/ viernes 13 de mayo de 2022

¡Con Cristo!

¡El enviado de Dios!

DIOS CRISTO JESÚS en Lucas 4:18 de la Biblia, nos da la siguiente enseñanza: “El Espíritu del Señor está sobre mí por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres”.

Pero Jesús también nos sigue instruyendo, al agregar a lo anterior: “También el Espíritu del Señor me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a predicar el Año Agradable del Señor”, según Lucas 4:18-19.

En efecto, Dios Cristo, hace unos 2,000 años inició así la homilía de su evangelio en Nazareth, donde se había criado, hablando a los congregados judíos en la sinagoga, identificándose como el Enviado de Dios Padre que tiene consigo a Dios Espíritu Santo y cuenta con la unción de Ambas Deidades Divinas, para llamar a los pecadores que en lo espiritual son pobres, quebrantados de corazón, cautivos, oprimidos y ciegos, predicando a todos ellos acerca del Año Agradable del Señor para Salvación Eterna, todo lo cual se encuentra vigente, aquí ahora, porque la Santa Palabra de Dios Permanece para siempre, según 1 Pedro 1:25, e Isaías 40:8.

Cristo, por lo tanto, nos habla en este momento, en el Tiempo Aceptable, en el Día de Salvación, según 2 Corintios 6:2, a fin de que como personas de buena voluntad lo tengamos espiritualmente a El, para que nos transforme, para ser: ricos y no pobres, fortalecidos y no quebrantados, libres y no cautivos ni oprimidos, y videntes y no ciegos bastando para ello, recibir arrepentidos a Cristo como Único Salvador personal.

En efecto, Dios Padre, nuestro Amoroso Creador, nos da a Cristo Jesús crucificado, para que todo aquel que en El cree, arrepentido de sus pecados y lo acepte como Perfecto Salvador Personal, no caiga en la condenación del infierno, mas tenga Vida Eterna en el Cielo, según Juan 3:16, lo cual Dios nos reitera con toda paciencia en 2 Pedro 3:9.

Estimado Lector: Cristo te llama a ser salvo eternamente, si sólo le dices con toda valentía y reflexión: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SÁLVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

Dios bendiga a todas las Madres, y si Él permite continuaremos el viernes siguiente. Teléfono 44- 48-15-39-73.

Lucas 4:18: “El Espíritu del Señor está sobre mí por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres”.

¡El enviado de Dios!

DIOS CRISTO JESÚS en Lucas 4:18 de la Biblia, nos da la siguiente enseñanza: “El Espíritu del Señor está sobre mí por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres”.

Pero Jesús también nos sigue instruyendo, al agregar a lo anterior: “También el Espíritu del Señor me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a predicar el Año Agradable del Señor”, según Lucas 4:18-19.

En efecto, Dios Cristo, hace unos 2,000 años inició así la homilía de su evangelio en Nazareth, donde se había criado, hablando a los congregados judíos en la sinagoga, identificándose como el Enviado de Dios Padre que tiene consigo a Dios Espíritu Santo y cuenta con la unción de Ambas Deidades Divinas, para llamar a los pecadores que en lo espiritual son pobres, quebrantados de corazón, cautivos, oprimidos y ciegos, predicando a todos ellos acerca del Año Agradable del Señor para Salvación Eterna, todo lo cual se encuentra vigente, aquí ahora, porque la Santa Palabra de Dios Permanece para siempre, según 1 Pedro 1:25, e Isaías 40:8.

Cristo, por lo tanto, nos habla en este momento, en el Tiempo Aceptable, en el Día de Salvación, según 2 Corintios 6:2, a fin de que como personas de buena voluntad lo tengamos espiritualmente a El, para que nos transforme, para ser: ricos y no pobres, fortalecidos y no quebrantados, libres y no cautivos ni oprimidos, y videntes y no ciegos bastando para ello, recibir arrepentidos a Cristo como Único Salvador personal.

En efecto, Dios Padre, nuestro Amoroso Creador, nos da a Cristo Jesús crucificado, para que todo aquel que en El cree, arrepentido de sus pecados y lo acepte como Perfecto Salvador Personal, no caiga en la condenación del infierno, mas tenga Vida Eterna en el Cielo, según Juan 3:16, lo cual Dios nos reitera con toda paciencia en 2 Pedro 3:9.

Estimado Lector: Cristo te llama a ser salvo eternamente, si sólo le dices con toda valentía y reflexión: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SÁLVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

Dios bendiga a todas las Madres, y si Él permite continuaremos el viernes siguiente. Teléfono 44- 48-15-39-73.

Lucas 4:18: “El Espíritu del Señor está sobre mí por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres”.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 20 de mayo de 2022

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 13 de mayo de 2022

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 06 de mayo de 2022

Con Cristo

Agustín Corpus Hernández

viernes 29 de abril de 2022

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 22 de abril de 2022

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

sábado 16 de abril de 2022

¡Lo crucificamos!

Agustín Corpus Hernández

viernes 08 de abril de 2022

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 01 de abril de 2022

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 25 de marzo de 2022

¡Amigo y Salvador!

Agustín Corpus Hernández

viernes 18 de marzo de 2022

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

Cargar Más