/ lunes 14 de septiembre de 2020

A Fuego Cruzado

VAN 13 AÑOS.- Este domingo se cumplió un año más de la gesta heroica de los Niños Héroes y también del cobarde asesinato de Jaime Gerardo Flores Escamilla, quien fuera titular de la Dirección General de Seguridad Pública del Estado (DGSPE). Algunos ya no recuerdan la fecha, en especial las autoridades estatales que seguramente, como siempre los han hecho, alegarán que no sucedió en la actual administración sino ya hace años, pero el crimen no ha sido resuelto. Ni el de él ni el de Rual Santa María, funcionario de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, también ejecutado por esas fechas.

ECHÁNDOSE LA BOLITA.- Fue el 13 de septiembre de 2007 cuando Flores Escamilla fue acribillado por un comando armado, cuando acudía en su camioneta a un puesto de mariscos del fraccionamiento Valle Dorado. El caso fue tomado por la entonces Procuraduría General de la República ignorándose los avances de las investigaciones; de hecho se sabe que el expediente fue atraído por la ya desaparecida SIEDO, y luego devuelto a la hoy Fiscalía General el Estado, la famosa FIGE.

TAMPOCO AMADO CAMARENA.- Hay que recordar que un mes antes, el 13 de agosto de ese mismo año, luego de protagonizar una persecución en la colonia Dalias ejecutaron al coordinador de la entonces llamada Unidad Mixta de Atención al Narcomenudeo (UMAN) en el Estado, Guillermo Amado Camarena, de 17 tiros de un arma R-15. El funcionario federal murió cuando trataba de huir de sus ejecutores y quedó a las puertas de la Privada de Dalias. Estos casos que no se veían en territorio potosino, continuaron el 13 de septiembre con el crimen del comandante Flores Escamilla.

EN EL RECUERDO. - En años pasados, se solía recordar a Flores Escamilla en una ceremonia en el edificio de Seguridad Pública, a la que asistían amigos y familiares. Flores Escamilla fue, sin duda, el mejor jefe que ha tenido la Policía Estatal, pues no fue de los directores arribistas, sino que él comenzó en la corporación desde agente “C” y de ahí fue superándose en cada uno de los grados y subdirecciones hasta llegar a la dirección general.

VERGÜENZA.- Qué vergonzoso que la Policía de Investigación de la famosa FIGE, siga teniendo en sus filas a malos elementos, como los dos que con su banda de ladrones se involucraron en el robo de un cajero automático en el municipio de Tamasopo. Y para nada sirve de consuelo el que uno de ellos, Edwin “N.”, estuviera incapacitado desde el año pasado, es decir, que no estuviera en funciones; el otro, Ismael “N.”, aún seguía activo. Si realmente se investiga el caso, va a dar para más.

VAN 13 AÑOS.- Este domingo se cumplió un año más de la gesta heroica de los Niños Héroes y también del cobarde asesinato de Jaime Gerardo Flores Escamilla, quien fuera titular de la Dirección General de Seguridad Pública del Estado (DGSPE). Algunos ya no recuerdan la fecha, en especial las autoridades estatales que seguramente, como siempre los han hecho, alegarán que no sucedió en la actual administración sino ya hace años, pero el crimen no ha sido resuelto. Ni el de él ni el de Rual Santa María, funcionario de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, también ejecutado por esas fechas.

ECHÁNDOSE LA BOLITA.- Fue el 13 de septiembre de 2007 cuando Flores Escamilla fue acribillado por un comando armado, cuando acudía en su camioneta a un puesto de mariscos del fraccionamiento Valle Dorado. El caso fue tomado por la entonces Procuraduría General de la República ignorándose los avances de las investigaciones; de hecho se sabe que el expediente fue atraído por la ya desaparecida SIEDO, y luego devuelto a la hoy Fiscalía General el Estado, la famosa FIGE.

TAMPOCO AMADO CAMARENA.- Hay que recordar que un mes antes, el 13 de agosto de ese mismo año, luego de protagonizar una persecución en la colonia Dalias ejecutaron al coordinador de la entonces llamada Unidad Mixta de Atención al Narcomenudeo (UMAN) en el Estado, Guillermo Amado Camarena, de 17 tiros de un arma R-15. El funcionario federal murió cuando trataba de huir de sus ejecutores y quedó a las puertas de la Privada de Dalias. Estos casos que no se veían en territorio potosino, continuaron el 13 de septiembre con el crimen del comandante Flores Escamilla.

EN EL RECUERDO. - En años pasados, se solía recordar a Flores Escamilla en una ceremonia en el edificio de Seguridad Pública, a la que asistían amigos y familiares. Flores Escamilla fue, sin duda, el mejor jefe que ha tenido la Policía Estatal, pues no fue de los directores arribistas, sino que él comenzó en la corporación desde agente “C” y de ahí fue superándose en cada uno de los grados y subdirecciones hasta llegar a la dirección general.

VERGÜENZA.- Qué vergonzoso que la Policía de Investigación de la famosa FIGE, siga teniendo en sus filas a malos elementos, como los dos que con su banda de ladrones se involucraron en el robo de un cajero automático en el municipio de Tamasopo. Y para nada sirve de consuelo el que uno de ellos, Edwin “N.”, estuviera incapacitado desde el año pasado, es decir, que no estuviera en funciones; el otro, Ismael “N.”, aún seguía activo. Si realmente se investiga el caso, va a dar para más.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 18 de septiembre de 2020

A fuego cruzado

Recluta 2

lunes 14 de septiembre de 2020

A Fuego Cruzado

Recluta 2

viernes 04 de septiembre de 2020

A fuego cruzado

Recluta 2

lunes 31 de agosto de 2020

A Fuego Cruzado

Recluta 2

viernes 14 de agosto de 2020

A Fuego Cruzado

Recluta 2

viernes 07 de agosto de 2020

A fuego cruzado

Recluta 2

lunes 03 de agosto de 2020

A Fuego Cruzado

Recluta 2

viernes 26 de junio de 2020

A fuego cruzado

Recluta 2

viernes 12 de junio de 2020

A fuego cruzado

Recluta 2

lunes 08 de junio de 2020

A Fuego Cruzado

Recluta 2

Cargar Más