué debían hacer para poner en práctica las obras de Dios, a lo cual Él contesta y dice: “Esta es la obra de Dios, que creáis en él que ha enviado.” Es fácil olvidar y perder de vista la obra a la cual la iglesia debe estar dedicada.

Aquí el Señor Jesucristo, nos dice que la obra es: “Que creáis en el que ha enviado,” es decir, que la gente crea en Jesús como su único y suficiente salvador. También en Juan 3:16, dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.” Qué importante es que la iglesia no pierda ese enfoque; a veces la iglesia y los creyentes están tan ocupados, tan entretenidos y distraídos en tantas cosas que se olvidan del propósito principal que tenemos los creyentes.

Ahora, es bueno dar de comer a los pobres, es bueno dar vestido al que no lo tiene, llevar medicamentos a la gente que los necesita; pero no como fin, sino como medio para que esas personas conozcan de Jesús, para que de esa manera ellos también tengan salvación, perdón de pecados y vida eterna. El tiempo, dinero y esfuerzo de la iglesia deben estar dedicados precisamente a que esto se lleve a cabo.

En Hechos 1:8 dice: “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre nosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” Aquí nos habla hasta dónde es el alcance del cumplimiento de la gran comisión; abarca Jerusalén, que representa donde vivimos que es nuestra ciudad.

Las ciudades más cercanas, pero no se queda allí, el versículo menciona Judea, que nuestro estado, Samaria representa nuestro país, y hasta lo último de la tierra que representa el resto del mundo. Esa es la obra que Dios espera que cada iglesia lleve a cabo.

Ahora, él Señor no desea que esto se lleve a cabo de manera progresiva, pero de forma simultánea. Hay gente que tiene la idea de primero llevar la obra en su ciudad, después en su estado, luego en su país, y finalmente a nivel mundial; este no es el plan divino, ya que él quiere que cada iglesia, cada creyente esté involucrado para que en su ciudad conozcan de Cristo.

Hablando con gente de Jesús, dando a conocer el evangelio, que no es otra cosa que la persona y obra de Jesús, muriendo por nuestros pecados y resucitando para así darnos salvación, pero sin olvidar nuestro estado, nuestro país y el mundo entero. ¿Cómo se puede cumplir con ello?, pues orando y apoyando para que otros vayan.

La Biblia habla de creyentes como Pablo, Silas, Bernabé fueron enviados a otras partes para cumplir con esta encomienda en diferentes lugares.

Actualmente, Dios espera que hagamos lo mismo. Alguna vez escuché algo que creo de todo corazón, que si no vamos a otras partes a cumplir con la gran comisión, debemos orar y dar para que otros lo hagan. En nuestra iglesia, estamos convencidos de que esta es la voluntad de Dios.

Y esta semana se estará llevando a cabo nuestra Conferencia de Misiones, en donde se busca el tener el compromiso, no solo de seguir llevando el evangelio a nuestra ciudad, pero de seguir orando y dando para que hermanos vayan a nuestro estado, nuestro país, y a otras partes del mundo, y así hacer nuestra parte en el cumplimiento de la gran comisión.

Iglesia Bíblica Bautista

Horario. Domingo 10:00 A.M. y 12:00 P.M. 6:00PM; Miércoles 7:00 P.M.

Calle Nube 560, Colonia Garita de Jalisco.

Tel. 841-5387

www.ibbslp.org.mx

La Gran Comisión

Juan 6:25 al 29

En Juan 6:25 al 29, la gente le pregunta a Jesús, qué debían hacer para poner en práctica las obras de Dios, a lo cual Él contesta y dice: “Esta es la obra de Dios, que creáis en él que ha enviado.” Es fácil olvidar y perder de vista la obra a la cual la iglesia debe estar dedicada.

Aquí el Señor Jesucristo, nos dice que la obra es: “Que creáis en el que ha enviado,” es decir, que la gente crea en Jesús como su único y suficiente salvador. También en Juan 3:16, dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.” Qué importante es que la iglesia no pierda ese enfoque; a veces la iglesia y los creyentes están tan ocupados, tan entretenidos y distraídos en tantas cosas que se olvidan del propósito principal que tenemos los creyentes.

Ahora, es bueno dar de comer a los pobres, es bueno dar vestido al que no lo tiene, llevar medicamentos a la gente que los necesita; pero no como fin, sino como medio para que esas personas conozcan de Jesús, para que de esa manera ellos también tengan salvación, perdón de pecados y vida eterna. El tiempo, dinero y esfuerzo de la iglesia deben estar dedicados precisamente a que esto se lleve a cabo.

En Hechos 1:8 dice: “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre nosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” Aquí nos habla hasta dónde es el alcance del cumplimiento de la gran comisión; abarca Jerusalén, que representa donde vivimos que es nuestra ciudad.

Las ciudades más cercanas, pero no se queda allí, el versículo menciona Judea, que nuestro estado, Samaria representa nuestro país, y hasta lo último de la tierra que representa el resto del mundo. Esa es la obra que Dios espera que cada iglesia lleve a cabo.

Ahora, él Señor no desea que esto se lleve a cabo de manera progresiva, pero de forma simultánea. Hay gente que tiene la idea de primero llevar la obra en su ciudad, después en su estado, luego en su país, y finalmente a nivel mundial; este no es el plan divino, ya que él quiere que cada iglesia, cada creyente esté involucrado para que en su ciudad conozcan de Cristo.

Hablando con gente de Jesús, dando a conocer el evangelio, que no es otra cosa que la persona y obra de Jesús, muriendo por nuestros pecados y resucitando para así darnos salvación, pero sin olvidar nuestro estado, nuestro país y el mundo entero. ¿Cómo se puede cumplir con ello?, pues orando y apoyando para que otros vayan.

La Biblia habla de creyentes como Pablo, Silas, Bernabé fueron enviados a otras partes para cumplir con esta encomienda en diferentes lugares.

Actualmente, Dios espera que hagamos lo mismo. Alguna vez escuché algo que creo de todo corazón, que si no vamos a otras partes a cumplir con la gran comisión, debemos orar y dar para que otros lo hagan. En nuestra iglesia, estamos convencidos de que esta es la voluntad de Dios.

Y esta semana se estará llevando a cabo nuestra Conferencia de Misiones, en donde se busca el tener el compromiso, no solo de seguir llevando el evangelio a nuestra ciudad, pero de seguir orando y dando para que hermanos vayan a nuestro estado, nuestro país, y a otras partes del mundo, y así hacer nuestra parte en el cumplimiento de la gran comisión.

Iglesia Bíblica Bautista

Horario. Domingo 10:00 A.M. y 12:00 P.M. 6:00PM; Miércoles 7:00 P.M.

Calle Nube 560, Colonia Garita de Jalisco.

Tel. 841-5387

www.ibbslp.org.mx

jueves 17 de octubre de 2019

¡Cristo es la Respuesta!        

domingo 13 de octubre de 2019

Un Camino hacia Dios

jueves 10 de octubre de 2019

¡Cristo es la Respuesta!

sábado 05 de octubre de 2019

Un camino hacia Dios

domingo 29 de septiembre de 2019

Un Camino hacia Dios

jueves 26 de septiembre de 2019

¡Cristo es la Respuesta!

domingo 22 de septiembre de 2019

Un Camino hacia Dios

jueves 19 de septiembre de 2019

¡Cristo es la Respuesta!

domingo 15 de septiembre de 2019

Un Camino

Cargar Más