/ viernes 8 de octubre de 2021

¡Con Cristo!

¡Los tesoros divinos!

DIOS CRISTO JESÚS en Mateo 6:26 de la Biblia, nos dice: “Mirad las aves del cielo, que no siembran ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre Celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Cristo predicó lo anterior en el Sermón del Monte, donde también nos recomendó: “No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber, ni por vuestro cuerpo qué habéis de vestir, porque es más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido”.

Cristo, se refirió así a lo material para aclararnos que en nosotros son más valiosos sus Tesoros o Santas Cosas Espirituales, para buscar primero “el Reino de Dios y su Justicia, para que todo lo demás nos sea añadido”.

Por lo tanto, Cristo nos invita a no afanarnos por el día de mañana material, porque éste llegará siempre con su afán variable, y por otra parte, el Reino y la Justicia de Dios, cuando somos salvos en Cristo, tienen el carácter de invariables, porque significan sus Tesoros Divinos permanentes de nuestra Gozosa Vida Eterna, según Juan 3:16.

Cristo prosigue en Mateo 16:26-28, para invitarnos a no acaparar lo material, ni a llenarnos de las riquezas del mundo, ni anhelar los grandes tesoros del planeta, porque no significan ningún medio o recompensa para salvar nuestras almas espirituales, y, agrega Jesús que a lo material, la polilla y el óxido los corrompen, y los ladrones lo minan y lo hurtan, y a los Tesoros Santos de Dios, nada ni nadie los transforma ni roba, porque Dios los protege y los hace permanecer en nuestros corazones espirituales, según Mateo 6:19-21.

Entonces, he aquí el tiempo aceptable para tener nuestro encuentro personal con Jesús, para aceptarlo como Salvador, Amo y Rey, arrepentidos ante El de nuestros pecados, para que El nos regale su Tesoro de nuestra Salvación, para cimentar y edificar en El que es la Roca Divina Eterna, según Mateo 6:24 y 7:24.

Estimado Lector: Jesús te invita a hacer tuyos sus Tesoros Divinos, con sólo decirle: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SALVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

Si Dios permite continuaremos el viernes siguiente. Mi teléfono es el 444- 815-39-73.

¡Los tesoros divinos!

DIOS CRISTO JESÚS en Mateo 6:26 de la Biblia, nos dice: “Mirad las aves del cielo, que no siembran ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre Celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Cristo predicó lo anterior en el Sermón del Monte, donde también nos recomendó: “No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber, ni por vuestro cuerpo qué habéis de vestir, porque es más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido”.

Cristo, se refirió así a lo material para aclararnos que en nosotros son más valiosos sus Tesoros o Santas Cosas Espirituales, para buscar primero “el Reino de Dios y su Justicia, para que todo lo demás nos sea añadido”.

Por lo tanto, Cristo nos invita a no afanarnos por el día de mañana material, porque éste llegará siempre con su afán variable, y por otra parte, el Reino y la Justicia de Dios, cuando somos salvos en Cristo, tienen el carácter de invariables, porque significan sus Tesoros Divinos permanentes de nuestra Gozosa Vida Eterna, según Juan 3:16.

Cristo prosigue en Mateo 16:26-28, para invitarnos a no acaparar lo material, ni a llenarnos de las riquezas del mundo, ni anhelar los grandes tesoros del planeta, porque no significan ningún medio o recompensa para salvar nuestras almas espirituales, y, agrega Jesús que a lo material, la polilla y el óxido los corrompen, y los ladrones lo minan y lo hurtan, y a los Tesoros Santos de Dios, nada ni nadie los transforma ni roba, porque Dios los protege y los hace permanecer en nuestros corazones espirituales, según Mateo 6:19-21.

Entonces, he aquí el tiempo aceptable para tener nuestro encuentro personal con Jesús, para aceptarlo como Salvador, Amo y Rey, arrepentidos ante El de nuestros pecados, para que El nos regale su Tesoro de nuestra Salvación, para cimentar y edificar en El que es la Roca Divina Eterna, según Mateo 6:24 y 7:24.

Estimado Lector: Jesús te invita a hacer tuyos sus Tesoros Divinos, con sólo decirle: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SALVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

Si Dios permite continuaremos el viernes siguiente. Mi teléfono es el 444- 815-39-73.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 26 de noviembre de 2021

Cristo es la respuesta

Agustín Corpus Hernández

viernes 19 de noviembre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

sábado 13 de noviembre de 2021

¡Vida en su nombre!

Agustín Corpus Hernández

viernes 05 de noviembre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 29 de octubre de 2021

¡Pena de muerte!

Agustín Corpus Hernández

viernes 22 de octubre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 08 de octubre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 01 de octubre de 2021

¡Señor Sálvame!

Agustín Corpus Hernández

viernes 24 de septiembre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

sábado 18 de septiembre de 2021

¡Vive mi Salvador!

Agustín Corpus Hernández

Cargar Más