/ viernes 10 de junio de 2022

¡Con Cristo!

¡El rescate perfecto!

DIOS CRISTO JESÚS, en Marcos 10:45 de la Biblia nos da la siguiente enseñanza: “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su Vida en Rescate por muchos”.

En efecto, refiriéndose a Sí mismo, esto predicó Dios Cristo a sus discípulos, hace unos 2,000 años, lo cual es extensivo para todos nosotros, aquí ahora, porque su Palabra Divina permanece para siempre, según 1 Pedro 1:25 e Isaías 40:8, ya que Cristo viene a recuperar, redimir y libertar, es decir: ¡a Salvar!, a todas las personas que le abren su corazón espiritual, según Apocalipsis 3:20, y permiten a este Jesús entrar en cada una, para celebrar la Gran Fiesta o Banquete de Salvación que El regala a las personas que, aceptan a Jesús como Salvador, arrepentidas ante El de sus pecados, que El perdona, y las Rescata para regalarles la Vida Eterna Feliz y Gozosa en su Cielo, según Juan 3:16.

Dios Cristo, por lo tanto, en este planeta, es Servidor Nuestro que cumple la voluntad de Dios Trino y Uno concertada en la eternidad, para Rescatar del pecado a los seres humanos de todos los tiempos, que a El reciben; y con ello, Cristo nos regresa ante Dios Padre para que nos haga nuevamente sus hijos, según Juan 1:12, para estar de nuevo en sus Santas Manos, y ser incluso dueños del Cielo juntos con Dios, según Lucas 18:16, para ya no desligarnos de El, luego de que el pecado nos separó de Dios en nuestra juventud, conforme a Génesis 8:21, y Jeremías 3:25.

Dios, en consecuencia, conforme a Romanos 3:10-12, 23-24, por nuestros pecados voluntarios, nos ubicó en el concepto de que ante El: “No hay justo ni aun uno; por cuanto todos pecamos, estamos destituidos de la gloria de Dios”; por ello, Cristo nos Rescata y Justifica gratuitamente con su Gracia, -Amor Perfecto-, mediante su Sacrificio, haciendo suya nuestra cuenta pecaminosa para vencer nuestra eternidad de condenación, según Juan 19:30.

Estimado Lector: Cristo quiere Rescatarte, y Salvarte Eternamente, si sólo le dices con reflexión y valentía: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SALVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Unico, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

Si Dios permite continuaremos el viernes siguiente. Teléfono 44-48-15-39-73.

¡El rescate perfecto!

DIOS CRISTO JESÚS, en Marcos 10:45 de la Biblia nos da la siguiente enseñanza: “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su Vida en Rescate por muchos”.

En efecto, refiriéndose a Sí mismo, esto predicó Dios Cristo a sus discípulos, hace unos 2,000 años, lo cual es extensivo para todos nosotros, aquí ahora, porque su Palabra Divina permanece para siempre, según 1 Pedro 1:25 e Isaías 40:8, ya que Cristo viene a recuperar, redimir y libertar, es decir: ¡a Salvar!, a todas las personas que le abren su corazón espiritual, según Apocalipsis 3:20, y permiten a este Jesús entrar en cada una, para celebrar la Gran Fiesta o Banquete de Salvación que El regala a las personas que, aceptan a Jesús como Salvador, arrepentidas ante El de sus pecados, que El perdona, y las Rescata para regalarles la Vida Eterna Feliz y Gozosa en su Cielo, según Juan 3:16.

Dios Cristo, por lo tanto, en este planeta, es Servidor Nuestro que cumple la voluntad de Dios Trino y Uno concertada en la eternidad, para Rescatar del pecado a los seres humanos de todos los tiempos, que a El reciben; y con ello, Cristo nos regresa ante Dios Padre para que nos haga nuevamente sus hijos, según Juan 1:12, para estar de nuevo en sus Santas Manos, y ser incluso dueños del Cielo juntos con Dios, según Lucas 18:16, para ya no desligarnos de El, luego de que el pecado nos separó de Dios en nuestra juventud, conforme a Génesis 8:21, y Jeremías 3:25.

Dios, en consecuencia, conforme a Romanos 3:10-12, 23-24, por nuestros pecados voluntarios, nos ubicó en el concepto de que ante El: “No hay justo ni aun uno; por cuanto todos pecamos, estamos destituidos de la gloria de Dios”; por ello, Cristo nos Rescata y Justifica gratuitamente con su Gracia, -Amor Perfecto-, mediante su Sacrificio, haciendo suya nuestra cuenta pecaminosa para vencer nuestra eternidad de condenación, según Juan 19:30.

Estimado Lector: Cristo quiere Rescatarte, y Salvarte Eternamente, si sólo le dices con reflexión y valentía: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SALVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Unico, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

Si Dios permite continuaremos el viernes siguiente. Teléfono 44-48-15-39-73.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 12 de agosto de 2022

¡Con Cristo! | Dame de beber

Agustín Corpus Hernández

viernes 05 de agosto de 2022

¡Con Cristo! | ¡El pastor y sus ovejas!

Agustín Corpus Hernández

viernes 29 de julio de 2022

Con Cristo | ¡Gozo en el cielo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 22 de julio de 2022

¡Con Cristo! | ¡Regalo de vida!

Agustín Corpus Hernández

viernes 15 de julio de 2022

¡Con Cristo! | ¡Resurrección y Vida!

Agustín Corpus Hernández

viernes 08 de julio de 2022

Con Cristo | ¡Luz soy del mundo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 01 de julio de 2022

¡Con Cristo! | ¡Camino, Verdad y Vida!

Agustín Corpus Hernández

viernes 24 de junio de 2022

¡Con Cristo! Palabras de vida eterna

Agustín Corpus Hernández

viernes 17 de junio de 2022

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 10 de junio de 2022

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

Cargar Más