/ viernes 24 de septiembre de 2021

¡Con Cristo!

¡Mis ovejas!

Dios Cristo Jesús en el Evangelio de San Juan 10:27-28 de la Biblia

Muchas gracias, que Dios los bendiga. Mi teléfono es el 444-815-39-73.

Refiere lo siguiente: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen, y yo les doy Vida Eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano”.

Cristo menciona lo anterior respecto de sus creyentes conversos y salvos en El, quienes en el momento espiritual más convincente e importante de sus vidas, cuando este Jesús llamó a las puertas de sus corazones espirituales, abrieron e invitaron a Cristo para que entrara totalmente en cada uno y les diera la vida celestial y gozosa que nunca termina, según Apocalipsis 3:20.

Porque de tal manera ama Dios a sus criaturas los seres humanos, que les regala a Cristo para que perdone sus pecados, mediante su sacrificio del Calvario, siempre y cuando, arrepentidos ante El de toda maldad, crean y acepten a este Jesús como único Salvador personal, porque con ello, Dios los libra de caer en el castigo del infierno, según Juan 3:16.

El mensaje expuesto, dado que la Palabra de Dios permanece para siempre, según 1 Pedro 1:25, está vigente aquí ahora, para toda persona que quiera también recibir la buena voluntad de Dios, haciendo suya la manifestación de Jesús, cuando llama a todas las personas, para que lo tengan como su “Buen Pastor que su vida da por sus ovejas”, conforme a Juan 10:11.

Entonces, no podemos pasar por alto que este Señor Jesús, conforme al Salmo 23, quiere constituirse en nuestro Dios y Pastor, para que nada nos falte como sus ovejas, para invitarnos a descansar en sus delicados pastos, para pastorearnos junto a aguas de reposo, confortando nuestras almas, guiándonos por sendas de justicia por amor de su Nombre.

Lector muy distinguido y apreciado: Dios Cristo te llama con todo su amor para que lo elijas como tu Pastor, siendo tú su Oveja Santa, y con ello, no caigas en la condenación del fuego eterno del infierno, sino que arrebates con toda valentía su Redil Gozoso y Feliz del Cielo por siempre, con sólo decirle: “Mi Señor Dios Cristo, SALVAME, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname, y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

¡Mis ovejas!

Dios Cristo Jesús en el Evangelio de San Juan 10:27-28 de la Biblia

Muchas gracias, que Dios los bendiga. Mi teléfono es el 444-815-39-73.

Refiere lo siguiente: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen, y yo les doy Vida Eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano”.

Cristo menciona lo anterior respecto de sus creyentes conversos y salvos en El, quienes en el momento espiritual más convincente e importante de sus vidas, cuando este Jesús llamó a las puertas de sus corazones espirituales, abrieron e invitaron a Cristo para que entrara totalmente en cada uno y les diera la vida celestial y gozosa que nunca termina, según Apocalipsis 3:20.

Porque de tal manera ama Dios a sus criaturas los seres humanos, que les regala a Cristo para que perdone sus pecados, mediante su sacrificio del Calvario, siempre y cuando, arrepentidos ante El de toda maldad, crean y acepten a este Jesús como único Salvador personal, porque con ello, Dios los libra de caer en el castigo del infierno, según Juan 3:16.

El mensaje expuesto, dado que la Palabra de Dios permanece para siempre, según 1 Pedro 1:25, está vigente aquí ahora, para toda persona que quiera también recibir la buena voluntad de Dios, haciendo suya la manifestación de Jesús, cuando llama a todas las personas, para que lo tengan como su “Buen Pastor que su vida da por sus ovejas”, conforme a Juan 10:11.

Entonces, no podemos pasar por alto que este Señor Jesús, conforme al Salmo 23, quiere constituirse en nuestro Dios y Pastor, para que nada nos falte como sus ovejas, para invitarnos a descansar en sus delicados pastos, para pastorearnos junto a aguas de reposo, confortando nuestras almas, guiándonos por sendas de justicia por amor de su Nombre.

Lector muy distinguido y apreciado: Dios Cristo te llama con todo su amor para que lo elijas como tu Pastor, siendo tú su Oveja Santa, y con ello, no caigas en la condenación del fuego eterno del infierno, sino que arrebates con toda valentía su Redil Gozoso y Feliz del Cielo por siempre, con sólo decirle: “Mi Señor Dios Cristo, SALVAME, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname, y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 26 de noviembre de 2021

Cristo es la respuesta

Agustín Corpus Hernández

viernes 19 de noviembre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

sábado 13 de noviembre de 2021

¡Vida en su nombre!

Agustín Corpus Hernández

viernes 05 de noviembre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 29 de octubre de 2021

¡Pena de muerte!

Agustín Corpus Hernández

viernes 22 de octubre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 08 de octubre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 01 de octubre de 2021

¡Señor Sálvame!

Agustín Corpus Hernández

viernes 24 de septiembre de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

sábado 18 de septiembre de 2021

¡Vive mi Salvador!

Agustín Corpus Hernández

Cargar Más