/ domingo 3 de mayo de 2020

Cómo se pierde la vida

Pregunta que en este momento debemos plantearnos a partir de esta pandemia, cada uno desde su trinchera y con el miedo permanente de como amanecí, o más bien decir ¡Cómo¡ amanecí y puedo respirar normal, estamos perdiendo la vida día con día al aceptar basura que sale de boca de comunicadores bien o mal enterados, de videos de you tuve de personas ignorantes o resentidas vertiendo su opinión personal.

¿Que cómo perdemos la vida? al vivir la de otros que ni nos van ni nos vienen, al juzgar a amigos y gobernantes sin actuar, juzgando a hijos y exparejas buscando errores y restregándolos en nosotros, porque ellos, ni enterados, perdemos la vida al criticar sin buscar mejorar, con cada queja y lamento atraemos negatividad en nuestro diario acontecer, faltamos al respeto y principios de amor y lealtad a México al ver tanta incapacidad y caprichos en el primer nivel de mando con un gabinete que no se atreve a ser leal al país actuando por omisión al evitar opinar o aplicar remedios, la vida se nos va y el año y la pandemia no ignoran que un buen político debe poder ver lo que es viable lograr y darse cuenta de lo que no se puede, por eso es curioso ver como nuestro gobernante se aferra al petróleo y a la crisis económica haciendo más de lo mismo que no da resultado con un equipo obscuro y temeroso para enfrentar los hechos como acto de patriotismo.

Me pregunto qué pensarán aquellos a quienes beneficiará el dinero que el Banco Interamericano de Desarrollo autorizó para apoyar a las PYMES siendo gestores los empresarios avalados por la Secretaria de Hacienda y en un momento de molestia el mandatario rechazó porque ¨no me gustó el modito¨ en que se le dijo, y de nuevo disminuyó las decisiones de sus colaboradores, asi que no solo perdemos la vida, perdemos la dignidad y el derecho de ser y decidir y los mexicanos perdemos oportunidades de vivir bien o al menos sobrevivir en tiempos de pandemia, nos movemos de un mundo de libertades construido con esfuerzo de todos durante años a un mundo de seguridad, algunos pensamos que la libertad y la democracia eran los grandes ganadores del final del Siglo XX y ahora vivimos en democracias muy vapuleadas donde los ciudadanos solo buscan paz y libertad, mundo que no nos mueve al pasado pero cambió el futuro democrático de los países.

Preguntémonos si este coronavirus y su cuarentena llegaron para que evolucionemos quitando todo aquello que no sea fértil, situaciones y cosas inútiles, eliminando lo que no volveremos a usar, valorando lo que este encierro nos ha enseñado para abrir las ventanas de nuestras casas y país recibiendo lo mejor, creando un mundo mejor al no solo hablar participando y actuando para dejar salir lo viciado y cultivar nuevos pensamientos y ejemplos a pesar de que quienes nos gobiernan creen división y temor, comprometiéndonos cada uno desde su propio altar sin esperar que los demás cambien o la autoridad modifique su actuación ya que no hay más ciego que el que solo ve su realidad, si cada uno se compromete a cambiar y no lo olvida, reconocerá que en este país la tormenta es doble, decisiones fallidas y el virus crearon una sacudida tan fuerte en nuestra vida que obliga a dejar el temor de que pasada la tormenta nada cambiara pues el mexicano olvida pronto y aprende lento, mientras usted y yo aprendemos, espero sus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias

Pregunta que en este momento debemos plantearnos a partir de esta pandemia, cada uno desde su trinchera y con el miedo permanente de como amanecí, o más bien decir ¡Cómo¡ amanecí y puedo respirar normal, estamos perdiendo la vida día con día al aceptar basura que sale de boca de comunicadores bien o mal enterados, de videos de you tuve de personas ignorantes o resentidas vertiendo su opinión personal.

¿Que cómo perdemos la vida? al vivir la de otros que ni nos van ni nos vienen, al juzgar a amigos y gobernantes sin actuar, juzgando a hijos y exparejas buscando errores y restregándolos en nosotros, porque ellos, ni enterados, perdemos la vida al criticar sin buscar mejorar, con cada queja y lamento atraemos negatividad en nuestro diario acontecer, faltamos al respeto y principios de amor y lealtad a México al ver tanta incapacidad y caprichos en el primer nivel de mando con un gabinete que no se atreve a ser leal al país actuando por omisión al evitar opinar o aplicar remedios, la vida se nos va y el año y la pandemia no ignoran que un buen político debe poder ver lo que es viable lograr y darse cuenta de lo que no se puede, por eso es curioso ver como nuestro gobernante se aferra al petróleo y a la crisis económica haciendo más de lo mismo que no da resultado con un equipo obscuro y temeroso para enfrentar los hechos como acto de patriotismo.

Me pregunto qué pensarán aquellos a quienes beneficiará el dinero que el Banco Interamericano de Desarrollo autorizó para apoyar a las PYMES siendo gestores los empresarios avalados por la Secretaria de Hacienda y en un momento de molestia el mandatario rechazó porque ¨no me gustó el modito¨ en que se le dijo, y de nuevo disminuyó las decisiones de sus colaboradores, asi que no solo perdemos la vida, perdemos la dignidad y el derecho de ser y decidir y los mexicanos perdemos oportunidades de vivir bien o al menos sobrevivir en tiempos de pandemia, nos movemos de un mundo de libertades construido con esfuerzo de todos durante años a un mundo de seguridad, algunos pensamos que la libertad y la democracia eran los grandes ganadores del final del Siglo XX y ahora vivimos en democracias muy vapuleadas donde los ciudadanos solo buscan paz y libertad, mundo que no nos mueve al pasado pero cambió el futuro democrático de los países.

Preguntémonos si este coronavirus y su cuarentena llegaron para que evolucionemos quitando todo aquello que no sea fértil, situaciones y cosas inútiles, eliminando lo que no volveremos a usar, valorando lo que este encierro nos ha enseñado para abrir las ventanas de nuestras casas y país recibiendo lo mejor, creando un mundo mejor al no solo hablar participando y actuando para dejar salir lo viciado y cultivar nuevos pensamientos y ejemplos a pesar de que quienes nos gobiernan creen división y temor, comprometiéndonos cada uno desde su propio altar sin esperar que los demás cambien o la autoridad modifique su actuación ya que no hay más ciego que el que solo ve su realidad, si cada uno se compromete a cambiar y no lo olvida, reconocerá que en este país la tormenta es doble, decisiones fallidas y el virus crearon una sacudida tan fuerte en nuestra vida que obliga a dejar el temor de que pasada la tormenta nada cambiara pues el mexicano olvida pronto y aprende lento, mientras usted y yo aprendemos, espero sus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias

domingo 05 de julio de 2020

Paren el mundo, me quiero bajar

domingo 28 de junio de 2020

Volverán las eternas golondrinas

domingo 21 de junio de 2020

Qué nos pasa, sigue y seguirá pasando

domingo 14 de junio de 2020

¿Qué sigue?

domingo 07 de junio de 2020

De lengua y violencia

domingo 31 de mayo de 2020

Sigue la yunta dando y dando

domingo 24 de mayo de 2020

Aprovechemos lo bueno

domingo 17 de mayo de 2020

La nueva normalidad

domingo 10 de mayo de 2020

Querer a México

domingo 03 de mayo de 2020

Cómo se pierde la vida

Cargar Más