/ viernes 5 de noviembre de 2021

¡Con Cristo!

¡Vida victoriosa!

Dios Cristo Jesús nos invita en la Carta 1 de Juan 5:4 de la Biblia, como sigue: “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”.

Dios Cristo, por lo tanto, nos llama precisamente a nacer de nuevo en lo espiritual, para estar ligados a El otra vez en su Vida Divina Victoriosa, conforme al Evangelio de Juan 3:3, con el mismo privilegio de cuando empezamos a estar en el vientre de nuestra madre, es decir, santos y perfectos en las cosas divinas, como condueños con Dios de su Reino Divino, según Marcos 10:14, porque esta Prerrogativa Divina la perdemos en nuestra juventud al pecar en forma voluntaria contra Dios según Génesis 8:21 y Jeremías 3:25,

Por ende, si así lo queremos, nada ni nadie puede impedirnos abrazarnos de nuevo a la Divina Trinidad Santa, creyendo que Dios Jesús nos restaura en sus santas cosas porque nos salva del castigo del infierno para llevarnos al gozo de su Cielo Perfecto, porque Jesús nos hace de nuevo santos y perfectos, cuando arrepentidos ante El de nuestros pecados lo aceptamos como nuestra Fe Salvadora para vencer al mundo o pecado,

Dios Cristo, en consecuencia, nos llama, aquí ahora, en el tiempo aceptable, en el día de salvación, según 2 Corintios 6:2 para hacer nuestra su Vida Victoriosa de Salvación Gozosa por siempre, con toda plenitud porque El es el Pastor Divino de nosotros, que somos sus Ovejas que podemos oír su Voz, y El nos conoce, y le seguimos, porque El nos da Vida Eterna, y nadie nos arrebatará de su Mano conforme a Juan 10:27-30, porque: “Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios”, y al ser salvos en Jesús, El nos lleva ante el Padre Eterno, para que nos haga sus hijos, según Juan 1:12.

Estimado Lector: Cristo te invita a tener contigo su Vida Victoriosa Espiritual, naciendo de nuevo en El, para vencer por medio de El al pecado, con solo decirle con valentía y reflexión: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SALVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname, y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

¡Vida victoriosa!

Dios Cristo Jesús nos invita en la Carta 1 de Juan 5:4 de la Biblia, como sigue: “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”.

Dios Cristo, por lo tanto, nos llama precisamente a nacer de nuevo en lo espiritual, para estar ligados a El otra vez en su Vida Divina Victoriosa, conforme al Evangelio de Juan 3:3, con el mismo privilegio de cuando empezamos a estar en el vientre de nuestra madre, es decir, santos y perfectos en las cosas divinas, como condueños con Dios de su Reino Divino, según Marcos 10:14, porque esta Prerrogativa Divina la perdemos en nuestra juventud al pecar en forma voluntaria contra Dios según Génesis 8:21 y Jeremías 3:25,

Por ende, si así lo queremos, nada ni nadie puede impedirnos abrazarnos de nuevo a la Divina Trinidad Santa, creyendo que Dios Jesús nos restaura en sus santas cosas porque nos salva del castigo del infierno para llevarnos al gozo de su Cielo Perfecto, porque Jesús nos hace de nuevo santos y perfectos, cuando arrepentidos ante El de nuestros pecados lo aceptamos como nuestra Fe Salvadora para vencer al mundo o pecado,

Dios Cristo, en consecuencia, nos llama, aquí ahora, en el tiempo aceptable, en el día de salvación, según 2 Corintios 6:2 para hacer nuestra su Vida Victoriosa de Salvación Gozosa por siempre, con toda plenitud porque El es el Pastor Divino de nosotros, que somos sus Ovejas que podemos oír su Voz, y El nos conoce, y le seguimos, porque El nos da Vida Eterna, y nadie nos arrebatará de su Mano conforme a Juan 10:27-30, porque: “Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios”, y al ser salvos en Jesús, El nos lleva ante el Padre Eterno, para que nos haga sus hijos, según Juan 1:12.

Estimado Lector: Cristo te invita a tener contigo su Vida Victoriosa Espiritual, naciendo de nuevo en El, para vencer por medio de El al pecado, con solo decirle con valentía y reflexión: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SALVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname, y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 14 de enero de 2022

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 07 de enero de 2022

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 31 de diciembre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 24 de diciembre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

lunes 20 de diciembre de 2021

Pachangas y más pachangas

Agustín Corpus Hernández

viernes 26 de noviembre de 2021

Cristo es la respuesta

Agustín Corpus Hernández

viernes 19 de noviembre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

sábado 13 de noviembre de 2021

¡Vida en su nombre!

Agustín Corpus Hernández

viernes 05 de noviembre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 29 de octubre de 2021

¡Pena de muerte!

Agustín Corpus Hernández

Cargar Más