/ martes 18 de diciembre de 2018

A Diestra y Siniestra

El aumento a los salarios mínimos y sus inconvenientes políticos

PARA CERRAR EL AÑO, el PRI ya instaló formalmente su Consejo Político Estatal, aunque dicen que en este estado, y en todos, ningún político oye consejos, de todos modos ya cuentan con uno, el que sus estatutos les exigen, ahora falta ver si le hacen caso. Bueno, los priistas, están obligados a poner todo su esfuerzo, porque la tarea que les espera ya fue definida. Jorge Márquez Montes, secretario de Operación Política del CEN del PRI, señaló que el priismo potosino es una fuerza esencial para la transformación que necesita ese partido. El gobernador del estado, Juan Manuel Carreras López, hizo un llamado para que el PRI sea una oposición firme y los invitó a mirar hacia adelante, a sembrar para poder cosechar en el 2021. Debe darse, aseguró, una autentica renovación para dar la batalla electoral y conservar la gubernatura, los ayuntamientos y las diputaciones que se tienen, buscando también recuperar las posiciones perdidas. Suena como a misión imposible pero si se aplican y le echan ganas algo pueden conseguir porque en política dicen que nada está escrito y más que ser una ciencia exacta, la política, viene a ser el arte de lo imposible.

EL QUE VINO a tratar de mover las aguas tricolores es Ulises Ruiz. El ex gobernador de Oaxaca quiere ser dirigente nacional, asegurando que hay que rescatar al PRI del secuestro en que lo tiene Enrique Peña Nieto y su grupo. Considera que ellos llevaron al PRI a la derrota y dejaron al país a merced de la nefasta llamada 4a Transformación. Ulises Ruiz se reunió con militantes potosinos dispuestos a seguir su proyecto, aunque algunos dicen que fue puro rescoldo de otros tiempos. Priistas que tuvieron mucha participación pero que al perder posiciones o no obtener el juego que querían no tan sólo se enfriaron sino que algunos hasta se sumaron a otras opciones. Nada extraordinario, nos aclararon, así sucede en todos los partidos pero a ver si algunos que quieren su propia resurrección logran revivir o reavivar al partido que les puede dar nuevas posibilidades.

ASÍ COMO Ulises Ruiz, hay otros priistas dispuestos a entrarle a la transformación partidista y tras de ellos hay grupos y corrientes con cierto peso. Uno de ellos es el que encabeza José Ramón Martel, priista de toda la vida, con oficio político indiscutible y conocedor de los entretelones de la estructura partidista como pocos. Militante desde sus años juveniles ha ocupado posiciones de dirigencia, puestos administrativos y cargos de elección popular. José Ramón asegura que es tiempo de definiciones con los compañeros de verdadero compromiso con los ideales del tricolor, buscando consensos y alianzas internas que lleven a la unidad. No se trata de impulsar proyectos personales o de facción, se trata de un movimiento que sea verdaderamente partidista. Se están poniendo las pilas los tricolores y algo pueden avanzar.

YA SE ARREGLARON, se dijo en un corrillo placeril, cuando se comentó que Jorge Lozano Soto anunció que no impugnaría el proceso en el que resultó electo, bajo sospecha dijeron, Juan Francisco Aguilar, como presidente estatal del panismo. Todos los que se mostraron enojados por lo que consideraron una elección amañada y dominada por el grupo de Xavier Azuara, aseguraron, platicaron con el nuevo dirigente y ante eso a Lozano Soto no le quedó más que hacer lo mismo. Algo debieron haber acordado porque ya se calmó todo. Jorge Lozano dijo que seguiría en el PAN y sigue manteniendo su postura de que el proceso fue irregular, pero que no impugnará, prefiere llevar su lucha a lo interno y mantener ahí una actitud crítica y de exigencia al cumplimiento de los reglamentos y los objetivos comunes del partido.

