/ viernes 22 de enero de 2021

Con Cristo

¡Los Edificios de Dios!

DIOS EL PADRE CELESTIAL nos llama en 1 Corintios 3:9 de la Biblia para que aceptemos ser construidos por El, “para ser edificios de Dios”.

En efecto, Dios quiere que seamos sus colaboradores y labranza contando con su Gracia, que es Amor Perfecto, para ser constituidos también por El peritos arquitectos para poner el fundamento que es Cristo como Salvador nuestro; porque solamente este Señor Jesús, cuando lo recibimos como Salvador, arrepentidos de nuestros pecados, es quien nos edifica en santidad y entrega a El para que sobreedifiquemos en El nuestra nueva vida espiritual; porque sólo Jesús es nuestro fundamento de Salvación y Vida Eterna, y nadie puede poner otro cimiento para ello, según 1 Corintios 3:9-11.

Por lo tanto, ¿estamos listos para iniciar nuestra construcción en Dios Cristo? Entonces, nada ni nadie puede impedirnos aceptarlo como Salvador nuestro, para poseer la divina edificación máxima que significará poseer la Salvación que como recompensa sólo Jesús puede concedernos con su Poder Omnipotente, porque al ser salvos en El, estamos en El y con El por siempre, en nuestro Camino del Cielo, que El mismo nos constituye, según 1 Corintios 3:12.

Además, también Dios Cristo construye en cada seguidor salvo suyo: “Un Templo de Dios”, y asimismo a cada creyente suyo le da al Espíritu Santo para que more en ese Templo; llamándonos Jesús a no ser “sabios” en el mundo del pecado, porque tal “sabiduría” es insensatez y vanidad para Dios, y nos invita a no vanagloriarnos en la maldad, debiendo en consecuencia apartarnos de todo pecado para proclamar que: “Somos de Cristo, porque Cristo es de Dios”. según 1 Corintios 3:18-23.

Por ende, cuando Cristo nos cimenta en sus santas cosas, El también nos proporciona el crecimiento que corresponde, para darnos la Vida Eterna oportunamente en sus mansiones celestiales, según 1 Corintios 3:6.

Estimado lector: Cristo te invita para que aceptes la construcción de tu edificio espiritual que El quiere cimentar en ti para obtener la Vida Eterna, y solo necesita decirle con valentía y reflexión: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SALVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname, y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti, y te recibo como Unico, Suficiente y Perfecto Salvador Personal.

Dios los bendiga, y si El permite continuaremos el viernes siguiente. Mi teléfono es el 444-815-39-73.

¡Los Edificios de Dios!

DIOS EL PADRE CELESTIAL nos llama en 1 Corintios 3:9 de la Biblia para que aceptemos ser construidos por El, “para ser edificios de Dios”.

En efecto, Dios quiere que seamos sus colaboradores y labranza contando con su Gracia, que es Amor Perfecto, para ser constituidos también por El peritos arquitectos para poner el fundamento que es Cristo como Salvador nuestro; porque solamente este Señor Jesús, cuando lo recibimos como Salvador, arrepentidos de nuestros pecados, es quien nos edifica en santidad y entrega a El para que sobreedifiquemos en El nuestra nueva vida espiritual; porque sólo Jesús es nuestro fundamento de Salvación y Vida Eterna, y nadie puede poner otro cimiento para ello, según 1 Corintios 3:9-11.

Por lo tanto, ¿estamos listos para iniciar nuestra construcción en Dios Cristo? Entonces, nada ni nadie puede impedirnos aceptarlo como Salvador nuestro, para poseer la divina edificación máxima que significará poseer la Salvación que como recompensa sólo Jesús puede concedernos con su Poder Omnipotente, porque al ser salvos en El, estamos en El y con El por siempre, en nuestro Camino del Cielo, que El mismo nos constituye, según 1 Corintios 3:12.

Además, también Dios Cristo construye en cada seguidor salvo suyo: “Un Templo de Dios”, y asimismo a cada creyente suyo le da al Espíritu Santo para que more en ese Templo; llamándonos Jesús a no ser “sabios” en el mundo del pecado, porque tal “sabiduría” es insensatez y vanidad para Dios, y nos invita a no vanagloriarnos en la maldad, debiendo en consecuencia apartarnos de todo pecado para proclamar que: “Somos de Cristo, porque Cristo es de Dios”. según 1 Corintios 3:18-23.

Por ende, cuando Cristo nos cimenta en sus santas cosas, El también nos proporciona el crecimiento que corresponde, para darnos la Vida Eterna oportunamente en sus mansiones celestiales, según 1 Corintios 3:6.

Estimado lector: Cristo te invita para que aceptes la construcción de tu edificio espiritual que El quiere cimentar en ti para obtener la Vida Eterna, y solo necesita decirle con valentía y reflexión: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SALVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname, y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti, y te recibo como Unico, Suficiente y Perfecto Salvador Personal.

Dios los bendiga, y si El permite continuaremos el viernes siguiente. Mi teléfono es el 444-815-39-73.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 05 de marzo de 2021

¡El trayecto del Calvario!

Agustín Corpus Hernández

viernes 26 de febrero de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 19 de febrero de 2021

¡Rumbo al calvario!

Agustín Corpus Hernández

viernes 12 de febrero de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 05 de febrero de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 29 de enero de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 22 de enero de 2021

Con Cristo

Agustín Corpus Hernández

viernes 15 de enero de 2021

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 08 de enero de 2021

Con Cristo

Agustín Corpus Hernández

sábado 02 de enero de 2021

¡El Regalo Divino!

Agustín Corpus Hernández

Cargar Más