/ jueves 8 de noviembre de 2018

¡Cristo es la Respuesta!

En el día de la adversidad considera

Eclesiastés 7:14

Por Víctor Hugo Guel González


En Eclesiastés 7:14, encontramos un versículo muy revelador, de tal manera que la Biblia dice: “En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera, Dios hizo tanto lo uno como lo otro, a fin de que el hombre nada halle después de él.” Es decir, tanto lo bueno como lo adverso, viene de Dios; el día que las cosas salen bien, Dios está detrás de eso, él es el Creador y es el Señor, Él nos dice que cuando eso pase, debemos gozar del bien. La primera pregunta surge como una reflexión, ¿a usted le ha ido bien? ¿Está prosperando? ¿Las cosas le han salido favorables?, por tal razón, ¿está usted gozando del bien? ¿Le ha dado gracias a Dios? ¿Está usted contento? ¿Se siente gozoso de saber que la bendición de Dios está sobre usted? Parece mentira, pero cuanta gente le va bien, es prosperada, Dios les bendice, lamentablemente, no gozan del bien, no hay gratitud, no hay contentamiento, no hay deseo de corresponder a todo el bien que Dios nos hace; a veces hasta hay queja dando evidencia de lo malagradecido que somos. Ahora, yo pienso que hay cosas por las cuales deberíamos estar gozando del bien, lo cierto que estamos tan acostumbrados a ello, que somos indiferentes y apáticos al bien que Dios nos da.


Por otro lado y continuando con el versículo dice: “Y en el día de la adversidad considera” En ocasiones (y gracias a Dios) no siempre, vendrá adversidad, vendrán tiempos difíciles, los tiempos en donde las cosas no salen como teníamos planeado, de pronto las situaciones se complican, y tendremos que enfrentar la adversidad. En primer lugar, eso también viene de parte de Dios, él también es el creador, está detrás de todo esto; es difícil pensar e imaginar, que así es. Recuerdo a un predicador diciendo que la gente en las aldeas de África, tenían más sentido común que muchos creyentes, ya que estos después de que les caía un rayo en su choza, pronto ofrecían sacrificios a sus dioses buscando apaciguar su ira, sé que lo hacen por ignorancia, pero cuantas veces el cristiano cuando viene la adversidad, buscamos respuestas, o explicaciones en muchas maneras, y hasta al final se nos ocurre pensar, ¿quizá esto venga de Dios? Y en esa manera lo tomamos en cuenta, cuando por ahí debemos empezar, pues Él es el creador de la adversidad, siguiendo con el versículo dice: que es en el día de la adversidad que hay que considerar, hay que tomar que tomar en cuenta, hay que detenernos a pensar, entiendo que hay cosas de primera mano que pudiéramos entender, como tal vez poner más atención, ser más diligentes. Eso está bien, pero yo le aseguro que hay más que es necesario considerar en el día de la adversidad; recientemente platicando con un familiar acerca de un accidente que sufrió, me dijo Víctor: todavía después de semanas que sucedió el accidente, estoy aprendiendo cosas que por medio de esto Dios me ha enseñado; el ser mejor esposa madre hija, en ser una mejor cristiana. Eso me fue de bendición, pues es exactamente lo que la biblia enseña. El versículo concluye diciendo: “A fin que el hombre nada halle después de él”. Es decir, el anhelo divino es que en el bien y en la adversidad, le busquemos, sabiendo que es el único que nos dará lo necesario para seguir adelante, especialmente en el tiempo de la adversidad.


Iglesia Bíblica Bautista

Calle Nube 560, Colonia Garita de Jalisco. Tel. 841-5387 www.ibbslp.org.mx

Horario. Domingo 10:00 A.M. y 12:00 P.M. 6:00PM; Miércoles 7:00 P.M.