AUNQUE EL SALARIO MÍNIMO ya se definió y quedó por arriba de los 100 pesos, 102.68, para ser exactos, el caso se quedó, más o menos, en lo que la COPARMEX había propuesto. Extrañamente el sindicato patronal, que aquí dirige Jaime Chalita Zarur, hace tiempo sostiene que el incremento a los salarios mínimos es necesario para que la planta productiva sea atractiva para los que tienen necesidad de vender su fuerza de trabajo. Decimos extrañamente porque en ese renglón los sindicatos de trabajadores y demás organizaciones gremiales como que no decían gran cosa ni empujaban para que el aumento fuera sustancial. Luego los políticos salieron con que propondrían que se duplicara, triplicara y hasta cuadriplicara el mini salario, pero todo lo dejaron en la mera declaración mediática. Ante la política de bajar sustancialmente los salarios altos de los funcionarios, algunos pensaron que era igual o más redituable populistamente hablando subir sustancialmente los de los que menos ganan. A final de cuentas los que ganan mucho terminan siendo pocos ante la inmensa mayoría que gana lo elemental, pero eso como que no les convino mucho. En fin, cosas de la cuarta transformación y ganas de que se persiga la igualdad pero dejando a unos más iguales que otros. Si se fijara un salario mínimo similar al que pagan nuestros socios comerciales internacionales, Estados Unidos y Canadá, por ejemplo, estaríamos a punto de alcanzar niveles de desarrollo más sustanciales, de los llamados de primer mundo, pero a lo mejor eso no es muy conveniente políticamente hablando. NOSOTROS DECIMOS:

Un buen salario en los sobres

En política no compensa,

Pues así no votarán los pobres

¡A cambio de una despensa!

adiestraysiniestra_3@hotmail.com

adiestraysiniestra@yahoo.com.mx

El aumento a los salarios mínimos y sus inconvenientes políticos

PARA CERRAR EL AÑO, el PRI ya instaló formalmente su Consejo Político Estatal, aunque dicen que en este estado, y en todos, ningún político oye consejos, de todos modos ya cuentan con uno, el que sus estatutos les exigen, ahora falta ver si le hacen caso. Bueno, los priistas, están obligados a poner todo su esfuerzo, porque la tarea que les espera ya fue definida. Jorge Márquez Montes, secretario de Operación Política del CEN del PRI, señaló que el priismo potosino es una fuerza esencial para la transformación que necesita ese partido. El gobernador del estado, Juan Manuel Carreras López, hizo un llamado para que el PRI sea una oposición firme y los invitó a mirar hacia adelante, a sembrar para poder cosechar en el 2021. Debe darse, aseguró, una autentica renovación para dar la batalla electoral y conservar la gubernatura, los ayuntamientos y las diputaciones que se tienen, buscando también recuperar las posiciones perdidas. Suena como a misión imposible pero si se aplican y le echan ganas algo pueden conseguir porque en política dicen que nada está escrito y más que ser una ciencia exacta, la política, viene a ser el arte de lo imposible.

EL QUE VINO a tratar de mover las aguas tricolores es Ulises Ruiz. El ex gobernador de Oaxaca quiere ser dirigente nacional, asegurando que hay que rescatar al PRI del secuestro en que lo tiene Enrique Peña Nieto y su grupo. Considera que ellos llevaron al PRI a la derrota y dejaron al país a merced de la nefasta llamada 4a Transformación. Ulises Ruiz se reunió con militantes potosinos dispuestos a seguir su proyecto, aunque algunos dicen que fue puro rescoldo de otros tiempos. Priistas que tuvieron mucha participación pero que al perder posiciones o no obtener el juego que querían no tan sólo se enfriaron sino que algunos hasta se sumaron a otras opciones. Nada extraordinario, nos aclararon, así sucede en todos los partidos pero a ver si algunos que quieren su propia resurrección logran revivir o reavivar al partido que les puede dar nuevas posibilidades.

