/ viernes 26 de febrero de 2021

¡Con Cristo!

¡Camino al Calvario!

DIOS CRISTO JESÚS, en el evangelio de San Lucas 4:1-22 de la Biblia, en su Camino hacia el Calvario, luego de estar sin comer cuarenta días en el desierto, se fue triunfante a Galilea, difundiéndose su fama por todos los alrededores.

Cristo avanzó así, en su ruta al Sacrificio en la cruz, luego de haber vencido a Satanás quien trató de tentarlo en tres ocasiones, sin lograrlo.

Cristo Jesús prosiguió en su itinerario trazado, predicando su mensaje de Salvación y Vida Eterna en las sinagogas y era glorificado por todos, y llegando a Nazaret entró al templo judío, levantándose a leer en el libro del profeta Isaías lo siguiente: “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor", según Lucas 4:14-19.

Cristo, asimismo, aquí ahora, nos predica, llamándonos a ser salvos en El, para entrar a su Cielo Divino, porque su palabra divina permanece para siempre, según 1 Pedro 1:25, porque a causa de nuestros pecados somos: “pobres, quebrantados, cautivos, ciegos, y oprimidos”, por cuanto todos hemos pecado, según Romanos 3:10 y 23, y nos invita Jesús, para abandonar toda maldad, y tener sus buenas nuevas, su salud, su libertad, y su vista, en sus santas cosas divinas espirituales que significan Salvación y Vida Eterna, según Juan 3:16.

Porque de tal manera, nos ama Dios como sus criaturas humanas, por sobre todo lo creado, que nos da a Cristo Crucificado, para que todo aquel que en El cree, no se pierda en el infierno, mas tenga vida eterna feliz y gozosa con Jesús, quien a cada uno de sus creyentes que lo recibe arrepentido de sus pecados, les perdona toda maldad para entrar al Cielo de Dios.

Estimado Lector: Cristo te invita en este tiempo de preparación para conmemorar su Sacrificio, a recibirlo como tu Salvador, con sólo decirle: “Jesús, Señor mío y Dios mío, ¡SALVAME! me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname, y límpiame con tu Sangre Divina derramada en el Calvario, creo en Ti y te recibo como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

¡Camino al Calvario!

DIOS CRISTO JESÚS, en el evangelio de San Lucas 4:1-22 de la Biblia, en su Camino hacia el Calvario, luego de estar sin comer cuarenta días en el desierto, se fue triunfante a Galilea, difundiéndose su fama por todos los alrededores.

Cristo avanzó así, en su ruta al Sacrificio en la cruz, luego de haber vencido a Satanás quien trató de tentarlo en tres ocasiones, sin lograrlo.

Cristo Jesús prosiguió en su itinerario trazado, predicando su mensaje de Salvación y Vida Eterna en las sinagogas y era glorificado por todos, y llegando a Nazaret entró al templo judío, levantándose a leer en el libro del profeta Isaías lo siguiente: “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor", según Lucas 4:14-19.

Cristo, asimismo, aquí ahora, nos predica, llamándonos a ser salvos en El, para entrar a su Cielo Divino, porque su palabra divina permanece para siempre, según 1 Pedro 1:25, porque a causa de nuestros pecados somos: “pobres, quebrantados, cautivos, ciegos, y oprimidos”, por cuanto todos hemos pecado, según Romanos 3:10 y 23, y nos invita Jesús, para abandonar toda maldad, y tener sus buenas nuevas, su salud, su libertad, y su vista, en sus santas cosas divinas espirituales que significan Salvación y Vida Eterna, según Juan 3:16.

Porque de tal manera, nos ama Dios como sus criaturas humanas, por sobre todo lo creado, que nos da a Cristo Crucificado, para que todo aquel que en El cree, no se pierda en el infierno, mas tenga vida eterna feliz y gozosa con Jesús, quien a cada uno de sus creyentes que lo recibe arrepentido de sus pecados, les perdona toda maldad para entrar al Cielo de Dios.

Estimado Lector: Cristo te invita en este tiempo de preparación para conmemorar su Sacrificio, a recibirlo como tu Salvador, con sólo decirle: “Jesús, Señor mío y Dios mío, ¡SALVAME! me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname, y límpiame con tu Sangre Divina derramada en el Calvario, creo en Ti y te recibo como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 09 de abril de 2021

¡Muerte y resurrección!

Agustín Corpus Hernández

sábado 03 de abril de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 26 de marzo de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 19 de marzo de 2021

Con Cristo

Agustín Corpus Hernández

viernes 12 de marzo de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 05 de marzo de 2021

¡El trayecto del Calvario!

Agustín Corpus Hernández

viernes 26 de febrero de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 19 de febrero de 2021

¡Rumbo al calvario!

Agustín Corpus Hernández

viernes 12 de febrero de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 05 de febrero de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

Cargar Más