En el día de la adversidad considera

Eclesiastés 7:14

Por Víctor Hugo Guel González


En Eclesiastés 7:14, encontramos un versículo muy revelador, de tal manera que la Biblia dice: “En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera, Dios hizo tanto lo uno como lo otro, a fin de que el hombre nada halle después de él.” Es decir, tanto lo bueno como lo adverso, viene de Dios; el día que las cosas salen bien, Dios está detrás de eso, él es el Creador y es el Señor, Él nos dice que cuando eso pase, debemos gozar del bien. La primera pregunta surge como una reflexión, ¿a usted le ha ido bien? ¿Está prosperando? ¿Las cosas le han salido favorables?, por tal razón, ¿está usted gozando del bien? ¿Le ha dado gracias a Dios? ¿Está usted contento? ¿Se siente gozoso de saber que la bendición de Dios está sobre usted? Parece mentira, pero cuanta gente le va bien, es prosperada, Dios les bendice, lamentablemente, no gozan del bien, no hay gratitud, no hay contentamiento, no hay deseo de corresponder a todo el bien que Dios nos hace; a veces hasta hay queja dando evidencia de lo malagradecido que somos. Ahora, yo pienso que hay cosas por las cuales deberíamos estar gozando del bien, lo cierto que estamos tan acostumbrados a ello, que somos indiferentes y apáticos al bien que Dios nos da.


Por otro lado y continuando con el versículo dice: “Y en el día de la adversidad considera” En ocasiones (y gracias a Dios) no siempre, vendrá adversidad, vendrán tiempos difíciles, los tiempos en donde las cosas no salen como teníamos planeado, de pronto las situaciones se complican, y tendremos que enfrentar la adversidad. En primer lugar, eso también viene de parte de Dios, él también es el creador, está detrás de todo esto; es difícil pensar e imaginar, que así es. Recuerdo a un predicador diciendo que la gente en las aldeas de África, tenían más sentido común que muchos creyentes, ya que estos después de que les caía un rayo en su choza, pronto ofrecían sacrificios a sus dioses buscando apaciguar su ira, sé que lo hacen por ignorancia, pero cuantas veces el cristiano cuando viene la adversidad, buscamos respuestas, o explicaciones en muchas maneras, y hasta al final se nos ocurre pensar, ¿quizá esto venga de Dios? Y en esa manera lo tomamos en cuenta, cuando por ahí debemos empezar, pues Él es el creador de la adversidad, siguiendo con el versículo dice: que es en el día de la adversidad que hay que considerar, hay que tomar que tomar en cuenta, hay que detenernos a pensar, entiendo que hay cosas de primera mano que pudiéramos entender, como tal vez poner más atención, ser más diligentes. Eso está bien, pero yo le aseguro que hay más que es necesario considerar en el día de la adversidad; recientemente platicando con un familiar acerca de un accidente que sufrió, me dijo Víctor: todavía después de semanas que sucedió el accidente, estoy aprendiendo cosas que por medio de esto Dios me ha enseñado; el ser mejor esposa madre hija, en ser una mejor cristiana. Eso me fue de bendición, pues es exactamente lo que la biblia enseña. El versículo concluye diciendo: “A fin que el hombre nada halle después de él”. Es decir, el anhelo divino es que en el bien y en la adversidad, le busquemos, sabiendo que es el único que nos dará lo necesario para seguir adelante, especialmente en el tiempo de la adversidad.


Iglesia Bíblica Bautista

Calle Nube 560, Colonia Garita de Jalisco. Tel. 841-5387 www.ibbslp.org.mx

Horario. Domingo 10:00 A.M. y 12:00 P.M. 6:00PM; Miércoles 7:00 P.M.


jueves 15 de noviembre de 2018

¡Cristo es la Respuesta!

domingo 11 de noviembre de 2018

Un Camino hacia Dios

jueves 08 de noviembre de 2018

¡Cristo es la Respuesta!

domingo 28 de octubre de 2018

Un camino hacia Dios

jueves 25 de octubre de 2018

¡Cristo es la Respuesta!

domingo 21 de octubre de 2018

Un camino hacia Dios

jueves 18 de octubre de 2018

¡Cristo es la Respuesta!

domingo 14 de octubre de 2018

Un camino hacia Dios

domingo 14 de octubre de 2018

Ámalo, para que puedas salvarlo

domingo 07 de octubre de 2018

Un camino hacia Dios

Cargar Más