ASÍ COMO Ulises Ruiz, hay otros priistas dispuestos a entrarle a la transformación partidista y tras de ellos hay grupos y corrientes con cierto peso. Uno de ellos es el que encabeza José Ramón Martel, priista de toda la vida, con oficio político indiscutible y conocedor de los entretelones de la estructura partidista como pocos. Militante desde sus años juveniles ha ocupado posiciones de dirigencia, puestos administrativos y cargos de elección popular. José Ramón asegura que es tiempo de definiciones con los compañeros de verdadero compromiso con los ideales del tricolor, buscando consensos y alianzas internas que lleven a la unidad. No se trata de impulsar proyectos personales o de facción, se trata de un movimiento que sea verdaderamente partidista. Se están poniendo las pilas los tricolores y algo pueden avanzar.

YA SE ARREGLARON, se dijo en un corrillo placeril, cuando se comentó que Jorge Lozano Soto anunció que no impugnaría el proceso en el que resultó electo, bajo sospecha dijeron, Juan Francisco Aguilar, como presidente estatal del panismo. Todos los que se mostraron enojados por lo que consideraron una elección amañada y dominada por el grupo de Xavier Azuara, aseguraron, platicaron con el nuevo dirigente y ante eso a Lozano Soto no le quedó más que hacer lo mismo. Algo debieron haber acordado porque ya se calmó todo. Jorge Lozano dijo que seguiría en el PAN y sigue manteniendo su postura de que el proceso fue irregular, pero que no impugnará, prefiere llevar su lucha a lo interno y mantener ahí una actitud crítica y de exigencia al cumplimiento de los reglamentos y los objetivos comunes del partido.

AUNQUE EL SALARIO MÍNIMO ya se definió y quedó por arriba de los 100 pesos, 102.68, para ser exactos, el caso se quedó, más o menos, en lo que la COPARMEX había propuesto. Extrañamente el sindicato patronal, que aquí dirige Jaime Chalita Zarur, hace tiempo sostiene que el incremento a los salarios mínimos es necesario para que la planta productiva sea atractiva para los que tienen necesidad de vender su fuerza de trabajo. Decimos extrañamente porque en ese renglón los sindicatos de trabajadores y demás organizaciones gremiales como que no decían gran cosa ni empujaban para que el aumento fuera sustancial. Luego los políticos salieron con que propondrían que se duplicara, triplicara y hasta cuadriplicara el mini salario, pero todo lo dejaron en la mera declaración mediática. Ante la política de bajar sustancialmente los salarios altos de los funcionarios, algunos pensaron que era igual o más redituable populistamente hablando subir sustancialmente los de los que menos ganan. A final de cuentas los que ganan mucho terminan siendo pocos ante la inmensa mayoría que gana lo elemental, pero eso como que no les convino mucho. En fin, cosas de la cuarta transformación y ganas de que se persiga la igualdad pero dejando a unos más iguales que otros. Si se fijara un salario mínimo similar al que pagan nuestros socios comerciales internacionales, Estados Unidos y Canadá, por ejemplo, estaríamos a punto de alcanzar niveles de desarrollo más sustanciales, de los llamados de primer mundo, pero a lo mejor eso no es muy conveniente políticamente hablando. NOSOTROS DECIMOS:

Un buen salario en los sobres

En política no compensa,

Pues así no votarán los pobres

¡A cambio de una despensa!

adiestraysiniestra_3@hotmail.com

adiestraysiniestra@yahoo.com.mx

viernes 18 de enero de 2019

A Diestra y Siniestra

martes 15 de enero de 2019

A Diestra y Siniestra

viernes 11 de enero de 2019

A Diestra y Siniestra

martes 08 de enero de 2019

A Diestra y Siniestra

viernes 04 de enero de 2019

A Diestra y Siniestra

viernes 21 de diciembre de 2018

A Diestra y Siniestra

martes 18 de diciembre de 2018

A Diestra y Siniestra

viernes 14 de diciembre de 2018

A Diestra y Siniestra

martes 11 de diciembre de 2018

A Diestra y Siniestra

viernes 07 de diciembre de 2018

A Diestra y Siniestra

Cargar Más